resumen noticias

"El precio de Petrocaribe es la soberanía del país"

María Corina Machado, diputada venezolana, asegura que la finalidad del gobierno de su país no es ayudar a los pueblos sino someterlos a su dominio

"El precio de Petrocaribe es la soberanía del país"

Esa es la observación que la diputada y una de las líderes de la oposición venezolana, María Corina Machado, hace respecto al proyecto Alba en El Salvador y la región.

Ver en Media Center >
El Diario de Hoy Martes, 3 de Septiembre de 2013

La diputada venezolana de oposición María Corina Machado visitó el país por invitación del Movimiento 300, un grupo de jóvenes empresarios apartidarios, que buscan incidir en la formación de liderazgos jóvenes con el fin último de mejorar las condiciones del país. En ese contexto, Machado expuso ayer su ponencia: "Venezuela: Un modelo totalitario para exportar". (Ver detalles en siguiente página).

La legisladora, quien es una de las representantes del nuevo liderazgo político opositor en esa nación, atendió además a El Diario de Hoy y explicó la forma cómo los venezolanos perciben el proyecto de Alba: poca claridad, cero rendición de cuentas del petróleo que envían a sus socios locales y un instrumento político. Por el contrario, recuerda cómo en los ochentas, los gobiernos de Venezuela y México se comprometieron en el acuerdo de San José a suministrar gasolina a Centroamérica para el desarrollo de la región y esa ayuda no estaba atada a apoyos o ideologías. Explica el mecanismo según el cual el oficialismo en Venezuela maneja el sobreprecio del petróleo a su antojo y además denuncia corrupción, negligencia y falta de inversión en la maquinaria petrolera.

¿Es legal, permite la Constitución de Venezuela dar ayudas a través de Petrocaribe a otros países con la subsidiarias como Alba Petróleos en El Salvador?

No, absolutamente no. En primer lugar, estos recursos no provienen del presupuesto aprobado por la Asamblea Nacional y eso ya en sí mismo es una violación a la Constitución. Estos señores, el mecanismo que utilizan desde hace varios años es subestimar el ingreso petrolero. Por ejemplo, para este año, para el presupuesto del 2013, colocaron el barril de petróleo a 55 dólares cuando ya estaba en ese momento por encima de 100. ¿Qué ocurre? Que el diferencial lo manejan discrecionalmente como les da la gana. Entonces esos recursos nosotros no sabemos de dónde vienen, cuál es su cantidad, a qué se dedican… No hay ningún tipo de contraloría ni transparencia en ese sentido y nuestra enorme angustia es que no están dirigidos para lograr el desarrollo y el bienestar de los países en donde se invierte. Y eso hay que decirlo y hay que asumirlo. Estos recursos no vienen para el bienestar de El Salvador, vienen para lograr el control y el dominio y la sumisión de El Salvador a un régimen extranjero.

¿Hay un precio?

Entonces, ¿cuál es el precio? Cuando dicen 'no estamos pagando nada'. Sí, están pagando: su soberanía. Ese es el costo de la soberanía. Y eso es lo que hay que asumir. Venezuela fue promotora de la cooperación internacional en materia energética en el 80 con el acuerdo de San José . O sea, esto no es nada nuevo, no es que a estos señores se les ocurrió. Con México, Venezuela y México. 80 mil barriles cada país. ¿Iba eso condicionado a una ideología política? ¿Se les pidió a esos países de América Central o el Caribe en ese momento que a cambio de recibir esos recursos tenían que darnos apoyo a un gobierno en la OEA o hacerlos de cierta ideología? ¿Fueron dirigidas a unas ciertas alcaldías sí y a unas ciertas no? ¿O eran para apoyar al pueblo de El Salvador, de Nicaragua, de Guatemala? Eso es lo que hay que afrontar. Y evidentemente también hay que reconocer que la situación económica de Venezuela cada día está más comprometida. Venezuela tiene hoy un problema de liquidez enorme. Y Venezuela se está endeudando a unos niveles astronómicos que no va poder mantener, de ser sostenibles los aportes que está ofreciendo y comprometiéndose a nivel mundial. Nosotros hoy en día estamos viviendo a punta de los préstamos que ha dado Rusia y China. Entonces, cuando llegó este régimen la deuda agregada de todo el estado venezolano no pasaba de los 35 mil millones de dólares a 40 mil millones. Ahora se habla de 220 mil millones de dólares. Tenemos reservas líquidas para unos cuantos días. ¿Cuál es la situación económica real y la posibilidad que Venezuela pueda cumplir con todos esos ofrecimientos? Esa otra pregunta.

¿Qué opina de un artículo del diario español ABC que manifiesta que el presidente Nicolás Maduro apoya las campañas a través de Petrocaribe de dos candidatos en El Salvador, el oficialista Salvador Sánchez Cerén y Tony Saca?

Hemos recibido informaciones que esto ha sido una práctica desde México hasta Chile. Es decir, recursos venezolanos que se usan para favorecer ciertos candidatos o proyectos políticos. Nosotros de eso no tenemos evidencias, más allá de lo que han confesado algunos candidatos. Y entiendo que aquí hubo un candidato que dijo que su proyecto y su estrategia social iba ser basados en aportes que iba a obtener de dinero venezolano. Ya eso de por sí representa a nuestro modo de ver un delito en Venezuela. Yo no tengo evidencias y no puedo afirmar que eso efectivamente sea cierto. Ahora, ha ocurrido en otros países.

¿Rinden cuentas en Venezuela de este proyecto?

Tan no rinden cuentas que nosotros nos enteramos por los medios de comunicación de otros países. Así no enteramos.

Acá hay un juicio abierto contra un dirigente gremial de los empresarios que ha dicho que esto es un lavado de dinero en el sentido que hay un problema legal en el origen de estos recursos. La argumentación de él era que está robado en Venezuela al pueblo de Venezuela y está invertido aquí en proyectos relacionados con un partido político. Alba Petróleos lo está demandando por difamación. Lo que usted básicamente dice confirma esto.

Absolutamente. No ha habido autorización alguna ni reporte alguno a nivel de la Asamblea Nacional para el origen de estos fondos. Si el origen de los fondos es lícito eso tampoco podemos saberlo pero sí es evidente que por Venezuela están transitando fondos provenientes de actividades vinculadas al crimen organizado y vinculadas al narcotráfico allí no podemos afirmarlo. No sabemos de dónde vienen esos recursos porque no hay rendición de cuentas a la nación.

¿En Nicaragua y acá caen otra vez en fondos no auditables que no dan rendición de cuentas. En Nicaragua, por ejemplo, nunca entran esos fondos al presupuesto sino se gastan a discreción del presidente...

Claro y no sabemos qué parte se queda en los distintos eslabones de la cadena, no hay manera de auditar esto. Los niveles de corrupción en Venezuela han llegado al extremo que el propio ministro Giordani dijo que el año pasado por el orden de 20 mil millones de dólares que se habían asignado en dólares preferenciales para importaciones fueron para importaciones ficticias. Lo dijo el ministro. ¿Creen que se abrió alguna investigación especial a nivel de Asamblea Nacional? Nosotros la planteamos . La negaron. Centenares de denuncias han sido negadas. Y la respuesta ha sido criminalizar a quienes planteamos la propuesta como lo que acaba de ocurrir en el caso de Amuay.

Explíquenos por favor...

Parte de la explicación que le damos a esta respuesta furibunda, totalmente fuera de escala del gobierno en mi contra y en contra de mis colegas diputados, pienso que tiene que ver porque PDVSA se ha convertido en una caja negra. No es una caja chica por las dimensiones. Es una caja negra, de corrupción, de incompetencia, incluso de negocios indebidos y nosotros, con nuestra investigación, ante la tragedia de Amuay, que tuvo lugar el 25 de agosto pasado. Como ustedes saben, es la tragedia petrolera más grave, más grande de nuestra historia. Hay por lo menos 49 personas fallecidas y desaparecidas, pero no se sabe con precisión si hubo más. La Asamblea Nacional se negó frente a nuestro planteamiento de constituir una comisión que investigara los hechos. Nosotros, 10 diputados, creamos una comisión que se llama "La verdad sobre Amuay" y desde entonces nos hemos dedicado a investigar qué pasó ahí. Hemos hablado con trabajadores, con víctimas, con familiares, con vecinos, con exgerentes, con académicos, hemos revisado todos los documentos públicos a los que hemos tenido acceso, más información de adentro que nos han suministrado los trabajadores y formulamos con los mejores expertos del área de refinación un informe de más de 300 páginas donde con precisión se establece las causas del accidente, las responsabilidades, y el inminente riesgo de que esto vuelva a ocurrir. El 21 de agosto fuimos hasta el centro refinador Paraguaná en el estado de Falcón donde están las dos refinerías Amuay y Cardón, entregamos el informe. Bueno, lo fuimos a entregar, no nos lo recibieron, pero entramos a la sede principal. Hubo algo conmovedor. En el momento que llegamos no sé como se enteró todo el edificio que ahí estábamos los diputados y han empezado a bajar trabajadores y a algunos se les salían las lágrimas. Otras eran miradas que pedían auxilio. Otros le decían a la gente que estaba con nosotros , quédense otro rato, no se vayan. De alguna forma sentían una reivindicación: por primera vez en 10 años veían a alguien que no vestía de rojo entraba al CRP. Con motivo de la entrega de este informe, a los pocos días la gobernadora de Falcón me acusó a mí de sabotaje y de ser la culpable de los accidentes en el sistema de refinación venezolano. Están pidiendo el allanamiento de mi inmunidad parlamentaria y el delito es terrorismo.