resumen noticias

PNC sin capturar a homicidas de embarazada en Aguilares

Víctima fue velada ayer en su casa y será sepultada hoy

Mauricio Pineda sucesos@eldiariodehoy.com Domingo, 3 de Febrero de 2013

"Su mamá está dormida, nos está cuidando desde el cielo", con estas palabras el viudo de María del Carmen Sánchez, 34 años, intentaba consolar ayer a sus hijas de 5, 8 y 13 años, tras el asesinato de su esposa, cometido el sábado anterior por tres pandilleros.

La víctima, quien tenía ocho semanas de embarazo, fue velada en su vivienda, situada en la colonia Florencia II, cerca de la línea del tren, en Aguilares, y será sepultada hoy en el cementerio de esa localidad aseguraron parientes.

Hasta ayer al mediodía la Policía aún no registraba la captura de ninguno de los atacantes de María del Carmen. Los sujetos, según allegados y vecinos de la familia doliente, la interceptaron al mediodía, cuando iba a dejarle almuerzo a su esposo, quien trabaja como albañil en un proyecto de construcción en la zona.

Según se supo, los asesinos caminaban tras la víctima y, cuando estuvieron a unos 500 metros de distancia de la casa, la mujer volvió la vista hacia atrás y en ese momento uno de los pandilleros le disparó en el rostro.

Sánchez cayó al suelo y luego se acercaron al cuerpo para continuar abriendo fuego contra ella.

Hija se libra del ataque

La escena que se vivió ayer en la vivienda, construida de láminas y piso de tierra, de la familia de María del Carmen era conmovedora.

El esposo de la víctima, en medio del dolor por la pérdida, se reconfortaba al relatar que una de sus hijas menores se libró de haber presenciado el homicidio de su madre o, en el peor de los casos, de ser asesinada junto a ella.

Según el hombre, horas después del hecho se enteró que la niña le había insistido a su mamá que quería ir con ella a dejarle la comida a su padre. Sin embargo, por causalidad o presagio, la señora le dijo que no, que se quedara en la casa porque ya iba a regresar.

Mientras el padre de las niñas conversaba con algunas personas que llegaron a darle el pésame, su hija adolescente no pudo controlar el impacto de ver a su mamá en el ataúd y se desmayó.

El sábado, luego del homicidio, algunas fuentes policiales dijeron que el asesinato de María del Carmen estaría motivado por rencillas personales que tenía con algunos vecinos, quienes tienen vínculos con mareros.

Algunos habitantes de la colonia Florencia II no dudaron en decir que el homicidio fue obra de pandilleros.

Además, se quejaron de que el lugar esté totalmente abandonada por las autoridades de seguridad, pues aseguraron que casi nunca se ven a policías o militares patrullando la zona, pese a que es conflictiva.

El asesinato de Sánchez generó diversas opiniones entre lectores de El Diario de Hoy, quienes condenaron el hecho y criticaron que los pandilleros reciban beneficios del Gobierno, pese a los agravios contra la población honrada.