resumen noticias

Ejecutivo propone aumentar 6 años de servicio a todos los oficiales de la FAES

Si se aprueban las reformas, la Carrera Militar tendrá una duración de 36 años de servicio. Actualmente son 30 años

Jorge Beltrán Luna Twitter: @Jbeltranluna Sábado, 5 de Enero de 2013

Son varios los objetivos argumentados por el Órgano Ejecutivo para reformar la Ley de la Carrera Militar, pero en el fondo, según altos oficiales consultados por este Diario, de lo que se trata es de que todos los oficiales de la Fuerza Armada coticen por lo menos seis años más en el Instituto de Previsión Social de la Fuerza Armada (IPSFA) para aliviar la carga de pensiones que viene agobiando a esa institución.

La reforma planteada por el Ejecutivo a través del ministro de la Defensa, general Atilio Benítez, ya está en la Asamblea Legislativa. Fue recibida el pasado 4 de diciembre. La idea, afirman las fuentes, era que fuera aprobada rápidamente en diciembre pasado para que entrara en vigencia a principios de este año.

Sin embargo, de acuerdo con el coronel y diputado miembro de la Comisión de Seguridad, Antonio Almendáriz, para aprobar esas reformas es necesario también que se reforme la ley que rige al IPSFA, lo que no fue previsto ni por el Ministerio de la Defensa ni por el Ejecutivo mismo.

Siete años con el grado de Mayor

"Con el fin de prolongar la vida profesional de los oficiales y suboficiales, favoreciendo la seguridad social de los mismos, se hace necesario ampliar el tiempo de servicio dentro de la Carrera Militar", reza el considerando IV de la propuesta de reforma.

De ser aprobados los cambios, los subtenientes tendrían que esperar cinco años para ascender al grado de tenientes, quienes también esperarían seis años para ascender al grado de capitán.

Con la actual Ley de la Carrera Militar, esos rangos deben esperar cuatro y cinco años, respectivamente, para ascender al grado próximo.

En ese sentido, a quienes no afectaría la reforma es a los capitanes, pues estos para ser promovidos al grado de mayor tendrían que esperar los mismos seis años que ordena la actual Ley de la Carrera Militar, reformada en enero de 2006.

Pero esa no afectación para los capitanes sería solo en apariencia, pues éstos, al ascender al grado de mayor tendrían que esperar siete años para poder optar al grado de teniente coronel.

A los tenientes coroneles y coroneles también se les aumenta un año de servicio. Si se aprueba la reforma tendrán que pasar seis años con ese grado y no cinco, como sucede actualmente.

Eso es lo que está planteado con la reforma del artículo 60, que estipula el tiempo de servicio para los oficiales con grados de subtenientes hasta coroneles, o su equivalente en las ramas de Fuerza Aérea o Fuerza Naval.

En suma, si se aprueba la reforma propuesta por el Ejecutivo, quienes opten por la carrera militar ya no tendrían que cumplir 30 años de servicio, sino 36. La edad mínima para que un militar se retire actualmente es de 55 años.

Un general más en carrera militar

El pliego de reformas a la Ley de la Carrera Militar que podría ser discutida en los próximos días, según el diputado y coronel retirado Antonio Almendáriz, agrega un grado más a los generales.

El considerando III de la propuesta de reformas indica: "Que con el propósito de aprovechar de mejor forma la experiencia y los conocimientos que alcanzan a través de la carrera militar los oficiales generales y a fin de contribuir a una mejor expedición del servicio se hace necesario incorporar un grado más a dicha jerarquía", reza en parte el referido apartado.

Tal como está la ley solo hay dos grados en la jerarquía de oficiales generales: general de brigada y general de división (o sus equivalentes en la Fuerza Aérea o Fuerza Naval: general de brigada aérea, general de aviación, contraalmirante y vicealmirante, respectivamente).

La reforma plantea la creación del grado de "general del Ejército". Su equivalente en la Fuerza Aérea y Fuerza Naval sería el general del aire y almirante. Estos estarían por encima de los generales de brigada y división.

El artículo 57 de la Ley de la Carrera Militar estipula que el ascenso de un coronel o su equivalente a la jerarquía de oficial general constituye una honra para la Fuerza Armada y una distinción honorífica para el oficial.

El pliego de reformas propuestas estipula que para ser ascendido a los grados de general de brigada, de división o de ejército, o su equivalente, se contempla como requisito haber permanecido como mínimo dos años de servicio con el grado anterior.

El tiempo de estudios para los alumnos (cadetes) de la Escuela Militar Capitán General Gerardo Barrios se mantiene en los cuatro años, lapso que es considerado como tiempo de estudio y no como tiempo de servicio, indicaron fuentes militares a este periódico.

Diputado Almendáriz dice que debe reformarse ley del IPSFA

Por su parte, el diputado Antonio Almendáriz dijo a El Diario de Hoy que será en los próximos días cuando revisen la petición del Ejecutivo.

El político y coronel en situación de retiro advirtió, empero, que paralelo a una reforma de la Carrera Militar también se hace necesaria una reforma a la Ley del IPSFA, con el fin de compensar a los oficiales ese tiempo de servicio que se les estaría adicionando al aprobar el paquete de reformas.

Según Almendáriz, la reforma a la ley del IPSFA debe ir aparejada con la reforma a la ley de la Carrera Militar.

El coronel retirado aseguró que el aumento de años de servicio para la oficialidad es para favorecer la carga de pensiones que actualmente tiene el IPSFA, que arrastra problemas financieros desde mediados de la década de 1990.

"(Las reformas a la Ley de la Carrera Militar) es para hacer coherencia porque el IPSFA tiene problemas desde que en el gobierno de (el expresidente) Calderón Sol usó fondos del IPSFA para hacer frente a compromisos del gobierno" reveló Almendáriz a El Diario de Hoy.

De acuerdo con el político, el gobierno tiene esa deuda con el IPSFA y los subsiguientes gobiernos no han honrado esa deuda, que es dinero de todos los militares que cotizaron y cotizan en esa entidad previsional.

Según el diputado, miembro de la comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa, el dinero que se tomó del IPSFA fue invertido en la rehabilitación de los lisiados de guerra, lo cual era una obligación del gobierno, quien nunca debió ocupar esos fondos que eran propiedad de los cotizantes, explicó, porque el IPSFA es una institución que administra fondos de pensiones y que fue creada para los militares.

Almendáriz indicó que una vez que la iniciativa de reformas a la Ley del IPSFA llegue a la Asamblea será discutida para determinar si es factible su aprobación.

Almendáriz no descartó la posibilidad de pedirle al gobierno, desde su posición como diputado, que reintegre los 300 millones con los cuales se descapitalizó al IPSFA.