Pandillas y autoridades dialogan en Puerto El Triunfo

El incremento de los homicidios tiene afligidas a las autoridades y pobladores del municipio usuluteco, quienes buscan un acuerdo con las maras.

Mediadores, alcalde y pandilleros buscan implementar un cese de violencia en Puerto El Triunfo. Foto EDH / Francisco Torres

El mediador de las pandillas Raúl Mijango y el alcalde de Puerto El Triunfo, Rodrigo Tenorio, se reunieron ayer con un grupo de pandilleros para negociar un cese de la violencia en el municipio.

Puerto El Triunfo se ha convertido en uno de los municipios más violentos de Usulután, según fuentes policiales. Tan así es que en una sola semana fueron cometidos cuatro homicidios. El más reciente fue el de Luis, un nombre que aún resuena en las calles de esa ciudad.

El encuentro entre mediadores y pandillas fue a petición del alcalde Tenorio, cansado de tanto hecho de sangre. La reunión fue por separado con las dos pandillas.

Con la 18 tuvo lugar en una casa destroyer (casa habitada por maras) en la colonia Las Palmeras.

Con los miembros de la MS, Mijango afirmó que se reunieron por la tarde en la cabecera usuluteca.

El edil afirmó que las reuniones ocurrieron en un intento por iniciar un diálogo entre ambos grupos, para reducir la escalada de violencia que desde enero ha sembrado la zozobra en esa población.

Tenorio dijo que espera que pronto se logre hacer una tregua en el municipio y señaló que él y su concejo municipal están en la disposición de ser facilitadores de un proceso de pacificación. Puerto El Triunfo es un poblado pequeño en el que conviven las dos maras, separadas apenas por un par de cuadras.

Todos recuerdan que, hace tres semanas, dos pandilleros llegaron a la iglesia evangélica donde se congregaba Luis: lo llamaron, se lo llevaron y minutos más tarde lo asesinaron. El crimen causó indignación en los habitantes. Luis era expandillero.