Acusan a 2 jueces de sentencia en La Unión

Fiscalía los acusa de revertir una condena de 10 años por la libertad del sentenciado.

Los jueces de Sentencia de La Unión, Carlos Mauricio Herrera y Jesús Aquiles Alvarado, fueron acusados ayer de prevaricato (dictar sentencia injusta) ante el Juzgado Segundo de Paz de esa jurisdicción.

Según la Fiscalía, los operadores de justicia dejaron en libertad bajo palabra a Tránsito Orlando Campos Guardado, condenado por ellos mismos, a 10 años de prisión el 28 de julio de 2004.

Campos Guardado fue condenado por la muerte de Elmer Remberto Mendoza Alvarenga, un hecho registrado en el cantón Santa Cruz, en San Alejo, en junio de 2001.

La defensa, no satisfecha con la decisión judicial solicitó dos revisiones al fallo, para lo cual llamaron al testigo, quien confesó que la muerte de Mendoza Alvarenga fue un homicidio.

En una primera revisión, la defensa no logró revertir el fallo, pero en un segundo intento, el testigo declaró lo contrario a lo dicho en el juicio, al afirmar que la muerte de Mendoza Alvarenga no fue homicidio, sino una tragedia involuntaria.

Con esta versión, los jueces ahora acusados decidieron cambiar el delito de homicidio simple a culposo (involuntario) y de inmediato los dejaron en libertad. La Fiscalía apeló esa decisión y la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia le dio la razón, lo que dejó abierta la posibilidad de que sean procesados.