Gobierno y empresarios se muestran unidos en EE.UU.

La comitiva de seis preeminentes empresarios y gobierno mostró postura unánime en gira

Preeminentes empresarios junto a representantes del gabinete económico del gobierno se reunieron en el Consejo de las Américas en Washington para exponer a los tanques de pensamiento la situación del país. foto EDH / tomas guevara

WASHINGTON. El centro de análisis Consejo de las Américas (COA, por sus siglas en inglés), acogió la tarde de este martes una variopinta concurrencia que acudió para conocer de primera mano la postura de dos sectores de El Salvador que en algún momento han mostrado antagonismos que no han pasado inadvertidos en Washington.

En el evento, copatrocinado por otros tanques de pensamiento como el Centro Woodrow Wilson y el Instituto American Enterprise, los seis destacados empresarios que forman el Consejo para el Crecimiento junto a igual número de representantes del gabinete económico del ejecutivo, dieron una señal de unidad ante un objetivo común: "la búsqueda del desarrollo en el país", coincidieron.

El anfitrión y vicepresidente del Consejo de las Américas, Eric P. Farnsworth, al abrir las ponencias destacó la tremenda oportunidad que representaba el evento, tanto para su organización como para otros centros académicos y de análisis escuchar la postura de los actores involucrados en los grandes desafíos económicos que se plantea para El Salvador.

El primer turno en las ponencias correspondió al secretario técnico de la presidencia, Alex Segovia, representante del gobierno ante el Consejo para el Crecimiento, que tiene de base impulsar el plan de Asocio para el Crecimiento firmado entre Estados Unidos y El Salvador hace 27 meses, explicó la importancia de enviar con esta visita un mensaje de certidumbre hacia Estados Unidos ante un esfuerzo común de conseguir que el Segundo Compacto de la Corporación para el Reto del Milenio se convierta en realidad para desarrollar la zona costera del país.

"Más allá de las diferencias estamos enviando un mensaje que crea las condiciones de trabajar de manera sustantiva para combatir la pobreza… Venimos a llamar a Estados Unidos también para que apruebe el Segundo Compacto", acotó el Segovia ante el foro.

Por su parte, Francisco Calleja, presidente del Grupo Calleja y elegido entre los seis empresarios de la comisión conformada además por Ricardo Poma, del Grupo Roble; Roberto Murray Meza, de Grupo Agrisal; Francisco de Sola, de la Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Fusades) y del Grupo Homarca; Roberto Dutriz, del Grupo Dutriz, y Carlos Guerrero, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, enfatizó en que un proyecto como el Asocio para el Crecimiento transcienda las fronteras políticas y partidarias en el país.

El empresario puso como ejemplo la incertidumbre que opacó el panorama económico del país previo y luego del arribo al poder del FMLN, en 2009, para dirigir las riendas del ejecutivo, dudas que poco a poco se han atenuando al ver el compromiso de la actual administración de no convertir el país en un satélite más del Socialismo del Siglo XXI que lidera Venezuela.

Sobre la entrada como empresarios al Asocio para el Crecimiento, cuyo borrador les presentó el Gobierno de Estados Unidos para apoyarlo, Calleja destacó que fue un buen acierto —como grupo empresarial— de obviar la parte partidaria y de filosofía política "para pensar exclusivamente en el país y en el bien de El Salvador y definitivamente con ese pensamiento de poner un plan país por encima de todas las ideologías es como hemos logrado soslayar problemas que hay, en diferencias grandes con el gobierno y partido de gobierno, pero con un objetivo común que es El Salvador", explicó Calleja.

El representante del sector privado dijo que el fuerte trabajo realizado para llegar a esta visita a Washington corresponde también al tesón de Estados Unidos, país que se puede sentir esperanzado al empezarse a cumplir la meta que se propuso de buscar un canal de desarrollo para el país a través del Asocio para el Crecimiento.

Calleja también destacó que la inclusión de los empresarios en este Consejo para el Crecimiento tiene que ver con un objetivo fundamental que es revertir los indicadores de bajo crecimiento que han llevado al país de ser una otrora nación pujante a estar a la cola en los indicadores de desarrollo a nivel regional.

"El Salvador, para los que no lo saben, era un país muy pujante en la región y se ha convertido de ser el número uno en Centroamérica en el último en cuanto a crecimiento económico", enfatizó y agregó que el andamiaje jurídico que se está desarrollando con la aprobación de leyes para incentivar y asegurar las inversiones es un paso importante y urgente para encaminar los objetivos del asocio.

Observadores señalan

Los interlocutores de oficinas del Gobierno de Estados Unidos, tanques de pensamiento y centros académicos que miden el pulso del país mostraron inquietudes a la comitiva que mantuvo una posición de unidad en el tema central de encuentro, la promoción del Asocio para el Crecimiento y la búsqueda de la aprobación de Fomilenio II que está en manos de la MCC, la que tendría un veredicto en septiembre de este año, luego de la última revisión del proyecto a mediados de julio.

Cinthya Arnson, directora de los programas para América Latina del Centro Woodrow Wilson, matizó lo bueno del encuentro al observar que es posible establecer puentes de entendimiento entre grupos que en el pasado han mostrado posiciones divergentes, pero que con un proyecto común para el desarrollo del país tienen coincidencias.

"Para nosotros es muy halagador ver que se establecen estos tipos de puentes para sectores que en el pasado han mostrado posiciones encontradas. Yo creo que es muy alentador que esta comisión ha llegado a Washington, no solamente buscando la plata, sino mostrando las convergencias que son posibles cuando todos se unen a un mismo proyecto que es el crecimiento y el desarrollo del país, porque así es como se construye para el futuro", explicó Arnson.

Otros valoraron las posiciones del gobierno y el sector privado en cuanto a inversiones, los litigios legales que tiene enfrascado al país, ley de medicamentos, la concesión del aeropuerto y los retrasos en la burocracia y las mismas finanzas públicas, entre otros temas.

La delegación concluyó así el segundo día de gestiones en Washington luego de reuniones con representantes de la administración del presidente Barack Obama, como el Subsecretario de Comercio Internacional, Francisco Sánchez; asistir a reuniones a despachos de congresistas demócratas y republicanos como San Farr, demócrata de California, y Kevin Yoder, republicano de Kansas.

Además de reuniones privadas con organizaciones enfocadas en asuntos económicos como la Fundación Heritage, donde la comitiva en pleno abrió la jornada de gestiones la mañana del martes. Este miércoles cierra la visita con reuniones en despachos de congresistas y senadores; además de presentar la postura a medios de comunicación.