Policía registra segundo homicidio en municipio declarado libre de violencia

El viernes anterior, una pareja propietaria de un taller fue acribillada de 20 balazos, presuntamente por negarse a pagar extorsión a mareros

Agentes policiales cargan con algunas evidencias que hallaron cerca del cadáver de un desconocido, encontrado ayer en una zona rural del municipio de Ilopango. Foto EDH / Mauricio Cáceres

A menos de un mes de que el municipio de Ilopango fuera declarado "libre de violencia" por parte de las pandillas, la Policía Nacional Civil (PNC) reportó ayer el hallazgo del cadáver de un hombre que, según el dictamen del Instituto de Medicina Legal (IML), fue asesinado con piedras, armas cortantes y tenía signos de estrangulamiento.

El cuerpo fue encontrado ayer en la mañana en la lotificación San Mauricio, del cantón Asino, en Ilopango, un lugar dominado por la mara Salvatrucha (MS-13), según se puede apreciar por los gigantescos grafitis que esa estructura criminal ha pintado en la zona.

La víctima no pudo ser identificada por las autoridades. Según la Fiscalía, debido a que no se le encontraron documentos de identidad.

Un fiscal se limitó a decir que el hombre tenía apariencia de indigente y que tenía puesto un pantalón gris. Cerca hallaron una camiseta blanca manchada de sangre y un par de sandalias de hule.

A pocos metros también había unas cuerdas con las que posiblemente podrían haber asfixiado a la víctima, pues presentaba lesiones en el cuello.

El pasado 3 de febrero, Kevin Antonio Lemus, supuesto miembro de la pandilla 18, fue asesinado en la colonia Libertad Obrera, inmediata al Bulevar San Bartolo.

Según la información que la Policía dio sobre el hecho, la víctima fue atacada por miembros de la MS mientras vendía aguacates. Por ese hecho, la Policía reportó la captura de un sospechoso.

En un hecho más reciente, una pareja de esposos, propietarios de un taller que funciona a la orilla de la carretera de Oro, en la comunidad Italia, en Ilopango, fue atacada el viernes anterior por supuestos pandilleros que llegaron a exigirles "renta".

Ante la negativa de los propietarios del taller de aportar el dinero, los pandilleros, supuestamente tres, los acribillaron a balazos.

En el carril hacia oriente, la Policía contó 20 casquillos de pistola calibre nueve milímetros.

Los propietarios del establecimiento fueron trasladados de inmediato a un hospital donde se recuperan. El hombre, según la Fiscalía, llevaba varias heridas en el rostro; ella, en el abdomen.

Posterior al doble crimen, calificado por la Fiscalía como homicidio en grado de tentativa (intento de asesinato), la Policía capturó a Luis Enrique Hernández Argueta, a Juan Ernesto Guzmán Guardado y a un joven de 17 años, a quienes señaló como mareros.

Matan a hombre que trabajaba como árbitro

Roberto Mancía Cortez, de 57 años, fue asesinado a balazos la noche del sábado en el caserío El Sitio, cantón Joya Galán, del municipio de Apopa.

Fuentes policiales explicaron que Mancía trabajaba como árbitro en algunos encuentros de fútbol local.

La Policía no determina aún el móvil del ataque; tampoco reporta capturas.