resumen noticias

CSJ no pagaba agua en Juzgado de Vigilancia

Fuentes judiciales aseguraron que la deuda que tiene la Corte Suprema con Anda viene desde junio pasado

Óscar Iraheta Arteaga Twitter: @oscar_irahetaÓscar Iraheta Arteaga sucesos@eldiariodehoy.com Jueves, 6 de Diciembre de 2012

Mientras que los empleados de la Corte Suprema de Justicia esperan un jugoso bono de 900 dólares, el juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Santa Tecla ha tenido un servicio irregular de agua potable en los últimos meses por falta de pago a la autónoma.

Fuentes judiciales confirmaron que el pasado miércoles, los peritos de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda), reconectaron el servicio después de varios meses de carecer del servicio.

Las fuentes agregaron que la deuda era arrastrada desde junio pasado por parte de las autoridades de la Corte Suprema de Justicia.

Agregaron que en los últimos días se realizaron los pagos y se reconectó el servicio.

Empleados del referido juzgado confirmaron del deficiente servicio desde junio pasado.

Sin embargo, agregaron que la casa de alquiler donde funciona el juzgado de Vigilancia Penitenciaria tiene cisterna y eso hace que el problema no sea tan grave.

Un empleado que prefirió no revelar su identidad expresó que muchas veces han tenido que reconectar las tuberías para abastecer la cisterna y llenarla.

En un primer momento se denunció que también el Centro Judicial de Santa Tecla también carecía de agua potable. Sin embargo, las fuentes judiciales y empleados desmintieron esa información, pero mostraron su preocupación ante los rumores, ya que en el lugar funciona una sede de Medicina Legal y eso provocaría problemas de insalubridad.

Sigue deuda millonaria

Fuentes de la CSJ aseguraron que el máximo órgano de justicia aún tiene una deuda millonaria con sus proveedores desde hace varios meses.

En la segunda semana de noviembre se publicó que la Corte tenía una deuda de $10 millones con los proveedores de diferentes rubros.

Durante la Corte Plena donde se aprobó el bono navideño, los magistrados que estuvieron en desacuerdo con el incremento cuestionaron al gerente financiero por qué se aprobaba un bono, cuando hay una deuda millonaria.

El gerente explicó en esa ocasión que el Ministerio de Hacienda no hacía los desembolsos para pagar a las pequeñas empresas.

Además, los salarios entraban en el presupuesto a lo asignado a las remuneraciones y el pago a los proveedores estaban en el rubro de las adquisiciones de bienes y servicios.

Ante el problema, los magistrados sugirieron durante esa sesión, que se debería hacer una transferencia de dinero para reducir la deuda.