resumen noticias

Indagan arma asociada al Tortuga por tres homicidios

Según la Fiscalía, la estructura de la 18 que dirigía José Rafael Ortiz utilizó un arma robada para cometer tres homicidios en 2011, en el cantón Azacualpa, en Panchimalco. La pistola aún está en manos de los pandilleros que delinquen en la zona.

Óscar Iraheta Twitter: @oscar_iraheta Domingo, 17 de Febrero de 2013

Un arma calibre punto 40, marca CZ, que aún está en poder de los pandilleros de la 18 en el municipio de Azacualpa, en Panchimalco, fue utilizada en no menos de tres de los asesinatos que las autoridades presumen han sido cometidos por la estructura criminal dirigida por José Rafael Ortiz Jorge, (a) El Tortuga, según revelaron fuentes fiscales.

El Tortuga recién ha sido condenado a purgar 25 años de cárcel por uno de los siete homicidios que le imputan.

La Policía sospecha que dicha arma también ha sido utilizada en otros hechos, pero estos todavía no han sido corroborado ni mucho menos judicializados.

Fuentes no oficiales aseguran que la pistola ya no está en poder de los pandilleros que operan en Azaculapa, sino en otro lugar.

El arma corta llegó a manos de la estructura criminal el 22 de enero de 2011, después de que cuatro sujetos lograron robársela a Simón Bolívar Rosales Lorenzana, de 52 años, expresidente del club de Moto Enduro de El Salvador.

Rosales Lorenzana viajaba en su moto cuando decidió parar para descansar y para esperar a sus compañeros que se habían quedado kilómetros atrás. Se detuvo precisamente en el cantón Azacualpa, en Panchimalco.

Cuatro sujetos lo interceptaron, robaron sus pocas pertenencias y luego lo asesinaron con su propia pistola en la calle principal del caserío Los Miranda.

El asesinato fue cometido por Jesús Enrique Ortiz Jorge, hermano del Tortuga, quien era uno de los cabecillas de la 18 en Azacualpa.

Jesús Enrique fue condenado a 30 años de cárcel por el homicidio de Rosales Lorenzana.

Segundo homicidio

La pistola anduvo en las manos del Tortuga y en agosto de 2011, en la calle principal cantón Azacualpa, el pandillero y su estructura criminal utilizaron el arma punto 40 para perpetrar un triple homicidio, según las investigaciones realizadas por las autoridades.

En el hecho fueron asesinados Saúl Humberto Ramos, Florentino Pérez y Javier Isidro Martínez, este último trabajaba como panadero.

Las otras dos víctimas tenían lesiones de otras armas de fuego. Hasta la fecha, ni la Policía ni la Fiscalía han podido determinar cuáles fueron las armas utilizadas.

Tercer asesinato

Fuentes fiscales dijeron que el tercer asesinato ejecutado con la pistola fue contra Ronald Cruz Pérez, quien fue muerto en el interior de su casa, siempre en Panchimalco.

Las fuentes detallaron que seis sujetos vestidos con ropa similar a la que utilizan los agentes de la Policía Nacional Civil llegaron a la casa de la víctima, tocaron la puerta haciéndose pasar como policías y cuando Cruz Pérez abrió la puerta le dispararon en repetidas ocasiones.

Los investigadores encontraron en la escena del crimen varios casquillos de la misma arma punto 40. Los fiscales aseguran que los casquillos y plomos que los agentes localizaron en las tres escenas de homicidio y en los cadáveres de las víctimas fueron mandados al Laboratorio Científico de la Policía. Las pruebas balísticas determinaron que la misma arma disparó los proyectiles.

Aparente calma

Pobladores y fuentes policiales aseguran que después de la captura del Tortuga se ha vivido una aparente calma en el cantón Azacualpa.

Los vecinos aseguran que varios pandilleros han emigrado de la zona y otros pululan entre las calles y montañas del cantón.

Algunos recuerdan que el último homicidio en esa zona fue cometido en octubre de 2012. Sin embargo, fuentes policiales confirmaron que las extorsiones contra las pocas tiendas y negocios del lugar no han cesado.

Los investigadores detallaron que los vecinos realizan entre tres y cinco denuncias de extorsiones al mes. La Policía asegura que hay varias investigaciones abiertas contra una estructura de Azacualpa por el delito de extorsión.

Los vecinos reconocen que los patrullajes de las unidades élites de la Policía han provocado que muchos mareros salgan de la zona urbana del cantón y emigren hacia otros lugares.

Varios mareros de la 18 y de la Mara Salvatrucha que delinquen en la zona han sido detenidos por la Policía en los últimos operativos.

El 26 de diciembre del año recién pasado, la PNC arrestó a 27 sujetos acusados de participar en siete homicidios cometidos entre 2010 y 2011 en Panchimalco. Los operativos donde fueron capturados estos sujetos fueron realizados en el cantón El Divisadero y en la zona urbana. En esa ocasión, los investigadores buscaban a 36 personas; y otros 15 delincuentes fueron acusados en las cárceles.