resumen noticias

Busero atropella a señora que le reclamó por choque

El cafre le pasó encima a la víctima con el autobús

Lissette Lemus Óscar Iraheta sucesos@eldiariodehoy.com Miércoles, 6 de Marzo de 2013

En un hecho repudiable y condenable en las redes sociales y por los ciudadanos consultados, un busero identificado como Ricardo Morales mató ayer a una señora que le reclamó por haberle chocado su carro.

El trágico hecho ocurrió a las 2:00 la tarde, en el redondel del Árbol de la Paz, sobre el bulevar Los Próceres, en San Salvador.

Según el fiscal Jonathan Meza, Morales golpeó el carro de Rosa María Calero de Chávez, de 51 años, y no se hizo responsable por los daños.

Ante la negativa del busero, Calero se bajó del vehículo para reclamarle y se puso enfrente del autobús placas AB 78-377.

Meza detalló que el busero aceleraba a pausas y golpeaba a la señora para empujarla hacia la orilla de la calle. Intentaba atemorizarla.

Cuando Calero seguía reclamando, pasó lo inesperado. El cafre aceleró la unidad de transporte y pasó encima de la señora, matándola en el momento.

Al busero no le importaron los gritos de la víctima, pasajeros y transeúntes, quienes le pedían que no acelerara y se bajara a arreglar los daños materiales que había causado.

El hecho fue filmado por las cámaras de un centro comercial y por las de los móviles de transeúntes que presenciaron el cobarde hecho.

Fue detenido en San Marcos tras persecución

Al momento del incidente, la víctima era acompañada por su hija, quien se quedó adentro del carro y no dio información debido al estado de conmoción en el que quedó.

La señorita, de 23 años, salió del vehículo inmersa en llanto y gritando la muerte de su madre. Fue auxiliada por transeúntes.

Fuentes policiales informaron que el chofer del bus huyó de la escena, el sujeto aceleró el autobús que transportaba a personas en un viaje privado.

Varias patrullas policiales iniciaron la persecución del busero y en minutos fue localizado en la autopista hacia Comalapa.

Dos patrullas lo localizaron y le ordenaron la detención en el kilómetro 12 de la referida carretera en el municipio de San Marcos.

El fiscal dijo que, por la actitud del busero, habría cometido el delito de homicidio doloso (con intención), ya que no fue circunstancial, sino que lo realizó con alevosía y ventaja.

Víctima era empresaria originaria San Miguel

Calero de Chávez era una mujer muy luchadora y tenía una pequeña agencia de encomiendas en San Salvador.

Era originaria de San Miguel y su negocio lo manejaba en los dos departamentos.

Desde hace 15 años había emigrado de San Miguel a San Salvador por el negocio.

Al momento del accidente, la señora andaba recogiendo las encomiendas que iba a mandar para San Miguel en los próximos días. Su esposo le ayudaba a trabajar en la agencia en el oriente del país.

Conocidos y familiares dijeron que era madre de tres hijos adultos, era muy luchadora y había trabajado toda su vida para mantener a su familia con algunas comodidades.

Tras difundirse la noticia, cientos de usuarios de las redes sociales condenaron la acción del busero y pidieron a las autoridades que la muerte de la mujer no quede impune.

Los lectores también opinaron que hechos como este deben servir para que el Gobierno deje de otorgarle beneficios, como la entrega del subsidio para combustible y la condonación del pago de deudas por esquelas al gremio de transportistas públicos.

La muerte de Galero se da en momentos en que los empresarios de buses y microbuses amenazan con hacer un paro general de transporte si el Gobierno no los autoriza a elevar la tarifa el pasaje.

"¡¡¡Basta ya!!! pongan a una empresa el transporte público aunque cueste un poco más, pero que sea ordenado, con motoristas capacitados y autobuses buenos", escribió un lector identificado como Xavier.

Otro lector pidió a los automovilistas que "cuando un busero golpee un vehículo, no le reclame y pida ayuda en la Policía. Mis condolencias para la familia de la víctima".

Estrella dijo que "esto es demasiado!!! ya es hora de que los propietarios de los buses respondan por estos abusos, que les quiten los buses para que no le den a manejar a cualquier animal que lo solicite".

Manuel Campos indicó que "personas como ese busero no merecen compasión, lo único que merecen es la muerte".