resumen noticias

Alcaldía apoya Sitramss, pero denuncia tala de más de 200 árboles

Empresa que construirá segundo tramo, sin permisos

Roberto Alas nacional@eldiariodehoy.com Martes, 3 de Septiembre de 2013

La Alcaldía de San Salvador anunció que apoya el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana (Sitramss) que impulsa el gobierno central, pero advirtió que las obras implican la tala de 200 árboles.

La alcaldesa capitalina, Gloria Calderón de Oñate, llamó al Viceministerio de Transporte a cambiar el proyecto de establecer las paradas de buses del metrobús en los parques Centenario e Infantil por el daño que causará según el actual trazo.

El VMT iniciará la próxima semana la construcción del segundo tramo del Sitramss, el cual implicará fijar paradas en ambos parques.

El parque Centenario es municipal, no así el Infantil, que depende de la Secretaría de Cultura (Secultura).

Calderón de Oñate declaró a El Diario de Hoy que la municipalidad apoyará el proyecto de transporte público, pero pide que se cambien las paradas a otras áreas, para no depredar el medio ambiente capitalino.

En el caso del parque Infantil, que es propiedad del Estado, De Oñate lamentó la depredación de árboles de diversas especies, sobre todo, porque es el único pulmón con que cuenta el centro de la ciudad capital.

Un proyecto de tal envergadura requiere de consultas con todos los sectores, reclamó la alcaldesa, y tal como lo denunció el candidato presidencial por el partido ARENA, Norman Quijano, nunca les tomaron en cuenta.

Gloria de Oñate recordó que fue el alcalde Norman Quijano quien propuso originalmente la introducción del metrobús, pero porque están convencidos de que el país necesita un nuevo y moderno sistema de transporte "mejor y más eficiente que el que tenemos ahora", pero no a costa de dañar el ambiente.

"Nosotros no podemos oponernos y mal haríamos en ir a pararnos para que no construyan la obra cuando llegue al parque Centenario," expresó.

Con el proyecto del Sitramss, el parque Infantil sufrirá la pérdida de un área de 2653.45 metros cuadrados, en la cual deberá ser modificado el trazado de tren, el Monumento a la Madre y mover la malla ciclón que bordea el inmueble.

En esa zona es donde se encuentran más de 200 árboles, lo que causará un impacto ambiental en la zona.

Para la tala de árboles que hará la empresa que construya el segundo tramo, también tiene que solicitar los permisos a la comuna.

"Oponernos por oponernos no lo vamos hacer; pero vamos hacer valer lo que dicen nuestras ordenanzas y deben solicitar los permisos y que paguen las tasas que corresponden", insistió la alcaldesa.

De Oñate también llamó al Ministerio del Medio Ambiente (MARN) para que se pronuncie sobre la tala que habrá en el Parque Infantil y le recomendó a "que ponga un pago compensatorio (al Estado) a toda esa tala que va a haber y el daño ambiental que se causará", explicó.

Con el parque Centenario, que es un bien municipal, el Sitramss afectará un área de 963.25 metros cuadrados, lo que obligará a reubicar los juegos infantiles en otra de las zonas; sin embargo, la mayoría son usadas como dormitorio de indigentes, prostitutas y adictos.

La alcaldía trató por todos los medios, sugiriendo al VMT, que el carril segregado pasara por otra zona; pero fue infructuoso.

La comuna sugirió que el MOP comprara derechos de vía en áreas aledañas y con ello ayudar a revitalizar la zona, aunque no fue posible.

La empresa que hará el segundo tramo aún no ha solicitado permisos, dijo De Oñate.