Marcharán contra las promesas no cumplidas de Funes el 1 de mayo

Exigirán incremento del salario mínimo a $300 mensuales

A 14 meses de que este gobierno termine su mandato, y a raíz de la celebración del Día Internacional del Trabajo, los sindicatos, gremiales y agrupaciones saldrán a las calles a manifestarse en contra del Ejecutivo por considerar que no les ha cumplido con varios demandas sociales, entre ellas más prestaciones para los lisiados de guerra, mejorar el sistema educativo y el aumento de pensiones.

Los sindicalistas también protestarán contra el alto endeudamiento público, contra la Ley de Asocios Público-Privados que impulsa el Ejecutivo y exigirán un incremento al salario mínimo, mayor al propuesto por los empresarios y el Gobierno.

El sector de los lisiados de guerra será uno de los principales actores en las actividades del 1 de mayo próximo.

Daniel Hernández, vocero de la Asociación de Lisiados del FMLN, indicó que el gobierno de Mauricio Funes, los ha dejado de lado en cuanto al otorgamiento de prestaciones, que a raíz de los Acuerdos de Paz, les corresponde.

"Que se cumpla todo lo que este Gobierno prometió cuando anduvo en campaña, que dijo que iba a mejorar las condiciones de vida de los lisiados y lisiadas de guerra, que iba a resolver la problemática que tenían los padres de la tercera edad, que perdieron a sus hijos en combate...", manifestó Hernández a nombre de los excombatientes del FMLN.

Agregó que entre otras prestaciones, incumplidas a su sector, está el aumento a las pensiones y la generación de programas de reinserción y préstamos para que los lisiados puedan fundar mico empresas. Aseguró que de todo eso "no nos han cumplido nada".

Israel Montano, el máximo dirigente de la Asociación de Maestros Andes 21 de Junio, asegura que ellos como gremial de maestros exigirán al Gobierno profundizar la transformación del sistema educativo nacional, aparte de un incremento del presupuesto para la cartera de Educación.

No obstante, harán fuerza común con el resto de organizaciones sindicales.

"Nosotros exigimos por ejemplo revisar el Asocio-Público Privado y exigimos que se revise la Ley de la Función Pública", planteó Montano.

Pese a que cada agrupación tiene sus propias demandas, las distintas organizaciones argumentan en que la citada normativa de Asocio Público Privado, no es conveniente para los intereses del país y también en que es necesario un aumento al salario mínimo, como un paliativo al alto costo de la vida.

"El tema del Asocio Público Privado es otro de los ejes y estamos en contra porque con eso lo que se genera es la reducción del Estado, que es el que debe garantizar los derechos y se magnifica el mercado", dijo Margarita Posada, quien dirige el Foro Nacional de Salud y la Alimentación.

Puso de ejemplo que en algunos hospitales se contrata a empresas privadas para la alimentación de los pacientes, que no tienen el conocimiento de la dieta alimenticia que deben tener los enfermos.

También por la deuda

Ricardo Cornejo, de la Confederación Nacional para un País sin Hambre (Conpha), apuntó que la clase trabajadora está preocupada por el endeudamiento que está adquiriendo El Salvador través de los préstamos internacionales.

"Demandamos que se le preste atención al endeudamiento que se ha tenido, ya que la mayoría de gastos que se han efectuado son por pagos de intereses de deudas de gobiernos anteriores, eso ha incrementado el hacer más préstamos a este gobierno que ha tenido más endeudamiento", externó Cornejo, quien dijo que ese será uno de los temas que se llevará a las marchas del 1 de mayo.

Añadió que el tema de la seguridad alimentaria es otra preocupación para los salvadoreños que ha sido puesta en la agenda para el Día de los Trabajadores.

Wiliam Huezo, dirigente de la Asociación General de Empleados Públicos y Municipales (Agepym), asegura que aunque participarán en actividades diferentes, comparte su preocupación por el nivel de endeudamiento a que ha llegado El Salvador.

"Tenemos una economía que no prospera, que no crece, un endeudamiento por parte del estado que nos parece demasiado que anda por el 56 por ciento (del PIB), que significa que por cada dólar 56 centavos van para pago de la deuda; por lo consiguiente, el desempleo y la violencia han generado un caos en el país", manifestó Huezo, quien en las elecciones pasadas participó como candidato independiente en las elecciones para diputados de 2012, pero no logró los votos necesarios para hacerse de una curul.

Subir el salario mínimo

Otro punto que han incluido los sindicalistas y gremios para la marcha del miércoles tiene que ver con el incremento al salario mínimo, que actualmente es de $224.21 mensuales para el sector comercio y de servicios, y de $219.35 para el sector industria, mientras que para el sector textil es de $187.60 y para el sector rural, de $104.98 al mes.

De hecho ya hay una propuesta del Gobierno hacia el Consejo del Salario Mínimo, de aumentarlo en un 10 por ciento.

Por su parte la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) ha planteado que un incremento del 8 por ciento está dentro de las posibilidades de ese sector.

No obstante, los sindicatos y gremiales de trabajadores tienen su propia propuesta en ese punto, que es la que ellos plantearán en las calles el próximo 1 de mayo como parte de sus reinvindicaciones.

"No aceptamos ni la propuesta del Gobierno ni la propuesta de los empresarios; es decir, ese es un problema muy importante que estamos visualizando en donde los trabajadores, por el alto costo de la vida necesita tener un salario mínimo que no sea menor de 300 dólares", dijo Israel Montano, de la gremial Andes 21 de Junio.

Aseguró que los 300 dólares de salario mínimo es para todos los empleados privados, independientemente sean del área urbana o rural.

Ricardo Cornejo, de Conpha, respaldó esta inquietud, aunque dijo esperar que el Gobierno controle los precios de los productos de consumo básico, pues casi siempre sucede que ante el anuncio de un incremento salarial, los precios de los alimentos también se van "por las nubes", indicó.

"La canasta básica que es inalcanzable para el pueblo, nos preocupa en gran manera que se aumente al salario bien poco y que se le incremente a la canasta básica, que sea inalcanzable, que ya ahorita hay problemas para la gente para que pueda comprar los alimentos", externó Cornejo.

Para Wiliam Huezo la propuesta de la ANEP no resuelve en nada el problema financiero de los salvadoreños y la del Gobierno, según dijo "lo que busca asolapadamente es que el pueblo financie todas las cargas impositivas que el Ejecutivo está llevando a cabo para financiar los subsidios al transporte, al gas propano y a la energía eléctrica, entre otros, detalló.

Margarita Posada aseguró que también estarán respaldando la recién aprobada Ley de Medicamentos, porque con ello se garantiza que no falten las medicinas en los hospitales nacionales, tal y como está ocurriendo actualmente.

"Al pedir que se implemente de manera integral la Ley de Medicamentos, implícitamente estamos abordando el abastecimiento en los hospitales", aseveró Posada, quien también es dirigente de la Alianza contra la Privatización de la Salud.

Marchas divididas

Aunque en muchos aspectos o demandas coinciden, los sindicalistas y agrupaciones sociales se dividirán en actividades diferentes para celebrar el Día Internacional del Trabajo.

Un grupo saldrá este miércoles de la Alameda Juan Pablo Segundo, por el parque Infantil y marcharán hasta la Plaza Salvador del Mundo, donde se concentrarán y realizarán sus demandas; mientras que otras organizaciones se concentrarán en las afueras de la Universidad de El Salvador y saldrán a las calles a manifestarse en esa fecha.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.