Waldemar sigue luchando por su vida en el Bloom

Waldemar podría ser trasladado a un centro médico en Estados Unidos, informó viceministro

Waldemar lleva casi seis meses internado en el hospital Bloom FOTO EDH/ARCHIVO

El viceministro de Salud, Eduardo Espinoza, dijo ayer que el sangrado en el cerebro que presentó Waldemar había cedido, pero que podría recaer.

El niño de cuatro años necesita un trasplante de intestino y tiene casi seis meses ingresado en el hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom. El estado de salud de Waldemar es delicado, se encuentra la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El infante ingresó a la UCI debido a una neumonías nosocomiales y un choque séptico.

Una voluntaria del grupo de apoyo de Waldemar y amiga de la familia dijo que el pequeño seguía estable.

"En este momento no queda más que tener mucha paciencia y rezar en todo momento porque el niño mejore pronto", informaba ayer la página en Facebook Salvemos a Waldemar.

El viceministro de Salud explicó que el jueves el infante estaba siendo evaluado por especialistas para ser traslado a un centro médico en Estados Unidos.

"Un hospital, que estaba dispuesto a asumir los riesgos, y tienen una experiencia bastante grande en el abordaje de este tipo de casos", afirmó. Días antes la ministra Isabel Rodríguez, también, menciono la posibilidad de hacer el trasplante en Argentina.

Espinoza aseguró que la institución que se ha ofrecido para realizarle el trasplante de intestino delgado asumirá los gastos del procedimiento quirúrgico. "Incluso ellos ponen un avión ambulancia para el traslado, que ese es otro de los problemas, porque en el país no hay disponibilidad de un avión de esa naturaleza, sería un avión equipado para eso", argumentó.

No obstante, la intervención y el traslado dependerá de las evaluaciones que le realicen al niño en las próximas horas, el equipo de especialistas del caso.

El funcionario dijo que el miércoles aún se analizaba la posibilidad de efectuar el traslado y que desconoce la fecha que podría viajar el pequeño y su familia.

Salvemos a Waldemar, amigos y la familia continúan realizando actividades para recaudar los fondos que necesitan para la cirugía. A mediados de enero, Waldemar perdió parte del intestino delgado cuando por accidente manipuló la pulidora de su padre y se cortó el abdomen.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.