Falta de Internet aumenta la brecha tecnológica

Especialistas subrayan que esto nos pondrá más a la zaga tecnológica respecto a otros países

Aunque los centros hacen esfuerzos para contar con equipos, ahora tienen problemas para costear el Internet. foto EDH / Archivo

El hecho de que las escuelas y los institutos nacionales se hayan quedado sin el servicio de Internet, porque el Ministerio de Educación (Mined) no ha logrado concretar un convenio con las compañías de telefonía local puede incidir de forma negativa en los esfuerzos que se hace por reducir la brecha tecnológica.

Rafael Ibarra, director de redes de información de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), explicó que actualmente contar con conectividad a Internet, computadoras y programas informáticos es fundamental para que los estudiantes tengan contacto temprano con la tecnología y puedan acostumbrarse al uso de esta, pues les será beneficioso cuando ingresen al mundo laboral.

Si bien algunas instituciones de Educación Media se han visto obligadas a utilizar los fondos que les ingresan por el funcionamiento de las cafeterías, hay algunas que no lograrán hacer mucho.

"Sea porque algunas escuelas e institutos hayan dejado de tener conectividad o algunos no la tienen todavía, o carecen del equipo, de la formación docente y de programas adecuados, eso es una pérdida importante por la forma en que estamos educando a nuestra niñez", explicó.

El especialista subraya que a estas alturas los programas de tecnología deberían ser prioritarios dentro de los planes de Educación. Aunque son conocidos los problemas de acceso a recursos que tiene el país, habría que buscar maneras de facilitar a los estudiantes el acceso a las tecnologías de la comunicación e información.

"Considero que podría ser delicada (la falta de conectividad). Deberíamos tratar de remontar esa diferencia (de acceso a la tecnología respecto a otras naciones)", señaló. Mientras más nos tardemos y desfasemos, o si por alguna razón no podemos proveer el acceso a computadoras, programas, formación a los docentes y alumnos de la mayoría de escuelas e institutos, "más nos alejamos de los países que sí lo están haciendo".

"La importancia de la tecnología está en la posibilidad de acceder a información a través de mecanismos más fáciles que una biblioteca de libros. Además, bien conducida (la tecnología) facilita o estimula en el estudiante las capacidades de aprendizaje por sí mismo", precisó Ibarra.

De acuerdo a lo expresado por el especialista, la tecnología no sólo sirve para que los niños y adolescentes amplíen su conocimientos de forma constante, sino también para que se formen en competencias y habilidades; además, les ayuda a mejorar su autoestima y seguridad.

Para Oscar Picardo Joao, especialista en temas educativos, causa mucha preocupación esta limitante en el sistema educativo porque Internet no solo completa todo el esfuerzo bibliográfico para tareas, sino que también sirve para la actualización docente.

"Mientras algunos países como Costa Rica están buscando una cobertura mayor y reducir al mínimo la brecha digital, aquí como que no se toma muy en serio", aseguró Picardo Joao.

En palabras del también consultor educativo, la brecha digital es altísima y las pocas escuelas urbanas que tienen Internet, sobre todo los institutos, están padeciendo de ese problema.

Según Picardo, "al margen del tema de la reducción del presupuesto (escolar que aplicó el Mined) que también es parte del problema que están viviendo (los centros), quizá les va a tocar sacrificar algún servicio para ver cómo resuelven, porque tengo entendido que algunos pagan seguridad y mantenimiento".

Picardo, al igual que Ibarra, consideran que el tema de conectividad es estratégico para el país. "Es algo que no se puede dejar al libre albedrío, a ver si las escuelas o institutos consiguen o sino ni modo", subraya el también consultor.

Además, coincide en que el dominio de las herramientas permite a los niños y jóvenes tener un mayor espectro. Es decir en la medida que tengan más alfabetización tecnológica les ayudará para el tema del empleo, sobre todo porque estamos en una sociedad de la información y conocimiento.

"Yo creo que el sistema educativo no se puede quedar a la zaga. Ya estamos a la zaga, pero ahora dejar la conectividad a la deriva es un tema crítico", insiste Oscar Picardo, quien agrega que esto también tiene un complemento pedagógico y didáctico. Esto puede llevar a que aumente aún más el desinterés de los estudiantes por asistir a las instituciones educativas. Un problema que es señalado en el reciente estudio de la SITEAL denominado La deserción escolar en América Latina ya no es sólo cuestión de la Pobreza.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.