ATP: Existen vacíos en las prepago y Sitramss

Transportistas afirmaron que no apoyarán los proyectos que impulsa el VMT, Sipago y Subes. Piden ser consultados al respecto.

Bus con los aparatos del sistema de cobro electrónico, en Santa Tecla. Foto EDH /

La Asociación de Transporte Público de Pasajeros (ATP) afirmó, ayer, que continuará con la postura de no apoyar el sistema de tarjeta prepago ni el Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss).

En asamblea general, el presidente de la gremial, Roberto Soriano, dijo que siguen existiendo vacíos en el proyecto del Sitramss que impulsa el Viceministerio de Transporte (VMT).

" No quieren discutirlos, los están implementando e imponiendo, y no lo vamos a permitir. Las verdaderas gremiales no estamos de acuerdo", afirmó.

Soriano dijo que uno de los puntos sin discutir es la "excesiva" inversión que haría el empresario para echar a andar el sistema y los gastos de mantenimiento que estarían a cargo de los transportistas.

"Dicen que vamos a pagar el GPS y el Internet. Al final el empresario no va a pagar el 10.5 % como dicen, si en el día se recolecta $100, va a pagar cerca de $16 diarios. Es un gasto, no ganancia", argumentó.

Aseguró que los están obligando a ser parte de Sistema Integrado de tarjeta prepago (Sipago), cuando la Constitución de la República garantiza el derecho de hacerlo o no.

El empresario dijo que harán uso de las instancias legales para hacer valer sus derechos. "Vamos a seguir una investigación jurídica y legal, y no descartamos otras medidas en el camino y al alcance, como marchas y paros porque sabemos que se nos están violentando nuestros derechos".

Aseguró que el 90 % de los empresarios agremiados en ATP están en contra de Sipago por considerarla ilegal.

Tampoco han quitado el dedo del renglón para crear una empresa distribuidora de tarjeta prepago, que estará conformada por empresarios y siguiendo los principios de libre competencia para mejorar la calidad del servicio. Ayer, la asociación realizó una asamblea general para elegir a la nueva junta directiva 2013-2014, en donde resultó reelecto en la presidencia Soriano.