Fiscal arremete contra Mijango por capturas

Consideró que pandillas deben hacer una tregua con los salvadoreños, no entre ellos

El Fiscal General y el director de la Policía advirtieron que seguirán con los operativos de capturas de pandilleros que tienen cuentas pendientes con la justicia. Foto EDH / Archivo.

El fiscal general Luis Martínez arremetió ayer contra Raúl Mijango por haber reclamado que la Fiscalía y la Policía hayan capturado a 20 pandilleros, acusados de no menos de cuatro homicidios, y que según él están trabajando en el proceso de paz entre las pandillas criminales en Ilopango.

Mijango, quien según las autoridades de Seguridad Pública es el facilitador de la referida tregua entre esos grupos, sostuvo el miércoles pasado en una conferencia de prensa para dar a conocer los avances del primer año del pacto de no agresión que nueve de los detenidos forman parte del comité local de Ilopango que trabaja en el proceso de pacificación entre las pandillas en ese municipio.

Agregó que otros 11 mareros arrestados administraban un proyecto de una panadería como parte de su reinserción con el apoyo de la alcaldía de Ilopango.

El fiscal Martínez fue tajante al decir que respeta la opinión de Mijango, pero que como funcionario no tiene ningún compromiso con nadie más que con el país, porque "el país está pidiendo que capturemos a todos los infractores de la ley, sea quien sea y esa es nuestra misión".

En ese sentido, Martínez dijo que lo sentía mucho por la queja de Mijango, pero "si al señor Mijango no le gusta que andemos capturando delincuentes, pues está equivocado".

Mijango aseguró en esa ocasión que los operativos de capturas de pandilleros afectan el proceso de paz entre esos grupos delictivos, aunque reconoció que no existe ningún tipo de dolo en la actuación de la Policía ni de la Fiscalía.

Ante esa aseveración de Mijango, el fiscal le respondió diciéndole que "no sé si contribuyen a la tregua. La tregua que pide el país es de los pandilleros con la sociedad, no tregua entre pandillas".

También el director de la Policía, Francisco Salinas, defendió los arrestos de pandilleros que hace la corporación en conjunto con la Fiscalía porque las dos instituciones no pueden dejar de cumplir con las leyes.

"El hecho de que pandilleros hayan acordado una tregua entre ellos no los exonera de la responsabilidad que ya tienen", dijo Salinas, quien agregó que "Fiscalía y Policía tienen investigaciones muy avanzadas en muchos casos de homicidios, extorsión y otros delitos". Advirtió que seguirán con los operativos de capturas de mareros que tienen cuentas pendientes con la justicia salvadoreña.

La madrugada del martes, policías y fiscales capturaron a 11 pandilleros de la mara 18 que operaban en el área general de Ilopango. Estos son acusados de no menos cuatro asesinatos ocurridos entre los años 2007 y 2011.

Entre las víctimas de los detenidos, según la Fiscalía, se encuentra una señora de 35 años y su hijo de siete años; asesinatos registrados el 17 de enero de 2011 en San Bartolo, Ilopango.

Además los homicidios de dos mujeres, cuyos cadáveres aparecieron en el río Las Cañas en septiembre de 2007.

Un día después hubo otro operativo en la colonia Santa Lucía, donde arrestaron a nueve pandilleros, a quienes acusan de homicidio, robo y agrupaciones ilícitas.

"En las capturas que se produjeron se fue la estructura que está trabajando por parte de la 18 en apoyar este esfuerzo de pacificación que estamos haciendo en Ilopango", dijo Mijango.

Ilopango fue el primer municipio declarado libre de violencia como parte de la segunda fase del pacto entre esos grupos.