En el Zacamil amenazan suspender el servicio de arsenal quirúrgico

b Salud informó ayer que denunció a los sindicatos ante la Fiscalía

Sindicatos del Hospital Zacamil piden a Salud superar deficiencias. Foto EDH / MAURICIO CÁCERES

El personal que labora en Arsenal quirúrgico del hospital nacional Zacamil tiene previsto suspender actividades hoy si las autoridades no hacen efectiva la firma de los contratos de dos nuevas personas que estarían destinadas a apoyar el trabajo en esa área donde hay déficit de personal, informaron sindicalistas.

Mientras el Ministerio de Salud demandó ante la Fiscalía a los sindicatos por acciones de protesta que han realizado en ese hospital.

Silvia Navarrete, secretaria general del Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Salud (Sitrasalud) en esa institución, afirmó ayer que en marzo pasado los titulares de Salud y el director de ese centro asistencial se comprometieron, en Casa Presidencial, a contratar empleados para el Arsenal, pero a la fecha eso no ha ocurrido. "Sólo se está trabajando con dos recursos técnicos en turnos de 24 horas continuas, cuando deberían ser ocho recursos los que tendrían que estar laborando en esa parte de arsenal. Los técnicos están agotados y uno de ellos, luego de trabajar parado uno de esos turnos largos, se enfermó y tuvo que irse incapacitado", expresó Navarrete.

Los empleados de arsenal proveen los instrumentos quirúrgicos esterilizados a salas de operaciones y servicios de hospitalización.

La dirigente dijo conocer que a los contratos de las dos personas sólo les falta la firma del director para ser efectivos, pero éste no procede aún.

"Hacemos un llamado para que cumpla, que en lugar de confrontar asuma su rol y dé cumplimiento a los acuerdos pactados en Casa Presidencial, porque el equipamiento de la lavandería no se ha dado, tampoco se ha superado el déficit de medicamentos en la emergencia", dijo y posteriormente desligó a los sindicatos del cierre en el área administrativa.

"Ayer el director le puso candado al área donde se encuentran las oficinas del jurídico, auditoría interna, unidad financiera, UACI, administración y la misma dirección", argumentó luego de conocer que la titular de Salud, María Isabel Rodríguez, los señalara como responsables de propiciar un paro en lo administrativo.

Tanto Navarrete como el Carlos Ramos, del sindicato de médicos del Zacamil, coincidieron en que no cesarán de denunciar las carencias, a pesar de que la ministra de Salud confirmó que el lunes su equipo jurídico denunció a ambos sindicatos ante la Fiscalía.

"Realmente da una gran pena que el Ministerio, al no poder desmentir las declaraciones que damos y no poder tratar en forma adecuada el problema, lo que hacen es ir a poner una denuncia contra nosotros, que sólo estamos dando a conocer las carencias que se derivan de su incapacidad", dijo Ramos, quien desconocía sobre la acción de suspender el servicio en arsenal.