EE.UU. prorroga TPS por bajo crecimiento que afecta al país

La ampliación del beneficio para los compatriotas que residen en ese país es por 18 meses más.

Los salvadoreños deberán buscar la reinscripción al TPS en las 16 sedes consulares en los Estados Unidos. Foto edh / archivo

El llamado a reinscripción de 212 mil salvadoreños amparados con el Estatus de Protección Temporal (TPS), que este jueves hizo efectivo el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), encierra entre las consideraciones como que El Salvador sigue atascado con un bajo crecimiento económico que impide a esta población migrante tener condiciones para retornar al país.

En el memorando publicado por el Registro Federal, o Diario Oficial de Estados Unidos, dando el banderillazo de salida para 60 días de reinscripción al registro, la Secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, expone las valoraciones que las distintas agencias de los Departamentos de Estado y Seguridad Nacional han tomado en cuenta para una novena prórroga del beneficio migratorio.

"Durante el año pasado, DHS y el Departamento de Estado (DOS) han seguido repasando condiciones en El Salvador. Basado en esta revisión y después de la consulta con DOS, la Secretaria ha determinado que una extensión de 18 meses es garantizada porque muchas de las condiciones en El Salvador son adversas", dicta el párrafo introductorio que responde a la designación de 18 meses más de TPS.

El documento de 25 páginas hace un recuento de los procesos de reinscripción y antes de la rúbrica de la titular de la oficina que tiene a su mando el complejo paquete de los inmigrantes, también acentúa el bajo crecimiento económico del país que impide que los más de 200 mil salvadoreños amparados al beneficio tengan condiciones para vivir y desarrollarse en su país natal.

"Aunque ha pasado más de una década, las áreas afectadas en El Salvador todavía están en reconstrucción desde los terremotos del 2001. Los esfuerzos para reconstruir se han complicado por un crecimiento lento (o perezoso) de la economía y por catástrofes naturales más recientes", reza el documento.

El embajador de El Salvador en Washington, Rubén Zamora, reconoce esa dualidad, pues por un lado el gobierno celebra la designación de una reinscripción más mientras esperan optimistas una eventual reforma migratoria que pondría en primera línea a este importante grupo de salvadoreños, que si bien posee un estatus legal, el TPS no provee un paso automático hacia una residencia permanente, según la ley migratoria vigente.

No obstante, el embajador Zamora reitera que el mayor argumento de Estados Unidos para conceder una reinscripción de 18 meses más, en la que los connacionales deben pagar $85 por la captura de datos biométricos y $360 por el permiso de trabajo, está cimentada en los sucesivos daños causados por el impacto de fenómenos naturales.

"Que no se han superado las condiciones negativas que produjeron los terremotos, eso sí lo dice, en la justificación del texto, eso es cierto y tenemos secuelas de los terremotos, de las inundaciones y de las sequías, que ha seguido habiendo en El Salvador y todo eso se contempla como una causa para poder prorrogarlo, que es lo que tiene que justificar el gobierno de Estados Unidos", explica el diplomático.

El embajador Rubén Zamora razona que si el país estuviera experimentando tasas de crecimiento elevadas como un 15 por ciento, difícilmente sería beneficiario por los Estados Unidos para mantener el estatus legal a los compatriotas.

Cooperación externa ha visto contratiempos

Según el memorando del DHS, las estimaciones que en su momento hizo la Agencia Internacional de Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), el país sucumbió con los fuertes terremotos de 2001 en un impactante retroceso en sus indicadores de crecimiento económico.

Los cálculos iniciales de la agencia estadounidense estimaron en 1.5 millones de personas afectas, más de un millar de víctimas mortales en los dos eventos telúricos de enero y febrero de ese año; además de daños severos a la infraestructura y pérdidas económicas calculadas en 2.8 mil millones de dólares, que ni con el desembolso de la cooperación internacional ha logrado subsanarse, pues consecutivamente se han sumado otros desastres.

"En respuesta a la devastación, USAID, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y Unión Europea han apoyado la reconstrucción en todo el país. A pesar de estos programas, la recuperación en las áreas afectadas de El Salvador ha sido lenta y se ha interrumpido por catástrofes naturales subsecuentes", acentúa el documento firmado por la secretaria Napolitano.

Estados Unidos también señala la vulnerabilidad de El Salvador en cuanto a preparación y mitigación de riesgos por desastres naturales, pues el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) califica al país como el más vulnerable del mundo para enfrentar catástrofes causadas por fenómenos naturales.

A la vez la oficina estadounidense señala el déficit de infraestructura para cubrir las necesidades de salud y de proveer agua potable para amplias franjas de población del territorio, especialmente en las zonas rurales.

"Aquellas áreas siguen enfrentando serios desafíos económicos y de infraestructura y en lo que a salud pública concierne persisten los efectos desde los terremotos de 2001. El BID aprobó un préstamo de 44 millones de dólares para un programa de agua y saneamiento para cinco años que comenzó en 2010 para ser completado en 2014", dice el documento.

Este programa estaría orientado a una red de saneamiento ambiental y montar una estructura de 85 redes fluviales que beneficiarían a seis mil viviendas y aumentarían la cobertura de agua al 80 por ciento en las 100 poblaciones más pobres del país, reitera la información oficial del gobierno estadounidense.

Con este anuncio, los salvadoreños amparados al beneficio migratorio tienen 60 días para realizar el trámite, para el que están habilitados, al igual que reinscripciones anteriores, los 16 consulados del país dispersos en Estados Unidos, además de oficinas legales donde completan las formas para aplicar a la prórroga.