Capturan a adolescente por tirar a bebé en fosa séptica

Cuando la Policía llegó a auxiliarla tras un llamado de emergencia, los agentes escucharon el llanto de una recién nacida al fondo de la fosa séptica.

La recién nacida y su madre fueron trasladadas al hospital nacional San Juan de Dios, en Santa Ana. Foto EDH / Archivo

Griselda A., de 17 años, fue arrestada ayer por agentes policiales luego de haber sido acusada de lanzar a su hija en una fosa séptica minutos después de haber dado a luz.

La adolescente tendrá ahora que enfrentar a la justicia después de que las autoridades le atribuyeran el delito de homicidio en grado de tentativa.

El hecho ocurrió en el caserío Valle Nuevo, del cantón El Tinteral, en Coatepeque, Santa Ana.

Según la Policía, una familiar de la joven llamó al sistema de emergencias 911 para pedir auxilio porque, supuestamente, la adolescente ahora arrestada se sentía mal. La pariente pidió ayuda para que Griselda fuera trasladada a un centro hospitalario.

Cuando los agentes llegaron a la escena, sin embargo, escucharon el llanto de un bebé recién nacido y, luego de una inspección en la vivienda, encontraron a la recién nacida en el interior de la letrina.

Los oficiales procedieron a realizar el rescate de la pequeña, quien, al parecer, ya tenía no menos de seis horas desde que su madre la había dejado abandonada en la fosa.

"Afortunadamente se logra el rescate de una bebé sana, la limpian y la trasladan al hospital", relató el comisionado Douglas Omar García Funes, jefe de la región occidental de la Policía.

Tanto madre como hija fueron trasladadas al hospital nacional San Juan de Dios.

La adolescente ha quedado bajo custodia policial en el nosocomio, donde luego procederá su arresto formal cuando le den el alta del centro asistencial.

"Muchas veces son embarazos no deseados y en el caso de las menores muchas veces actúan por un sentimiento de culpa", dijo García Funes.

Hasta el cierre de esta nota, aun se desconocían las razones que motivaron a Griselda a cometer este hecho, dijo la Policía.

En agosto pasado, una mujer fue condenada a purgar 40 años de prisión luego de haber asfixiado a su hijo después de dar a luz y haberlo lanzado en una fosa en Mejicanos.