Mijango y Colindres piden derogación de Ley Antipandillas

Los denominados facililtadores de la tregua llegaron hoy a la Asamblea Legislativa

Foto vía Twitter Eugenia Velásquez

Raúl Mijango y el obispo castrense, monseñor Fabio Colindres, llegaron hoy a la comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa para pedir que se derogue la Ley de Proscripción de Pandillas o Maras y Grupos de Exterminio.

Los denominados facilitadores de la tregua entre pandillas se acercaron a los diputados para pedir la derogación de esta normativa ya que argumentan que esto permitirá avanzar en la segunda fase de dicho proceso.

La Ley Antipandillas fue aprobada por consenso en la Asamblea en septiembre de 2010, lo que implica la prohibición de la existencia, financiamiento y pertenencia a estos grupos.

En su lugar, Mijango propuso a los diputados aprobar una ley especial transitoria que beneficie a los jóvenes que quieran reinsertarse a la sociedad.

Los facilitadores también pidieron 25% de la ley Fodes de las alcaldías para que se destine en prevención.

Mijango dijo a los legisladores que desde que ha estado vigente la llamada tregua ha habido 2,341 homicidios menos.

Agregó que "ya no es una simple tregua, sino un proceso que debe verse de otra manera".

Los diputados de ARENA y CN cuestionaron la participación del Gobierno en la tregua.

ARENA fue más enfática y dijo no creer en los resultados de la tregua porque la percepción de la gente es que las pandillas siguen cometiendo delitos.

En la segunda fase de la tregua entre pandillas, anunciada por Seguridad en el marco del primer año de gestión del ministro David Munguía Payés, los facilitadores propusieron a petición de las pandillas crear los denominados "municipios santuarios", áreas en donde, supuestamente, no se cometerán delitos, y por eso mismo no será necesario el patrullaje policial ni operativos nocturnos.

Hasta la fecha las autoridades no han revelado los nombres de esos 10 municipios.