Pleito por fondos para nueva fracción política

Gana dice que ARENA debe sacrificar parte de su presupuesto para darlo a los 5 diputados disidentes. ARENA exigirá revelar cuánto recibe cada partido.

Asamblea autorizó bancada legislativa "Unidos por El Salvador", formada por exdiputados de ARENA. Foto EDH / archivo

Mientras que el diputado de Gana, Guillermo Gallegos, afirmó ayer que es ARENA quien debe ceder parte de sus fondos para asignárselos a la nueva bancada legislativa formada por los cinco diputados disidentes de ARENA y avalada ayer por Junta Directiva, por su parte, Carmen Elena de Escalón retó a Gallegos a revelar en público cuánto recibe cada fracción política.

El verdadero monto que maneja cada partido para su funcionamiento es un dato que los diputados guardan celosamente cada vez que se les consulta.

Sin embargo, De Escalón dijo ayer que si Gallegos intenta quitarle a ARENA parte de su presupuesto, obligarán al resto de partidos a revelar ante los medios de comunicación y con la presencia del gerente de la Asamblea, Armando Pineda, las verdaderas cifras que administran las distintas bancadas legislativas.

De acuerdo con la diputada tricolor, el Protocolo del Congreso estipula que los fondos asignados a cada partido están en relación a la cantidad de diputados que obtienen en las elecciones legislativas.

Por lo que recriminó que los cinco diputados disidentes de ARENA, y que desde ayer serán conocidos como nueva bancada legislativa denominada Unidos por El Salvador, no tienen derecho al dinero, ya que no fueron electos por sí mismos, sino bajo la bandera de ARENA, aclaró.

El tricolor Roberto d'Aubuisson dijo que el partido no ha usado totalmente su partida presupuestaria, por lo que de allí podrían tomar para la nueva fracción, pero que eso significaría que la Asamblea se queda sin ahorros.

Pero según Gallegos, ARENA tiene que despojarse de $50 mil al mes, ya que los diputados de la nueva fracción salieron de ese partido. En sus cuentas les corresponde $10 mil por cada diputado.

Reynaldo Cardoza, del PCN, no quiso afirmar si en realidad apoyarán que los fondos para la nueva bancada salga de las arcas areneras, pero no descartó que deben buscar el financiamiento, ya que tienen el derecho, dijo, de contratar secretarias, asesores y demás personal para su funcionamiento en la Asamblea.

Sin embargo, no dejó de lado que siendo que los diputados salieron de ARENA, a ese partido le correspondería sacrificar en todo caso parte de sus fondos asignados.

Los diputados disidentes ahora llamados Unidos por El Salvador también buscan un puesto en la Junta Directiva, sin embargo, Gallegos dijo que ese punto no lo han solicitado formalmente.

El jefe de bancada es el diputado Rigoberto Soto y el subjefe de fracción, Jesús Grande.

<