MCC avala a país proyecto para el Fomilenio II

Portavoz de la MCC, Erin Callahan, confirmó a EDH que el directorio ejecutivo notificó ya al Congreso de EE. UU. el aval técnico del proyecto

El Salvador más cerca de un Fomilenio II

La Corporación Reto del Milenio confirmó que la propuesta salvadoreña para aspirar a un segundo Fomilenio fue avalada por el Comité Ejecutivo. El país espera obtener $277 millones.

Ver en Media Center >

La Corporación Reto del Milenio (MCC por sus siglas en inglés) está lista para iniciar negociaciones con el Gobierno de El Salvador tendientes a ver los montos del proyecto de Fomilenio II. La agencia cooperante dio un visto bueno en la última revisión técnica del proyecto presentado por el país para aplicar al desembolso cercano a los $300 millones para el desarrollo de la franja costera del litoral Pacífico.

La portavoz de la MCC, Erin Callahan, confirmó a El Diario de Hoy que en días recientes el directorio ejecutivo de la organización notificó al Congreso de Estados Unidos el aval técnico del proyecto, luego que la junta de accionistas, realizada a mediados de julio, analizara el potencial de desarrollo del Segundo Compacto por el que compite nuestro país entre varios finalistas del mundo.

"Como parte del proceso de desarrollo de proyectos de la MCC, en cada potencial compacto examina una serie de pasos, y uno de estos implica consultas con el Congreso estadounidense", explicó Callahan.

Luego de ese paso de rigor y antes de que la propuesta llegue a manos de la Junta Directiva de la MCC que se reunirá en septiembre próximo, el Gobierno salvadoreño y los oficiales de la MCC estarían revisando aspectos de los montos que demandarían las inversiones, tanto las partes que pudiera dar la agencia cooperante como los aportes del Gobierno y de los inversionistas privados.

Pero además, hay 20 requisitos que el Gobierno de Funes debe cumplir para aspirar a los fondos. (Nota aparte).

La oficial de MCC hace hincapié en que mientras no haya una decisión final tomada por las máximas autoridades de la organización, todos los pasos son parte del proceso que se sigue en cada proyecto que presentan los países que son elegibles para ser beneficiados por esta forma de cooperación estadounidense, no reembolsable.

Por ahora, la oficina seguirá revisando hasta el último momento los criterios técnicos y una serie de valoraciones del entorno del país para aprobar el desembolso, que está supeditado a que El Salvador debe mostrar un ambiente productivo y amigable para hacer negocios; además, debe constatar la apuesta del gobierno por superar el nivel educativo y otros indicadores de desarrollo humano.

"En última instancia, es la junta directiva del MCC que debe proporcionar la aprobación para cualquier Compacto de la Corporación Reto del Milenio. El día de la reunión de la junta directiva se emitirá un comunicado detallando los puntos de agenda para las discusiones y decisiones tomadas; la junta directiva se reunirá nuevamente en septiembre", acotó la portavoz Callahan.

La agencia cooperante envió la notificación al Congreso el 29 de julio, de ahí quedó un tiempo prudencial para empezar gestiones con el Ejecutivo salvadoreño para ver la factibilidad de los montos a partir de este lunes, según trascendió.

Los ajustes en casa

Conseguir el desembolso del Segundo Compacto para Fomilenio II se ha vuelto una prioridad para el Gobierno del presidente Mauricio Funes, que cabildeó en semanas recientes en Washington, con una delegación formada por prominentes empresarios que forman parte del Consejo para el Crecimiento y representantes del gabinete económico, en el que tenían como misión mostrar unidad de cara a los beneficios que traería al país el desembolso de la MCC.

El economista Manuel Enrique Hinds considera que uno de los aspectos positivos de este proceso de elegibilidad del país para un segundo compacto de la Corporación Reto del Milenio es que el Gobierno se ha visto forzado a hacer algunos ajustes en casa que pudieran tener réditos para el desarrollo del país y para canalizar otras inversiones.

"Ha sido muy afortunado que así sea (Elegibilidad para un Segundo Compacto) porque, no tanto por el dinero en sí mismo, sino porque por tener su mente enfocada en éste (proyecto, el Gobierno) ha aceptado, a regañadientes, consejos de la agencia que maneja el programa, consejos que han sido buenos para el desempeño del país", expuso Hinds, en su columna semanal en este periódico.

Según datos preliminares del Gobierno salvadoreño, el país solicitaría a la MCC un monto aproximado de $277 millones, a los que se sumarían otros $88 millones que pondría a disposición el ejecutivo.

Este proyecto, en consideración de la oficina cooperante, surgió luego que El Salvador desarrollara con éxito el primer compacto realizado en la zona norte del país, donde hubo una inversión del Gobierno de Estados Unidos superior a los $460 millones.

La ejecución de la obra que estuvo a cargo del exministro de obras públicas, José Ángel Quirós, puso a El Salvador en la lista de candidatos elegibles para un segundo desembolso, que será decidido en septiembre próximo.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.