resumen noticias

Descontento policial por marginación en ascensos

Piden que se considere la experiencia, antigüedad y desempeño de los postulantes

Miércoles, 21 de Septiembre de 2011

Subinspectores y sargentos de la Policía Nacional Civil (PNC) aseguran estar inconformes por la dinámica desarrollada para optar a los cursos de ascensos, que, denuncian, como irregulares.

Ante el descontento que existe entre numerosos sargentos, muchos de éstos sostuvieron una reunión el fin de semana anterior en un municipio del departamento de La Libertad, para definir posición ante la presunta preferencia de las autoridades policiales que están prodigando a personal que proviene de las filas de la ex guerrilla del FMLN.

En este curso han sido sólo 79 sargentos los convocados, y quienes la próxima semana comenzarán a realizar las pruebas de aptitud.

Sin embargo, una de las denuncias principales es que el Tribunal de Ingresos y Ascensos (TIA) exige títulos universitarios a los aspirantes, lo cual resulta un requisito infranqueable para sargentos que durante años han estado asignados a lugares donde se les hace imposible inscribirse en una carrera universitaria.

Las fuentes indican que, muchos sargentos (sin proporcionar nombres) han sido marginados de la convocatoria, incluso teniendo un título universitario, porque provienen de las filas de la Fuerza Armada.

La inconformidad de este sector de la PNC ya ha llegado hasta la Comisión de Seguridad de la Asamblea Legislativa, lo cual ha derivado en acusaciones entre los partidos ARENA y el FMLN.

Ya en mayo anterior, el diputado arenero César Reyes Dheming señaló que había personal hasta con 18 años de servicio y que no les permitía participar en los cursos de ascenso por privilegiar a los miembros policiales con vínculos al FMLN.

Pero más allá de las discusiones en que se enfrascan políticos por el problema, el más de medio centenar de sargentos aseguran conocer a la perfección la decadencia, el desgano y la falta de capacidad que adolece la PNC en su trabajo diario.

De tal situación, los quejosos aseguran que no es responsabilidad del director general, sino de jefes policiales y oficiales que están trabajando bajo un acomodamiento laboral y, en muchos casos, sujetos a lineamientos de estructuras políticas a las cuales pertenecen.

Curso a subinspectores

Como en el caso de los sargentos inconformes con la convocatoria para ascender a subinspector, también hay muchos subinspectores que señalan irregularidades en la convocatoria al curso para ascender a inspector que ya lleva varias semanas en ejecución en las instalaciones de la Academia Nacional de Seguridad Pública (ANSP).

De acuerdo con las fuentes, las preferencias hacia oficiales que se muestran afines al FMLN son tan grandes que se ha llegado a ignorar faltas graves de algunos oficiales que tienen expedientes disciplinarios abiertos por faltas graves o que rayan en delito.

A algunos inspectores ni siquiera les abrieron expediente para no afectarlos, aseguran los informantes.

Denuncian como ejemplo el caso de una subinspectora, asesora de la Dirección General, que no tiene el tiempo requerido para optar al ascenso. Sin embargo, fue admitida en el curso.

La preferencia hacia la oficial fue tan grande que pocas semanas antes de aplicar para el curso extravió una computadora y una arma de fuego, propiedad de la corporación policial.

No obstante, según las fuentes, no se le abrió expediente disciplinario para no afectarla en el ascenso.

Las fuentes también mencionan el caso de un subinspector destacado en la Delegación Centro de San Salvador, que en 2009 reportó como extraviada su arma de equipo, la cual había dejado en su vehículo, que estacionó frente a las instalaciones policiales.

Poco más de un año después, la pistola policial fue decomisada a un miembro de la pandilla 18 en Nahuizalco, Sonsonate.

El oficial también es tío de un cabecilla de tercera línea de la clica "Teclas Locos Salvatruchos", de la mara Salvatrucha, que actualmente se encuentra recluido en el penal de Máxima Seguridad en Zacatecoluca, mejor conocido como Zacatraz.

En cambio, según las fuentes, a muchos subinspectores que provienen de las filas de la Fuerza Armada sí se les negó la inscripción al curso arguyendo que tenían procesos disciplinarios.

Ante todos esos señalamientos, los subinspectores y sargentos inconformes consideran que el Tribunal de Ingresos y Ascensos debería realizar una investigación no sólo para verificar procesos disciplinarios, sino también para constatar el buen desempeño laboral de los aspirantes convocados.

De esa forma, sostienen, se enterarían de que hay jefaturas que han adoptado actitudes pasivas y permisivas en el combate del delito. —EDH