Protesta motorizada contra Fonat en la capital

Motociclistas consideran que el cobro por cada uno de sus vehículos es oneroso

La caravana se trasladó desde la Catedral Metropolitana, en el centro histórico, hasta la Plaza Salvador del Mundo. Foto EDH / marlon hernández

Decenas de motociclistas se reunieron ayer en el centro de la capital y se desplazaron hasta la plaza Las Américas (Salvador del Mundo) para protestar por el próximo cobro del Fondo de Atención a Víctimas de Accidentes de Tránsito (Fonat).

El Fonat lo pagarán los propietarios de automotores cada año de acuerdo con una tabla establecida por el Viceministerio de Transporte.

La llamada "contribución", según el gobierno, servirá para indemnizar a quienes hayan sido víctimas de accidentes viales, tanto en colisiones como atropellamientos.

Por cada motocicleta se pagarán 45 dólares.

Los motociclistas llegaron a la Catedral Metropolitana por la mañana, para pedirle al Arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar Alas, que sirviera de intercesor con el gobierno.

Sin embargo, no pudieron hablar con el prelado católico, quien no ofició la misa dominical como de costumbre.

Luego de llegar a la Catedral unos 75 motorizados se desplazaron en caravana hacia el Salvador del Mundo, donde se concentraron por un tiempo y estacionaron sus motocicletas. Además mostraron pancartas en las que solicitaban que, por lo menos, el cobro se les redujera a $20.

El proceso

De acuerdo con la tabla publicada por Sertracen, la empresa emisora de las tarjetas de circulación de vehículos, los autos tipo sedán pagarán $35 además de su tarjetas de circulación, pero por las motos se cancelarán $45.

Los "pick ups" pagarán $60 anual en concepto de Fonat, mientras que los camiones $100 los livianos y $110 los pesados. Los buses pagarán $150 por año y los microbuses de transporte público, $125.

Los taxis pagarán $65 y los microbuses particulares $100. Las ambulancias pagarán $35.

De acuerdo al gobierno, el cobro del Fonat será obligatorio a partir del 2 de mayo, es decir, desde este jueves para quienes deban refrendar sus licencias en ese mes. Aunque el nombre del cobro es "contribución", es requisito para obtener la tarjeta de circulación de los vehículos, hecho que ha sido objeto de críticas por algunos sectores de automovilistas que se han expresado a través de redes sociales.

El señalamiento más corriente es que los automovilistas deberán pagar ese tributo, a pesar de que el accidente lo provoque otro y aunque tenga una cobertura con un seguro particular de daños a terceros.

El gobierno ha defendido la medida al decir que se trata de una contribución solidaria para las víctimas de accidentes de tránsito que quedan sin indemnización. Diputados de oposición han criticado que, en vez del Fonat, se debió trabajar en la implementación de obligatoriedad del seguro a terceros.

Mientras, la Alianza Evangélica de El Salvador se pronunció sobre el tema a través de un comunicado: "Es un gran paso a favor de las víctimas, pero podría ser mejorado con un poco de planificación, a fin de no recargar de forma impositiva a la población que posee vehículo, sino más bien a quienes de forma irresponsable ocasionen accidentes de tránsito", se lee la nota.

En un primer momento, el viceministerio de Transporte anunció que el pago obligatorio del Fonat sería desde el pasado 15 de abril, pero ante la falta de un reglamento donde se establecieran los montos a pagar se fijaba el plazo para el 2 de mayo.

Los diputados avalaron la ley de Fonat en diciembre pasado, pero en la misma sólo se establecía la obligatoriedad del pago de la contribución, pero no se establecía la tabla de tarifas por segmento.

Esa debía ser avalada por el Ejecutivo conforme una propuesta técnica que quedó establecida en la tabla antes mencionada.