Dos de cada tres salvadoreños piden cambiar rumbo del país

Encuesta de JBS también refleja que al 62% de la población aún le agobia el desempleo y la delincuencia. Un 66.5% de encuestados considera que el crimen y la violencia es peor que antes de la actual gestión de Funes. Para el 68.5 %, el desempleo es peor que hace 4 años. El 42.2% cree que Salud empeoró

Salvadoreños piden cambiar rumbo del país

Encuesta de JBS también refleja que al 62% de la población aún le agobia el desempleo y la delincuencia. Un 66.5% considera que el crimen y la violencia es peor que antes de la actual gestión de Funes

Ver en Media Center >

El gobierno de Mauricio Funes-FMLN está a menos de un mes de arribar a su cuarto año de gestión, pero para dos de cada tres salvadoreños entrevistados, el próximo gobierno debe hacer un viraje y cambiar el rumbo que lleva el país. Así lo ha reflejado la más reciente encuesta a nivel nacional realizada por JBS Opinión Pública para El Diario de Hoy.

"¿Considera usted que el próximo gobierno debe corregir el rumbo del país?", se preguntó a los ciudadanos.

Para el 66.1 por ciento, es necesario que la próxima administración dé un giro.

Mientras que 30.4 por ciento respondió que no y un 3.5 por ciento dijo no saber o prefirió guardar su opinión.

En cuatro años de gobierno, la mayoría de los ciudadanos dice que su situación no ha cambiado y que el desempleo y la delincuencia siguen agobiándolos. Lo peor es que más de las dos terceras partes de los encuestados creen que en términos de crimen y violencia, se está peor que hace cuatro años.

Bajo el tema "Problemas y eficacia gubernamental", la casa encuestadora preguntó entre el 24 y 26 de abril pasado a 1,210 salvadoreños mayores de edad de los 14 departamentos del país, "¿cuáles son, a su juicio, los dos principales problemas del país en estos momentos?". Mayoritariamente, es decir, un 62 por ciento de los encuestados manifestó que son la delincuencia y la inseguridad.

Esa percepción de la ciudadanía es muy a pesar de que a un año de iniciada la tregua entre las principales pandillas del país, el presidente Mauricio Funes y las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad defienden que los homicidios se han reducido drásticamente.

Aseguran que de 13 homicidios que había a diario antes, en promedio, ahora ocurren cinco. No obstante, las extorsiones, robos, asaltos y violaciones sexuales siguen afectando a la población.

Por otro lado, la falta de un empleo ocupa el segundo puesto en el orden de los problemas que aquejan a la ciudadanía, ya que de acuerdo al sondeo de JBS, un 53.3 por ciento ubicó al desempleo como uno de los grandes problemas del país en estos momentos. Precisamente, una de las principales promesas de campaña del entonces candidato del FMLN, Mauricio Funes, fue la "Fábrica de Empleos".

Otro problema que abate a los salvadoreños es el deterioro de la economía familiar, que en términos generales circunscriben a los altos precios de los productos de la canasta básica. Según la encuesta de JBS, 37 de cada 100 salvadoreños apuntaron ese como otro problema que afrontan.

Para un 17 por ciento de la población, la pobreza sigue siendo un problema, mientras que la violencia en general lo es para un 13.4 por ciento. Un 4.5 por ciento respondió que son las maras y las extorsiones.

Esa es la percepción de los salvadoreños sobre la actuación del gobierno efemelenista, el cual ha defendido hasta la saciedad sus medidas económicas y en materia social, particularmente las relacionadas a la seguridad.

¿Ha mejorado situación?

El candidato oficialista Salvador Sánchez Cerén ha prometido continuar con las medidas económicas que se han impulsado en esta administración, sobre todo las relacionadas a programas asistencialistas, aunque ha admitido que se debe buscar el crecimiento dinamizando la economía local y hasta ha manifestado su interés de hacer vínculos con el empresariado.

Pero mientras eso llega, los salvadoreños ven un panorama gris en materia económica. Esa preocupación queda plasmada en esta encuesta.

El sondeo hecho por JBS tanto en el área urbana como en la rural de los 14 departamentos del país, incluyó la pregunta: "¿Cómo considera que se encuentra su entorno económico y social, con respecto a antes de que asumiera el actual gobierno?".

"¿Está su familia ahora mejor, igual o peor de cómo estaba hace cuatro años cuando entró el actual gobierno?", fue la pregunta hecha a los ciudadanos de todo el país.

Un 52.8 por ciento de esos entrevistados, o sea más de la mitad, respondió que su situación sigue igual. Otro 29.4 % consideró que está peor que hace cuatro años.

Mientras que solo un 17.8% manifestó que está mejor que antes de este gobierno. Esto significa que son más los que están en igual o peor condición que hace cuatro años.

Los 1,210 entrevistados también fueron consultados sobre otros temas y problemas específicos que son parte de la realidad del país.

Por ejemplo, JBSlanzó a los ciudadanos la siguiente interrogante: "¿Cree que el país está ahora mejor, igual o peor que hace cuatro años en relación con cada uno de los siguientes aspectos: crimen y violencia?".

A ese aspecto, el 66.5 por ciento de los entrevistados respondió que el país está peor. Para un 22.4% de la población la situación sigue igual, mientras que para un 10.8% la situación ha mejorado. Un escaso 0.2% dijo no saber o no respondió.

En cuanto a las oportunidades de empleo, la mayoría de la población (68.5%) consideró que está peor la dificultad para conseguir un trabajo que hace cuatro años. Un 24.1 por ciento manifestó que la situación en esa área es la misma que cuatro años atrás y el otro 7.3% consideró que está mejor. Un 0.1% de los encuestados optó por no responder la pregunta o dijo no saber.

JBSpreguntó a la población sobre cómo consideran la atención y disponibilidad de medicamentos en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) y en las clínicas y hospitales públicos.

Lo anterior siempre con respecto a como era hace cuatro años. La mayoría, el 42.2 %, manifestó que es peor que hace cuatro años, mientras que 22.2% considera que esa situación ha mejorado.

En medio de ambos bandos se encuentra un 35.2 por ciento que estima que la situación se mantiene igual que antes. El 0.3% no quiso responder o dijo no saber.

También se preguntó a los ciudadanos sobre el servicio de transporte público en la actualidad. Al respecto, el 47.4 por ciento considera que no ha ni mejorado ni empeorado, pues dice que sigue siendo igual que hace cuatro años.

En cambio, el 37.4 por ciento de la población sí resiente el deficiente servicio del transporte colectivo, pues manifestó que está peor que antes.

Sólo para 15 de cada 100 entrevistados la situación ha mejorado; el 0.1% externó que no sabe o simplemente se limitó a no emitir respuesta.

En cuanto a si ha mejorado la calidad de la educación en el país, los resultados de la encuesta reflejan que la entrega de uniformes y paquetes escolares por parte del gobierno de Funes-FMLN es algo que la ha dado buenos resultados al Ejecutivo y que tiene muy presente la población.

Tanto así que un 43.3% de los entrevistados consideró que la calidad de la educación es mejor que hace cuatro años, mientras que al otro extremo, un 16.8% dice que está peor.

Este caso, hay un importante segmento del 39.6% que no ve ningún cambio en materia educativa.

Ese porcentaje considera que todo sigue igual a cuando entró el gobierno farabundistas conducido por Funes.

B ok