resumen noticias

Envían a más policías al exterior

Dos comisionados han sido nombrados como agregados policiales en embajadas salvadoreñas en Guatemala y Colombia

David Marroquín sucesos@eldiariodehoy.com Martes, 26 de Marzo de 2013

La Policía ha vuelto a retomar la figura del agregado policial en el servicio exterior para enviar a los jefes policiales que han cumplido la mayoría de su tiempo de servicio. El primer oficial de la Policía que asumió un cargo diplomático fue el exdirector de la corporación policial, Ricardo Menesses, quien se desempeñó como agregado policial en la embajada de El Salvador en Washington, Estados Unidos, entre los años 2006 y 2009.

En la última semana, las autoridades de Seguridad Pública y de la Policía han decidido abrir cuatro agregadurías policiales en las embajadas salvadoreñas de Colombia, Guatemala, Estados Unidos y Honduras. Sin embargo, solo dos comisionados han sido escogidos para representar a la policía salvadoreña en el servicio exterior.

Se trata de los comisionados de la Policía Hugo Ramírez Mejía, quien estará en la embajada salvadoreña en Colombia, y Edgar Lizama Rivera, quien ha sido asignado a la sede diplomática en Guatemala.

Ramírez Mejía se desempeñó como subdirector de Seguridad Pública hasta en enero de 2012 y luego pasó a disposición del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Lizama tuvo su último cargo dentro de la Policía como jefe de la Inteligencia Policial y también pasó a comisión de servicio en Cancillería.

Ramírez Mejía y Lizama partieron la semana pasada hacia Colombia y Guatemala, respectivamente, donde representarán a la Policía salvadoreña como agregados policiales en esos países. Todavía hace falta que las autoridades de Seguridad Pública puedan nombrar a los oficiales de Policía que se convertirán en agregados policiales en Honduras y en Washington, Estados Unidos.

"Las agregadurias policiales en Estados Unidos y Honduras, particularmente, nos interesan bastante para tener mayor acercamiento con las autoridades de esos países", dijo David Munguía Payés, ministro de Justicia y Seguridad Pública.

El nombramiento del representante de la Policía en la capital estadounidense quedó acéfalo después de que Cancillería salvadoreña separó del cargo al exdirector de la Policía Ricardo Menesses a finales del año 2009, quien estuvo al frente de esa representación diplomática desde principios del 2006.

Altos oficiales de la Policía expresaron su malestar porque se ha conocido de forma extraoficial que una persona que no es policía de carrera y que tiene poco tiempo de haber ingresado a la Policía es la principal candidata para asumir la agregaduría policial en la capital estadounidense.

Munguía Payés al desmentir esa denuncia sostuvo que ninguna persona ajena a la carrera policial puede ser designada como agregada policial.

"Hasta el momento no manejo esa información, he estado discutiendo con el director de la Policía el nombramiento de oficiales de Policía, sobre todo con el grado de comisionados, que es lo que queremos tener nosotros al frente de las agregadurías policiales", dijo Munguía Payés.

También se conoció de fuentes de la Policía que uno de los principales candidatos a asumir el cargo diplomático en la embajada de El Salvador en Washington es el comisionado Howard Cotto, quien ha representado a la Policía salvadoreña en distintas misiones de paz en el mundo. Cotto es el subdirector de Seguridad Pública de la Policía.

Se informó que los oficiales de Policía que estarán en el servicio exterior lo harán por un período de dos años y se espera que finalizado ese tiempo puedan sustituir a los jefes policiales que ya cumplen funciones diplomáticas.

Los agregados policiales están representados por altos oficiales de la Policía que tienen como función la de estrechar la cooperación bilateral de los cuerpos policiales de cada país para una mejor relación e intercambio de información que permita fortalecer el combate del crimen organizado y el narcotráfico transnacional.

De policías a embajadores

También hay altos jefes de la Policía que ahora se desempeñan como funcionarios diplomáticos, como lo son los casos del exdirector de la Policía, comisionado Carlos Ascencio, y el inspector jefe Carlos Pozo.

El primero representa a El Salvador como embajador extraordinario y plenipotenciario en México.

Ascencio fue juramentado por el canciller salvadoreño Hugo Martínez como embajador ante el gobierno mexicano en abril de 2012, pero no fue sino hasta en octubre de ese mismo año que el exdirector de la Policía entregó las cartas credenciales al entonces presidente Felipe Calderón.

Pozo es embajador de El Salvador en Honduras desde julio del 2010, luego de ser nombrado por el presidente Mauricio Funes.

Mientras estuvo en la Policía, el inspector jefe Pozo dirigió distintas unidades de investigación y también desempeñó una jefatura en el Ministerio de Hacienda.