Avalan "salvataje" para Fonavipo

Podrá emitir títulos valores por $40 millones para pagarle al BCIE

Bertha Avilés, diputada suplente de CD, conversa con el presidente de Fonavipo, Roberto Góchez. Foto EDH / jorge reyes

Tras varios intentos fallidos, la Asamblea Legislativa logró aprobar ayer con 56 votos que el Fondo Nacional de Vivienda Popular (Fonavipo) emita títulos valores por $40 millones para saldar una deuda con el Banco Centroamericano de Inversión Económica (BCIE).

ARENA fue la única que se opuso. La semana pasada el dictamen no fue aprobado por no haber contado con los disidentes, sin embargo y como se esperaba, ayer se unieron al "bloque" del FMLN, Gana, PCN, PDC y CD.

Carmen Elena Calderón de Escalón, de ARENA, afirmó que con el aval para que Fonavipo emita bonos se ponen en riesgo las pensiones de los salvadoreños.

Según de Escalón, el Estado obligará a las AFP a comprar los certificados de Fonavipo, esto a raíz de que el mercado bursátil no tendrá interés en adquirirlos, ya que la calificación de riesgo de la entidad bajó de "A" a "D" por el incumplimiento de un abono de $10.4 millones a un préstamo que contrajo con el BCIE para construir 2,500 viviendas de bajo costo para familias de escasos recursos.

"Ningún inversionista privado va a comprar certificados basura, así se le llaman en el mercado bursátil porque son certificados emitidos por una institución que está quebrada", afirmó de Escalón.

Sin embargo, el presidente de Fonavipo, Roberto Góchez, defendió que la autorización del Congreso es el primer paso para solventar el impasse de pago con el BCIE, aunque aclaró que para cancelar la cuota vencida de $10.4 millones del préstamo se usará otro tipo de alternativa que no quiso revelar. Expuso que mientras no se tenga una solución integral al problema, como funcionario no puede develar lo que llamó "un secreto bancario".

Dijo que es el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, quien maneja los detalles de esa negociación.

Sobre la venta de los bonos en el mercado bursátil, Góchez externó que hay interés de varios inversionistas, pero tampoco quiso adelantar quiénes son.

A la pregunta de que si entre ellos están las AFP contestó lo siguiente: "puede ser, no le digo ni sí ni no. No puedo en este momento dar información, es un negocio del dinero que es muy volátil. Si genera nervios en alguien se puede echar para atrás", acotó.

Góchez también contestó al cuestionamiento de la diputada de Escalón de que no habrá compradores de los certificados. Dijo que la garantía que Fonavipo tiene para pagarle a los inversionistas son las 2,000 viviendas que aún faltan por vender.

Pero sobre lo anterior, de Escalón criticó que el precio actual de las casas de $27 mil es la mayor limitante para que las familias pobres puedan adquirirlas.

Afirmó que los diputados tricolor hicieron lo suyo con autorizar la compra de los terrenos en donde se construyeron las casas a $0.01 el metro cuadrado, y que ni aun así Fonavipo las comercializó a menor costo, como era la idea de beneficiar a personas que ganan el salario mínimo.

De hecho, Góchez indicó ayer que aun con la emisión de los bonos, las casas no costarán menos de $18 mil, e incluso hacerlas bajar a ese costo implicará diseñar alguna estrategia en la que trabajarán en los próximos días, aseveró.

Añadió que no piensan utilizar los $40 millones de una sola vez. Dijo que la emisión de bonos se hará en dos fases, la primera por $20 millones y el resto si los llegasen a necesitar, afirmó. El plazo para pagar a los inversionistas oscilará entre dos a cuatro años, expresó Góchez.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.