Parientes de víctima en la Constitución se pelean con policías

Hechos se registraron en el kilómetro 5 del referido bulevar, donde mataron a balazos a un supuesto pandillero de la 18

Familiares de Luis Edgardo Hernández Arévalo, asesinado a la altura del kilómetro 5 del bulevar Constitución, en Mejicanos. La Policía presume rencillas de pandillas. Fotos EDH / Jaime Anaya

La inspección que hacían investigadores de la Policía en el sitio donde ayer asesinaron a un hombre terminó en un enfrentamiento entre familiares de la víctima y policías.

Los hechos se registraron en el kilómetro cinco del bulevar Constitución, en el cantón San Roque, en Mejicanos, y dejo una persona detenida.

Agentes de Laboratorio Técnico Científico de la Policía recogían evidencias que les podían servir para esclarecer el asesinato de Luis Edgardo Hernández Arévalo, de 27 años, un supuesto pandillero, según la Policía.

Uno de los familiares de la víctima entró a la escena del crimen, a pesar de que estaba colocada la línea amarilla que prohibía el ingreso de las personas particulares.

"Cuando el muchacho se metió le dije que no volviera a hacer eso (a entrar a la escena), me insultó y me tiró un golpe en la cara que me logré quitar y por eso el agente intervino", dijo un investigador.

Otro de los policías que custodiaban la escena se metió, por lo que hubo un forcejeo e intercambio de golpes entre los agentes y el pariente de la víctima, según el policía, quien agregó que la mamá del hombre que peleaba con los agentes se abalanzó y en medio de la trifulca resultó golpeada.

Tras el pleito, el hombre que había iniciado la discusión se fue con el resto de familiares pero las autoridades se acercaron para detenerlo por el delito de alteración de escena, y algunas de las personas que estaban en el lugar volvieron a forcejear con los policías, pero esta vez para evitar de que capturaran a su pariente.

Esa situación generó que los ánimos de los familiares de la víctima se caldearan más y que la trifulca con los policías se complicara más.

A raíz de la pelea se detuvo el tráfico vehicular por al menos 10 minutos y los automovilistas que venían de Quezaltepeque y Nejapa, tuvieron que esperar a que la captura se concretizara para reiniciar el paso.

La Policía aseguró que Hernández Arévalo aparentemente era pandillero de la mara 18, y se dedicaba a extorcionar a los residentes de la zona donde fue ultimado.

Otro asesinato se registró ayer por la mañana en el municipio de Izalco, Sonsonate.

En este lugar mataron a balazos a Edgar Cabrera, pero la Policía informó que no se sabían los móviles del crimen.

Y en Bolívar, departamento de La Unión asesinaron a Isaías Cáceres, de 25 años, quien recibió múltiples lesiones de arma blanca. Se desconocen los motivos.