Condenan a asesino de camarógrafo

Alfredo Hurtado, del canal 33, fue ultimado en abril de 2011. Un marero implicado estaría prófugo, según las autoridades.

El homicidio del camarógrafo Alfredo Hurtado Núñez causó repudio entre el gremio periodístico local e internacional.

El homicidio de Alfredo Antonio Hurtado Núñez, camarógrafo del canal 33 de televisión, no quedó impune. Ayer un Tribunal Especializado de Sentencia condenó a Jonathan Alexander Martínez Castro a 30 años de prisión tras hallarlo culpable del hecho.

El ataque contra el camarógrafo ocurrió el 25 de abril de 2011 dentro de un autobús de la ruta 29G, que hace su recorrido entre la colonia Jardines de San Bartolo, en Ilopango, y el centro de la capital.

Al momento del hecho, Hurtado se dirigía a su trabajo cuando dos miembros de la mara Salvatrucha abordaron la unidad, se dirigieron a la víctima y le dispararon siete veces.

Las autoridades identificaron al cómplice de Martínez Castro como Marlon Stanley A., de 20 años, quien huye de la justicia. Sobre él pesa una segunda orden de captura por el crimen de un sujeto de su misma pandilla, quien era apodado como "Piñata".

En su momento, Francisco Bonifacio, jefe de la Fiscalía de Soyapango, dijo que los criminales le quitaron la vida al camarógrafo porque creyeron que él había presenciado el homicidio del "Piñata" e informó de eso a la Policía.

Sin embargo, el Ministerio Público aseguró que los imputados se confundieron porque quienes delataron a los pandilleros que mataron al "Piñata" fueron otros miembros de la misma mara.

Ataques al gremio

Posterior al asesinato de Alfredo Hurtado, algunos de sus allegados dijeron que pandilleros de la MS lo amenazaron por el hecho de tener amistades en la Policía y por el trabajo que desempeñaba como periodista.

Las fuentes dijeron que los asesinos sabían que Hurtado laboraba en el canal 33 y que lo habrían atacado porque daba cobertura a los operativos policiales que se hacían cerca de su casa donde capturaban a pandilleros, quienes lo habrían reconocido.

Tras la muerte de Hurtado, el canal 33 dijo en un comunicado que existían sólidas presunciones de que su asesinato pudo estar motivado por el trabajo que realizaba.

Hurtado se convirtió en el tercer miembro del gremio periodístico que murió a manos de pandilleros en los últimos cuatro años. En septiembre de 2007 asesinaron al periodista radial Salvador Sánchez, en la colonia Florencia, en Soyapango. El 2 de septiembre de 2009 mataron al periodista franco español Cristian Poveda en la colonia Campanera, en Soyapango.