Miles de dólares para financiar campaña para despenalizar el aborto en El Salvador

Las organizaciones Colectiva de Mujeres para el Desarrollo Local y Agrupación Ciudadana por la despenalización del aborto "terapéutico, ético y eugenésico" en El Salvador abanderaron la campaña que inició en julio de 2013 hasta marzo de 2014. Además hicieron un "convenio" con el medio digital Contrapunto y publicaron artículos de opinión

Foto: Archivo

Oorganizaciones internacionales no gubernamentales han apoyado y financiado desde julio de 2013 una campaña en el país para despenalizar el aborto. La inversión para dicha campaña asciende a $112,744.88, según el proyecto contra la despenalización del aborto presentado IPAS Centroamérica y al que tuvo acceso El Diario de Hoy.

En el referido documento se explican las actividades que se ejecutaron en toda la campaña, enfocadas en cuatro áreas: fortalecimiento de alianzas con organizaciones nacionales e internacionales, visualización del impacto de la penalización del aborto, litigio nacional e internacional en la defensa de mujeres penalizadas y presentación de recursos jurídicos para cambiar la legislación penal.

Según las organizaciones en pro del aborto, el objetivo es "hacer frente a la realidad de la penalización absoluta del aborto", "promover" conciencia ciudadana para cambiar la legislación existente sobre la interrupción del embarazo en el país y defender legalmente a las mujeres que han sido condenadas por el delito de aborto.

Además "educar e informar" a la población sobre la problemática y la necesidad de que las mujeres "reciban asistencia adecuada para asegurar su salud sexual y reproductiva".

El proyecto, con fecha 21 de febrero de 2014, tiene el apoyo de la Fundación Ford y de la Colectiva de Mujeres para el Desarrollo Local (CFDL). Esta última en representación de la Agrupación Ciudadana por la despenalización del "Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico".

En cerca de ocho meses han ejecutado diversas acciones con el apoyo de IPAS y de la Fundación Ford. La Fundación, en su página web, publica que es bastante criticada por la derecha política estadounidense por el patrocinio a movimientos en favor de la comunidad LGTB (comunidad gay) y por organizaciones proaborto.

De acuerdo con la descripción de actividades que expone el documento, entre junio de 2013 y marzo de 2014 las activistas en pro del aborto realizaron reuniones bimensuales y mensuales con organizaciones como la plataforma "Beatriz tiene derecho a vivir", la Comisión Nacional de Bioética, el Foro Nacional para la Salud, la Coalición de Mujeres Salvadoreñas Rumbo al Cairo y más.

En ese mismo período, para "visibilizar" el impacto de la penalización del aborto en el país echaron mano de los medios de comunicación radiales y de las redes sociales.

Según el proyecto también consideraron darle seguimiento a un "convenio" con el periódico digital Contrapunto.

Ese periódico digital le ha dado seguimiento al caso de "Beatriz", una joven que pidió a las autoridades que se le permitiera la interrupción de su embarazo para salvaguardar su vida.

Además ha publicado en varias oportunidades reportajes especiales sobre la legalización o no del aborto en el país.

Uno de los indicadores de resultados del proyecto es que se ha fortalecido la relación con el periódico digital Contrapunto y se han publicado al menos 15 artículos de opinión sobre ese tema.

La Agrupación Ciudadana destaca que el trabajo con periodistas se fortaleció a partir de algunas publicaciones que hicieron referente al caso de Beatriz, especialmente los periódicos digitales Contrapunto y El Faro.

Las ONG organizaron conferencias de prensa para dar a conocer públicamente sus posturas frente al tema; y para divulgar el trabajo de la Agrupación y de la Colectiva Feminista hicieron campos pagados.

También llevaron a cabo jornadas con periodistas para fortalecer su enfoque desde los denominados "derechos sexuales y reproductivos" , contabilizan que cerca de 20 periodistas participaron en esta jornada.

Asimismo describe que han generado al menos tres producciones audiovisuales para difundir la problemática de la penalización del aborto.

Los fondos también fueron destinados para actualizar de forma periódica la página web de la Agrupación Ciudadana y hacer sondeos de opinión a través de las redes sociales y la página web. Además realizaron una investigación sobre el impacto en la salud y la vida de las mujeres de la actual legislación contra el aborto.

"La campañas de comunicación a través de redes sociales ha sido una herramienta eficaz, se ha logrado movilizar la opinión pública y generar indignación y solidaridad internacional", es otro de los logros según el documento.

La ayuda que les brinda la Fundación Ford y IPAS Centroamérica también se ha enfocado en la defensa de mujeres procesadas por aborto.

Según el documento, al menos cinco mujeres criminalizadas por aborto fueron defendidas judicialmente, y otras cinco se les da tratamiento sicológico.

Presupuesto de campaña

En el apartado III, referente al presupuesto por actividad ejecutada y el tipo de gasto, se describe que para fortalecer las alianzas se realizaron jornadas y reuniones con organismos no gubernamentales y con grupo de jóvenes voceros de derechos sexuales y reproductivos.

Estas actividades de "fortalecimiento" significaron un desembolso de $19 mil 570, para subsanar gastos de transporte, alimentación y honorarios principalmente.

Por ejemplo, para 12 jornadas de formación con jóvenes de Tonacatepeque, que incluyó transporte, alimentación y honorarios, se gastó $2,400.

Mientras que el costo de reuniones y jornadas de coordinación de la campaña "28 de septiembre" en América Latina y el Caribe, a cargo de la Colectiva Feminista; además de darle seguimiento a la comunicación con organizaciones de Latinoamérica y el Caribe, ascendió a $8,800, en honorarios y alimentación.

Las actividades para "visibilizar" el impacto de la penalización "absoluta" del aborto en la vida de las mujeres, según lo describe el documento, fue de $36,750.

En este apartado se destacan las estrategias de comunicación, como campañas en medios digitales, sondeos de opinión, pauta en radio y redes sociales, actualización de página web y redes sociales.

El presupuesto para continuar con el convenio con el periódico digital Contrapunto fue de $4,500, y se destinó para banners, asesorías y publicaciones, dice el documento.

Los fondos destinados al tercer rubro de ejecución de la campaña, que es la defensa de mujeres procesadas por aborto, fueron de $27,270.

La defensa en los tribunales de al menos cinco mujeres privadas de libertad por haber cometido un aborto, significó un desembolso de $17,420 en concepto de honorarios, y $720 por transporte, dice el documento.

Las organizaciones feministas han insistido en despenalizar el aborto "terapéutico".

En El Salvador, hasta 1997, la ley permitía tres tipos de abortos: el aborto terapéutico, cuando la vida de la mujer estaba en peligro; el ético, si el bebé es producto de una violación o incesto; y el eugenésico, cuando la vida del feto estaba en peligro debido a malformaciones.