Accidente en Cojutepeque deja más de 50 lesionados

El conductor perdió el control del autobús y se precipitó a un barranco de 20 metros de hondo Entre los heridos cuatro fueron trasladados a San Salvador por la gravedad de las lesiones

El autobús de la 116 impactó de frente contra una casa donde se encontraba una familia.

Un busero que solo fue identificado como Samuel Miranda perdió el control del autobús que conducía y se precipitó a un barranco de 20 metros, dejando como resultado más de 50 personas heridas.

El accidente ocurrió ayer a las 9:00 de la mañana en el sector conocido como Los Pirineos, situado en la calle antigua a Cojutepeque, en el departamento de Cuscatlán.

Según testigos, Miranda perdió el control de la unidad de transporte y se fue al barranco, antes impactó con el muro de una vivienda, dio varias vueltas y cayó en un predio baldío. El vehículo estuvo a pocos metros de caer en otra casa donde se encontraba descansando una familia.

De inmediato decenas de vecinos corrieron a auxiliar a los pasajeros, quienes tenían lesiones en los brazos, cabeza y espalda. La mayoría de víctimas eran niños y mujeres.

Tres patrullas de la Policía realizaron los primeros traslados de las personas al hospital Nuestra Señora de Fátima en Cojutepeque. Luego Comandos de Salvamentos y otras personas apoyaron con los traslados.

Algunos de los pasajeros se salían por las ventanas y otros por las puertas, ya que el autobús quedó en posición normal.

Los pasajeros se golpearon entre sí, ya que la máquina dio varias vueltas. Otros impactaron en las ventanas y en los asientos.

Una de las pasajeras identificada como Ana Julia Hernández, quien viajaba en la parte de atrás, relató que de repente los pasajeros de adelante gritaron y se precipitaron a la hondonada.

"Íbamos viajando normal, pero en un instante el motorista perdió el control de la dirección y se fue al barranco. Todos nos quejábamos del dolor y pedíamos ayuda. Todo fue horrible", relató la pasajera, quien resultó con lesiones en el tobillo izquierdo.

Cuatro pasajeros graves remitidos a San Salvador

Doctores del referido nosocomio expresaron que fueron trasladados más de 50 personas. Sin embargo, alrededor de 30 tenían lesiones de consideración. Otro grupo solo se realizaron pequeñas cirugías y fueron dados de alta horas después.

Además, siete personas fueron atendidas de inmediato y cuatro de ellos fueron remitidos a varios hospitales de San Salvador, debido a la gravedad de las lesiones.

Entre los heridos hubo un alumno de la Academia Nacional de Seguridad Pública identificado como José Daniel Serrano, su esposa Daysi Lorena Montano y su hijo de dos años David Antonio.

El agente fue trasladado en una patrulla de la PNC hacia un hospital, dijeron policías de tránsito.

Un grupo de efectivos de la Fuerza Armada llegó al hospital a buscar a un compañero de trabajo, quien supuestamente también viajaba en el autobús.

Otra pasajera identificada como Patricia Ávalos fue trasladada a un hospital privado en San Salvador, ya que tenía lesiones en el cuello y en la cadera, dijeron sus familiares.

Sobre las posibles causas del accidente agentes de la División de Tránsito dedujeron que la causa fue la distracción de Miranda al conducir, ya que al parecer conversaba con otra persona cuando habría perdido el control de la unidad de transporte.

Los agentes detallaron que el motorista intentó detener la unidad, ya que había una huella de frenado de más de siete metros.

"El motorista intentó parar el autobús, pero fue muy tarde. Esta es una pendiente muy pronunciada, pero no venía a excesiva velocidad porque había parado metros atrás", dijo un agente.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.