Ordenan detención para oficial PNC por intentar robar carro

El subinspector, en junio de 2011, fue acusado del homicidio de un nicaragüense. Alegó defensa propia y fue absuelto de cargos

El subinspector José Cristóbal Mancía Rivera es procesado por tres delitos, según la Fiscalía. Sus compañeros de trabajo decidieron no esposarlo para la audiencia. Foto EDH / Marvin Recinos

El proceso judicial contra el subinspector José Cristóbal Mancía Rivera, de 47 años, por los delitos de intento de robo (de un vehículo), disparos con arma de fuego y daños a la propiedad, pasó ayer a la etapa de instrucción. Él fue enviado a prisión preventiva, según dictaminó ayer el Juzgado 2° de Paz de la ciudad de San Vicente.

Mancía Rivera, jefe de la Unidad de Prevención de la delegación policial de San Vicente, intentó robar un automóvil en las proximidades del parque central de San Vicente, el pasado 28 de diciembre, alrededor de las 3:50 de la madrugada, según la acusación formal de la Fiscalía General de la República (FGR).

En el hecho, el subinspector utilizó una subametralladora SAF que la institución policial le había asignado como arma de equipo, según consta en el expediente judicial.

De acuerdo con la acusación fiscal y con el relato de la víctima, Mancía Rivera apareció del parque central donde estaba haciendo desórdenes y se puso delante del carro placas P-458-403, dentro del cual estaba David Peña, hizo varios disparos con la subametralladora y luego le exigió las llaves del vehículo.

Cuatro balazos impactaron en el motor del vehículo, lo que provocó que del mismo saliera vapor y humo. Al ver esto, el oficial salió corriendo, llevándose solo las llaves.

La escena fue presenciada por muchas personas que a esa hora aun permanecían alrededor del parque, pues en esos días se celebraban las fiestas patronales de San Vicente, según las investigaciones.

Se presentó a trabajar a las 4:00 a.m. del viernes

El subinspector fue capturado dentro de la delegación policial de San Vicente, a donde había regresado hace apenas ocho meses, después de haber sido absuelto por el cargo de homicidio en contra de un ciudadano nicaragüense, a quien le quitó la vida en defensa propia, según alegó.

Cuando le preguntaron dónde estaba el arma de equipo, simuló buscarla y luego respondió que se la habían robado, dijeron las autoridades.

La madrugada del viernes anterior, minutos después del intento de robo, la PNC halló la subametralladora abandonada cerca de la escena del crimen.

Ayer, en la audiencia inicial, el imputado y sus abogados presentaron una fotocopia de documentos policiales en las que constaba que Mancía Rivera salió con licencia el 27 de diciembre, y que se había presentado a la delegación a las 4:00 de la madrugada a recibir turno. Es decir, aproximadamente 10 minutos después de que sucedieran los delitos que le imputan.

Varios policías consultados aseguran que no es normal que haya relevo de algún servicio a las 4:00 de la mañana.

No irá a la cárcel

A pesar de que al subinspector Mancía Rivera se le decretó la detención provisional, este no irá a ningún centro penal o a bartolina policial, según indicó ayer el fiscal que se presentó a la audiencia inicial del caso.

El tiempo que el oficial permanezca en "prisión" preventiva, lo pasará en la misma delegación policial en la que trabajaba el día que ocurrieron los hechos por los que lo acusan, es decir, en la delegación de San Vicente, donde no hay bartolinas, según explicaron algunos agentes.

Un inspector y dos subinspectores uniformados llegaron al centro judicial al mismo tiempo que el imputado era llevado a la audiencia, sin estar esposado; así permaneció en el pasillo judicial y de esa misma forma fue llevado, a la delegación policial.