Organizan marcha y oran por un joven desaparecido

Hoy cumple ocho días de haber desaparecido, luego de que salió de su trabajo. Vecinos hacen turnos de búsqueda, mientras la PNC y FGR indagan a paso lento.

Familiares agradecerán cualquier información al número telefónico 7735-6708. Foto EDH / Francisco Torres.

SAN MIGUEL. Erick Giovanni Gómez Estrada, de 30 años, cumple hoy ocho días de haber desaparecido, por lo que sus familiares, amigos y compañeros de trabajo se han dado a la tarea de buscarlo.

"Desapareció sin dejar rastros, es como que se lo haya tragado la tierra", dice una familiar, tras varios días de búsqueda organizada por decenas de habitantes del municipio de Uluazapa, San Miguel, donde vivía Gómez Estrada.

El jefe policial de oriente, Evaristo Padilla, dice que se hacen investigaciones y que tienen varias hipótesis que no revela para no entorpecer las labores de los investigadores.

"Pero este es un caso complejo", explica Gregorio Villarreal, jefe fiscal de San Miguel. "Es como todos los casos de desaparecidos, que encontrar hilos conductores que en un momento de la investigación desaparecen y te das cuenta que no tenés nada", agrega.

No obstante, Villarreal explica que han tratado de rastrear la motocicleta en la que el joven se conducía cuando desapareció.

También revisaron los movimientos sus cuentas financieras, los sitios donde estaba cuando usó su teléfono celular, poco antes de desaparecer, los números telefónicos que marcó y de los que recibió llamadas, pero eso no les ha llevado hasta el momento a ninguna parte.

El joven trabajaba en la Empresa Eléctrica de Oriente (Eeo) y el martes anterior salió, a las 6:30 de la tarde, rumbo a su casa, pero nunca llegó.

Este lunes el Sindicato de la Industria Eléctrica de El Salvador (Sies) organizó una caravana que terminó frente a la catedral migueleña. Ahí oraron por el pronto regreso de Erick Giovanni, y por su vida.

En la vivienda del desaparecido todas las noches se congregan decenas de personas para orar y solidarizarse con la familia, que se deshace en la angustia de no saber nada sobre su paradero.

El jefe fiscal precisó que han pedido el apoyo de la División Elite contra el Crimen Organizado (Deco) para resolver el caso pronto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.