Hospital Zacamil en el centro de la polémica

Sindicato denuncia que dirección de hospital ordenó las altas médicas

Pacientes son atendidos en el área de Emergencia del hospital Zacamil. El sindicato de médicos ha denunciado la falta de insumos y medicamentos para atender a los pacientes. Fotos EDH / Jaime anaya

La avalancha de reacciones y cuestionamientos sobre la situación del hospital nacional Zacamil van desde mensajes a través de redes sociales hasta la denuncia sindical de que les ordenaron "agilizar" las altas a pacientes.

Sin embargo, el director del sanatorio, Jesús Portillo, negó que se halla dado esa orden.

Pero el sindicato de médicos del hospital Zacamil, a través de su vocero, Carlos Ramos, denunció que les ordenaron dar la mayor cantidad de altas posibles; así como reducir el número de ingresos, por lo que los casos deben referirlos a unidades de Salud o al hospital Rosales.

Según el sindicalista, como resultado de la orden, el jueves en el servicio de Medicina Interna hubo 15 altas medicas, cuando normalmente se dan entre dos y cinco.

Añadió que entre los 15 pacientes dados de alta había tres casos de sangrado del tubo digestivo, dos pie diabéticos, un caso de insuficiencia renal, entre otros.

El doctor Ramos escribió en su cuenta de Twitter: "Despachar todo lo q se pueda para dejar el hospital vacío" fue la orden verbal recibida x los médicos de las autoridades #HospitalZacamil".

Según Ramos, de los 15 pacientes , diez lograron irse del hospital el mismo día, cuatro el día siguiente y ayer a las 10:30 de la mañana solamente estaba la paciente de la cama 43, quien ingresó por neumonía, problemas en la piel y otros.

En su expediente médico tenía una orden, con hora 6:30 de la mañana, para realizársele una serie de exámenes entre ellos un TAC; pero luego con hora 9:30 de la mañana tenía el alta médica.

"Hay una alta (médica) precipitada por presión administrativa" comentó Ramos.

Al ser consultado sobre la denuncia, el director del Zacamil respondió: "Lo único que puedo decir es que no he dado esa orden, simplemente es cosa de ellos; si se dan altas son médicos jefes de servicios", declaró el director Portillo. Luego, añadió: "yo soy pediatra con funciones administrativas, ellos son los que dan las altas".

Al preguntarle al representante del sindicato de médicos por qué los doctores daban las altas, aún sin estar de acuerdo, respondió "los médicos en el sistema público hacemos cosas en contra de principios, principalmente porque no hay medicinas o insumos, o con tal de proteger la fuente de trabajo ceden a la presión".

Añadió que debido a esas circunstancias, el sindicato ha decidió continuar realizando las denuncias.

Pacientes en el suelo

El miércoles pasado, durante una visita al sanatorio del diputado de ARENA, Enrique Valdés, había enfermos con suero, acostados en el suelo.

Las imágenes de los pacientes, así como otras de deficiencias de insumos, han causado polémica.

El director Portillo cuestiona, al igual que el Ministerio de Salud, lo que ocurrió ese día en la Emergencia de ese centro médico público.

"La Emergencia tiene una capacidad y no se había sobrepasado ningún día antes, ¿cómo ese día se llenó hasta que se rebalsó?", cuestiona el director, quien expuso que de las personas que estaban ahí 12 no necesitan ingreso.

"Yo tengo mis dudas de lo que pasó (ese día)", dijo Portillo.

Pero para el doctor Ramos, lo que ocurrió ese día es muestra de la crisis que enfrenta el sanatorio y lamentó que "la gente no está acostumbrada a reclamar sus derechos".

Las denuncias de falta de medicinas, equipo dañado o falta de personal en el Zacamil casi tienen dos años. Y las autoridades han respondido con ofrecimientos o soluciones que han logrado disminuir el "volumen" de las denuncias de los sindicatos de médicos o el de empleados, por algún tiempo.

A inicios de mayo, las autoridades del Ministerio de Salud entregaron en el Zacamil equipo médico valorado en $3 millones, el cual fue comprado por Fosalud.

Del monto total para ese sanatorio se destinaron maquinas valoradas en $1.3 millones.

El resto será distribuido entre otros 18 sanatorios, entre ellos el de Sonsonate, Saldaña, Maternidad, Cojutepeque, Santa Ana y San Bartolo.

Ramos se queja de que la maquinaria entregada al Zacamil aún no está en uso, pues faltan insumos para ello o deben darles una capacitación antes de manipularla.

Ante ese señalamiento, el director responde: "ya se están ocupando varios equipos. Lo que pasa con las capacitaciones es que van programadas".

De la medicina a la política y redes sociales

Como un "show político electoral" atribuido a un diputado de derecha calificó la viceministra de Salud, Violeta Menjívar, lo ocurrido el miércoles pasado en la Emergencia del Zacamil.

Sin embargo, Ramos ha dicho que fue el doctor Enrique Valdés, diputado de ARENA, quien les expresó su deseo de constatar de primera mano lo que ocurría; también mostró su deseo de llegar el diputado Francis Zablah, de Gana. Pero al final solo llegó un representante de él, para entregar algunas medicinas.

Ramos expresó que está dispuesta a mostrar a quien desee, las condiciones en que funciona el hospital. También han decidido, como sindicato, mantener su denuncia a través de redes sociales, como Twitter.

Es está red social la que ha servicio de "ventana" tanto al sindicato de médicos, como al Ministerio de Salud.

A través de la cuenta @minsalud, en un lapso de 11 horas, el ministerio envió al menos 53 tuit en los que cuestionaba por qué no eran motivo de portadas en la prensa escrita una serie de temas de salud, por ejemplo en uno de ellos expone " @minsalud ¿Por qué no es motivo de portada que ESTA SEMANA hemos equipado a Hospitales Zacamil, Sensuntepeque y Santa Ana y vamos por más? #saludsv".

También hubo una variedad de respuestas de las audiencias.

Mientras, el sindicato de médicos, a través de la cuenta del doctor Ramos, también expone su visión de la situación del hospital.

"@lapsurgeon10 Más de 15 pacientes ancianos de Medicina Interna fueron dados de alta por orden administrativa #HospitalZacamil sin estar en condiciones".

Al igual que en el caso de Salud, ha recibido todo tipo de respuestas.

Ramos explicó ayer que él es quien da la cara, pero que hay 67 doctores de todas las áreas en el sindicato, quienes lo respaldan.

De acuerdo con Ramos, en el Zacamil hay 96 galenos, divididos en 53 cirujanos y sub especialistas, seis ginecólogos, 21 internistas, 10 pediatras, tres patólogos e igual numero de radiólogos.

Además, en el área de pediatría ginecología hay un grupo de médicos residentes, quienes rotan en los hospitales.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.