TSE aún sin definir quién transmitirá resultados en 2014

Según los magistrados, no hay presupuesto para contratar una empresa de la calidad de Indra

En 2012, los resultados preliminares fueron presentados por Indra a la hora en que se comprometió a hacerlo. foto edh / archivo

En vista de la reducción que hizo el Ministerio de Hacienda al presupuesto para las elecciones presidenciales de 2014, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) tendrá que decidir si contrata a una empresa de menor costo para la transmisión de resultados preliminares o si realiza ese proceso con sus propios recursos y personal.

Los magistrados de ese organismo dicen que están trabajando para que la transmisión de los resultados se desarrolle con eficiencia y puntualidad, tal como lo hizo en las elecciones de 2012 la empresa española Indra; no obstante, la realidad presupuestaria del TSE les impide contratar a una empresa de ese calibre.

Por ello, señalaron, deben confiar esa tarea una empresa de menor escala o dejarla en manos del TSE, lo que podría generar dudas entre los diversos partidos políticos en caso de que haya atrasos en la presentación de los resultados preliminares.

El contrato con Indra costó $6.8 millones, pero el presidente del TSE, Eugenio Chicas, aseguró que el presupuesto para la transmisión de datos, calculado en $14 millones, fue reducido por el Ministerio de Hacienda a menos de $10 millones, lo que se vuelve cuesta arriba, sobre todo ante la posibilidad de una segunda vuelta electoral, indicó el magistrado.

"Tenemos la experiencia y la responsabilidad de dar todas las garantías del caso, pero obviamente no podemos traer un Mercedes Benz, probablemente traigamos una marca más popular, pero que en todo caso dé las garantías de poder llegar a la meta", manifestó Chicas.

El magistrado presidente explicó que hay un equipo técnico que el próximo lunes les presentará las mejores opciones para que la transmisión de resultados no tenga inconvenientes. Eso implicaría, dijo, readecuar el presupuesto para los comicios, que asciende a $32 millones.

"Hay una comisión técnica que trabaja en poder formular un procedimiento de transmisión debido a que tenemos que adaptarnos a la nueva realidad del Tribunal, no tenemos las condiciones presupuestarias que habíamos solicitado", aseveró.

Sin embargo, agregó que hay otras áreas que cubrir y que no se puede limitar los gastos porque se pondría en riesgo la ejecución de otros planes.

"No podemos presupuestar mucho porque hay áreas que tenemos que cubrir. Presumiblemente hay dos elecciones y tenemos que hacerlo con menos presupuesto que el año pasado, que fue de $32.9 millones", dijo.

Y agregó: "Habíamos solicitado un presupuesto de 44.2 millones que contemplaba un esquema de transmisión acorde a dos vueltas electorales, teniendo una situación presupuestaria diferente, tenemos que acomodar esos costos", agregó.

Por otra parte, disminuir los costos, según los magistrados, podría incluir la opción de la "tercerización", es decir que haya una empresa que se encargue de aportar el software para transmitir los datos, pero que sea supervisado por el TSE.

Esto implicaría abrir una licitación, indicó el magistrado Fernando Argüello Téllez, lo cual generaría competencia y abriría opciones para contratar a la empresa con mejores precios, pero no con la misma calidad de la española Indra, a la cual le adeudan $1.3 millones de la elección pasada.

Por otra parte, existe la posibilidad de que se solicite a otros países como República Dominicana un software especial para realizar la transmisión, pero eso también acarrearía costos, dijo Argüello.

"Hay que analizar los costos, cuánto cuesta el traslado desde Dominicana de ese equipo, no sé cuanto vale pero es una buena cantidad, hay que ver el costo beneficio. Hasta no estar seguro, me inclino por una tercerización con una empresa que tenga las garantías de éxito", acotó.

Por su parte, Chicas sostuvo que, además de reducir los costos, se debe buscar una opción que garantice "las condiciones de transparencia de seguridad, de auditabilidad para poder dar las garantías que el sistema de transmisión va a requerir".

Según dijo, la complejidad de las elecciones presidenciales requiere que se tome la decisión más acertada para que se garantice el proceso. "Una elección presidencial es sencilla técnicamente, pero compleja administrativa y políticamente. Así que tenemos la responsabilidad de dar toda la garantía del caso y por eso los equipos siguen trabajando".

Temor a dudas

Ante la opción de que el TSE se encargue por completo del proceso, Argüello Téllez se mostró preocupado ante la posibilidad de que haya "voces disonantes" si no se garantiza que el proceso de transmisión tenga los niveles de transparencia y eficacia.

"Ese es mi temor. No estoy diciendo que fuera así (que el TSE se encargue de toda la transmisión de resultados), pero existe el riesgo que haya voces disonantes que digan que algo raro pudo haber sucedido", aseveró (leer entrevista a aparte).

En elecciones pasadas, cuando la diferencia de votos ha sido muy ajustada en comicios municipales, han habido enfrentamientos entre militantes de los partidos políticos exigiendo un recuento de votos e impugnaciones.

Por su parte, el magistrado Eduardo Urquilla consideró que la complejidad de la transmisión de datos en las elecciones de 2012 requería de una empresa como Indra, cuya tecnología sofisticada fue utilizada por primera vez en el país. "Acordémonos de la complejidad de las elecciones y el contexto en que el Tribunal hizo las contrataciones. Las elecciones eran en marzo y a principios de diciembre no se había definido la claridad de con qué método nos íbamos a ir a las elecciones. La complejidad de la transferencia de transmisión de resultados es grande", señaló.

La transmisión de resultados que hizo Indra incluyó 2,220 multifuncionales con fax, fotocopia y escáner, conectados a una computadora portátil. Los resultados electorales fueron transmitidos con el sistema 3G, indicando las actas de cierre de escrutinio en cada una de las Juntas Receptoras de Votos (JRV).

Pocas horas después del cierre de los centros de votación, los resultados, tanto de alcaldes como de diputados, pudieron ser consultados en la página de Internet del TSE, la cual era actualizada constantemente.