Tercer ataque a bus en oriente del país deja un lesionado

El atentado causó que el servicio de autobuses de la Ruta 328 se suspendiera ayer y afectara a centenares de usuarios.

El tercer ataque contra un autobús del transporte público en el oriente del país dejó la noche del viernes pasado a un motorista herido de bala. A raíz del atentado, los trabajadores de la Ruta 328, a la que pertenece el autobús tiroteado, decidieron no prestar el servicio en protesta por el hecho y para pedir mayor seguridad a la Policía.

El atentado del viernes se registró en el sitio conocido como San Pedro río Seco en la carretera de San Miguel hacia Osicala, en Morazán.

Informes de la Policía detallan que el autobús de la Ruta 328 que viaja hacia Osicala fue interceptado por un grupo de delincuentes que tenían un punto de asalto. El motorista siguió la marcha y los asaltantes dispararon contra el autobús. El conductor del bus recibió un balazo, pero aún así pudo conducir la unidad hasta llegar al puesto policial donde fue auxiliado y llevado a un centro hospitalario.

El lesionado fue identificado como Juan Francisco A.

Este es el tercer ataque que se registra en contra de un autobús del transporte público en el oriente del país.

El primer atentado se produjo el 13 de enero. Un bus de la Ruta 326 que se dirigía de San Miguel a Guatajiagua, Morazán, fue atacado a balazos, pero no hubo víctimas.

Un día después, 14 de enero, otro grupo de asaltantes ametralló una buseta de la Ruta 316 que iba hacia Ciudad Barrios, San Miguel. A raíz del atentado hubo al menos siete personas heridas. A principios de este mes, la Policía arrestó a dos supuestos responsables de ese ataque armado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.