resumen noticias

Maras dicen que no matarán en Apopa

b Como inicio las pandillas comenzaron a borrar sus grafitis

Jaime López sucesos@eldiariodehoy.com Jueves, 3 de Enero de 2013

La reducción de un 50 por ciento de los homicidios en el país durante 2012, ha sido la principal evidencia que las iglesias El Camino y Bethania, así como el movimiento cristiano "No matarás" valoraron para sumarse a la segunda fase de la tregua entre pandillas.

La adición de los evangélicos a la tregua impulsada por la Iglesia Católica en marzo del año anterior, se dio a conocer ayer por la mañana en el parque central de Apopa, al norte de San Salvador.

"Apopa ha sido caracterizada como uno de los municipios más violentos. Este día nace una nueva Apopa, una ciudad que de las cenizas de violencia se va a levantar como una ciudad deseable", afirmó el pastor David Ramos del Ministerio Bethania.

Agregó que las pandillas MS, Mao Mao, Máquina y 18 se han unido para crear un municipio libre de violencia.

Para comenzar, luego un concierto en el parque central de Apopa, las cuatro pandillas salieron en caravanas para iniciar el plan de borrado de grafito en todas las colonias. "Se han distribuido cubetas de pinturas por todas las colonias. La jornada consistió en una caravana por Valle del Sol, Tikal, Madre Tierra, Ciudad Obrera, Valle Verde y Distrito Italia, donde los diferentes grupos han iniciado el plan de limpieza de la ciudad", subrayó el pastor.

Además, los pandilleros se comprometieron públicamente a mantener el municipio con cero homicidio, cero extorsiones, cero violaciones y cero acoso a las escuelas.

El pastor reiteró que las pandillas como un gesto de interés por el cambio, en las pasadas fiestas de fin de año no cometieron homicidios.

Además hubo semanas en 2012, sin homicidios, argumentó el religioso.

Este proceso comenzó por iniciativa de las pandillas quienes desde hace dos meses acudieron a sus iglesias para buscar el apoyo de la segunda fase de la tregua.

El exguerrillero, Raúl Mijango manifestó que ya no son 10, sino 18 municipios que serán declarados libres de violencia a mediados de enero. "Esta segunda fase de la tregua ha despertado esperanza en muchos cristianos. Creemos que se puede cristalizar algo sólido entre las pandillas para beneficio de todo los salvadoreños", puntualizó Mauricio Navas, coordinador del proyecto No Matarás.

Por su parte un pandillero afirmó que este es un compromiso serio y piden que la sociedad les ayude.