resumen noticias

Narcos envían más cargas con menos droga

Narcotraficantes mexicanos y guatemaltecos se están dedicando más a la producción de drogas sintéticas

David Marroquín sucesos@eldiariodehoy.com Sábado, 26 de Enero de 2013

Los últimos narcodecomisos que han hecho las autoridades antinarcóticas centroamericanas no han superado los 200 kilogramos de drogas, lo que demuestra, según información de la Policía Antinarcótica, que los cárteles están enviando más cargamentos con menos drogas a través de furgones y otros vehículos pesados.

Para eso hay una sola explicación, según el jefe de la Unidad Antinarcotráfico de la Fiscalía, general Jorge Cortez, que los narcocárteles internacionales están enviando las cargas con menos cantidad de drogas, porque de esa manera no tendrían mayores pérdidas si les incautan más de alguno de los cargamentos.

"Eso nos indica que esas organizaciones no se están arriesgando, de que las cargas de droga no se les 'caiga' en grandes cantidades como lo hacían antes cuando traían una tonelada o media tonelada en un furgón ", dijo Cortez.

En ese sentido, Cortez justificó que las últimas incautaciones de narcocargamentos no han sobrepasado de los 200 kilos de cocaína.

Entre noviembre y enero, las autoridades antinarcóticas salvadoreñas se han incautado de tres alijos de cocaína, cuyas cantidades no llegaban ni a los 200 kilos.

El 8 de noviembre pasado, los policías antidrogas decomisaron una lancha que tenía 113 kilos de cocaína escondidos en el piso de la embarcación, la cual fue abandonada por los narcos en las aguas frente a la playa de Metalío, en Sonsonate.

Casi un mes después, se decomisaron 193 kilogramos de cocaína que eran transportados en un furgón con placas de Panamá cuando intentaba ingresar a la frontera El Amatillo, La Unión. Habían transcurridos 10 días cuando se registró el decomiso de más de 10 kilos más que llevaban escondidos en un furgón con placas de Guatemala en el mismo puesto fronterizo.

También en el territorio centroamericano, los alijos de drogas incautados son de menos de 200 kilos. El 17 de enero pasado, un salvadoreño identificado como Gálvez Ramos fue capturado en el puesto fronterizo Peñas Blancas entre Costa Rica y Nicaragua. Manejaba un furgón con placas salvadoreñas en el que le encontraron 192 kilos de cocaína.

"Están trayendo la droga en pequeñas cantidades por que si se les cae un caso como le llaman en su caló, saben que las pérdidas no van hacer muchas", dijo Cortez, quien recordó que el último decomiso de media tonelada de drogas que las autoridades antinarcóticas hicieron se produjo el 14 de diciembre de 2011, luego de interceptar a una lancha rápida que se desplazaba en las aguas de la isla Meanguera, en La Unión.

Como responsables arrestaron a los guatemaltecos Marvin Yovany López, de 30 años, y William Peláez Martínez; quienes en octubre del año pasado recibieron 18 años de cárcel por traficar con 498 kilos de coca.

Cárteles producen más drogas sintéticas

Cortez sostuvo que los narcocárteles mexicanos y guatemaltecos se están dedicando más a la producción de drogas sintéticas como metanfetaminas, anfetaminas y éxtasis, ya que les resulta más rentable, porque con poca inversión "las ganancias en este rubro de la droga sintética son mucho mayores porque se ven multiplicado al 100 por mil, y más aun cuando ellos han abierto un mercado en Europa".

Además la materia prima como el Ethyl Fenyl Acetato y la Monometilamina son importados desde Shanghai, China; y de la India, pero la trasiegan por los puertos marítimos de Centroamérica, según Cortez. Esos precursores químicos son usados legalmente para la fabricación de productos de limpieza, detergentes y jabones.

Los narcotraficantes creyeron que les resultaría fácil la importación de las sustancias químicas por medio de empresas fantasmas , pero hasta el momento se les ha dificultado, señala el jefe fiscal.

Estos narco cárteles con la cooperación de salvadoreños crearon empresas ilegales para justificar la importación de grandes cantidades de sustancias químicas, haciendo creer que serían usadas para la fabricación de productos de limpieza, cuando en realidad las desviaban hacia Guatemala o México para llevarlas a los laboratorios clandestinos donde elaboran las también conocidas como drogas de diseño.

El año pasado, las autoridades salvadoreñas se incautaron de 17 barriles con 3.4 toneladas de Ethyl Fenil Acetato que sirve de materia prima para la fabricación de metanfetaminas y anfetaminas.

Por traficar con ese tipo de sustancias químicas solo hay una condena en el país.

Más de mil condenas

Un total de 1,297 narcotraficantes fueron condenados el año recién pasado con penas que van desde los 10 a los 20 años de prisión, según la Fiscalía.

La mayoría de los condenados, 1,077 personas, cometió delitos menores como posesión y tenencia de drogas, que tienen penas de cárcel entre tres y 10 años, dependiendo de la cantidad del alijo.

A otras 203 personas las declararon culpables de tráfico ilícito de drogas y hay 13 médicos que también recibieron condenas, aunque les dieron medidas sustitutivas a la detención, por prescribir y suministrar medicamentos con restricción médica a personas que no requerían de medicina controlada.

"La mayoría de los procesados por narcotráfico son condenados, eso denota que el grado de eficacia que nosotros tenemos ronda el 90 por ciento", señala Cortez.

Un buen número de condenados eran parte de las 12 narco organizaciones desmanteladas que se dedicaban al trasiego a nivel internacional y a la distribución local para el consumo de estupefacientes.