Mijango reclama por las capturas de 20 pandilleros por homicidios

Fiscalía informó que detenidos son acusados de asesinar a madre y a su hijo de siete años

Mijango se opone a que la Policía y la Fiscalía capturen a pandilleros acusados de delitos graves como homicidios y extorsiones, porque, según él, los detenidos están participando en el proceso de pacificación. Foto EDH / Archivo

Raúl Mijango, quien según las autoridades de Seguridad Pública es el facilitador de la tregua entre pandillas criminales, reclamó ayer a la Policía y a la Fiscalía por haber capturado a 20 pandilleros que están acusados de no menos de cuatro asesinatos, entre estos el de una madre y su hijo de siete años, registrados entre los años 2007 y 2011.

Mijango aseguró, durante una conferencia de prensa ofrecida para dar a conocer los avances del primer año del pacto de no agresión entre pandilleros, que nueve de los mareros detenidos la madrugada de ayer en la colonia Santa Lucía trabajan en el proceso de pacificación en Ilopango. Agregó que otros 11 pandilleros arrestados administraban un proyecto de panadería en coordinación con la Alcaldía de esa ciudad.

"Nos afecta un poco porque algunos de estos muchachos son los que son parte de la mesa que le está dando seguimiento al tema de la reducción de violencia en ese municipio", dijo Mijango.

La oficina de la Fiscalía en Soyapango informó que a los 11 detenidos en ese municipio se les acusa de haber asesinado a cuatro personas, entre ellas el menor de siete años.

Al niño Saúl Edgardo lo asesinaron junto a su madre, Marina Valladares, el 17 de enero de 2011, en San Bartolo, Ilopango. Las autoridades no dieron detalles sobre los móviles de ese doble homicidio.

A los detenidos también los involucran en los asesinatos de dos mujeres, cuyos cadáveres aparecieron en el río Las Cañas, en septiembre de 2007. Se presume que ambas eran integrantes de una pandilla y sostuvieron una relación sentimental con integrantes de la pandilla rival.

Con relación a los nueve detenidos en la colonia Santa Lucía, la oficina fiscal de San Salvador los acusa de homicidios, robos , privación de libertad y agrupaciones ilícitas.

También, Mijango dijo que La ley de Prescripción de Pandillas debe ser revisada para que no sea un obstáculo en el proceso de pacificación.

"Si se mantiene esa legislación, la acción de la Policía y de la Fiscalía puede convertirse en un boicot de este proceso", dijo Mijango.

Aseguró que no es que esté en contra de la actuación de la Policía y de la Fiscalía, pero cree necesario que la también conocida como Ley Antipandillas se ponga a tono con el proceso de pacificación que existe entre esos grupos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.