Llega español al país para ser procesado por estafa agravada

Fiscalía lo acusa de defraudar con 112 mil dólares a una empresa local Torrens Tolosa es el primer español que es extraditado a El Salvador

El español Juan Torrents Tolosa llegó anoche extraditado por su país acusado de estafar a un salvadoreño más de $112.000, informó la Fiscalía General de la República. Foto EDH / Marvin Recinos

El español Juan Torrents Tolosa, quien es reclamado por el Juzgado Séptimo de Instrucción de San Salvador, acusado de estafa contra una empresa salvadoreña, llegó ayer extraditado desde España.

El imputado, de 60 años, arribó al aeropuerto de Comalapa a las 7:00 p.m. custodiado por una comitiva encabezada por el director de los Intereses de la Sociedad de San Salvador, de la Fiscalía, Julio Arriaza, y varios agentes de la Policía Internacional (Interpol).

Según el Ministerio Público, en marzo de 2005, Torrens Tolosa se habría hecho pasar como presidente de la Federación Mundial de Zonas Francas y así habría logrado defraudar con 112 mil dólares a la empresa salvadoreña Comalaparks, cuyo representante legal es el exministro de Salud, Lisandro Vásquez Sosa.

El proceso judicial señala que el español recibió esa cantidad de dinero para traer inversión extranjera al país.

De acuerdo con el representante de la empresa afectada, la difusión roja para el arresto del Torrents Tolosa estaba activa desde el 4 de febrero de 2008.

El hecho por el que se acusa a Torrents Tolosa se registró en marzo de 2005, cuando se comunicó vía telefónica con Vásquez Sosa, haciéndose pasar por representante de la organización especializada en zonas francas y lo animó a realizar estudios de factibilidad para desarrollar proyectos de este tipo.

Consta en el proceso judicial que el 19 de julio de 2005 el imputado y Vásquez Sosa suscribieron un contrato que dio vida al parque de zona franca Comalaparks.

El español adquirió obligaciones como construir el edificio, atraer inversión extranjera, ayudar en la implantación de la empresa y generar puestos de trabajo estables.

El plazo fijado para desarrollar la zona franca fue cinco años a partir de la fecha del contrato. La parte que tenía que hacer la víctima era poner a disposición su terreno, situado en Tapalhuaca, La Paz, y financiar el proyecto.

Aunque Torrents Tolosa pedía a dinero a la víctima, el proyecto no avanzaba, y le pidió lo invertido. El imputado le devolvió 69,741 dólares, pero adeuda 122 mil más.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.