resumen noticias

Los diputados arremeten contra Sala Constitucional

El fuego no lo atizó la Corte de Cuentas, sino un caso nuevo

Daniel Choto José Zometa nacional@eldiariodehoy.com Viernes, 5 de Abril de 2013

Los tambores de guerra parecieron sonar ayer en la Asamblea Legislativa cuando varios diputados arremetieron contra la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema por abrir un proceso contra reformas a la Constitución sobre la pertenencia de los candidatos a diputados a partidos políticos.

Durante la sesión plenaria, los parlamentarios acusaron a la Sala de inmiscuirse en el mandato constitucional de que sólo la Asamblea puede hacer reformas a la Carta Magna y le advirtieron que lo único que le compete es interpretarlas una vez aprobadas y ratificadas.

Tan es así que el presidente del Órgano Legislativo, Sigfrido Reyes, dijo que "la acción de la Sala de admitir un recurso de este tipo, en sí mismo, a mi juicio, es una agresión clara y abierta a las facultades de esta Asamblea Legislativa y al espíritu y a la letra de la Constitución de la República".

En 2010, el Congreso aprobó un acuerdo para que los candidatos a diputados que vayan a elecciones estén adscritos a un partido político, el cual deberá ser ratificado por la actual Legislatura.

Sin embargo, la Sala de lo Constitucional admitió el pasado 6 de marzo, un recurso de inconstitucionalidad contra dicho acuerdo y lo notificó ayer al Congreso, lo que generó la reacción negativa de los parlamentarios.

Reyes solicitó que se autorice a la junta directiva para responder a la Sala en el sentido de que se respete el Estado de Derecho y que prevalezca la Constitución, porque es una situación (el recurso admitido por Sala) "que de aceptarse como antecedente, estaría secuestrando la autoridad de la Asamblea Legislativa en materia de reforma constitucional y las atribuciones que, exclusivamente, el artículo 248 le otorga a esta Asamblea".

El artículo establece que la reforma de la Constitución podrá acordarse por la Asamblea Legislativa, con 43 votos y ratificarse por la siguiente Asamblea Legislativa con 56.

Buscan excluirlos

Por si fuera poco, ayer mismo se conoció que el 19 de marzo la Asamblea presentó ante la Sala de lo Constitucional de la CSJ, un "recurso de recusación" para que los magistrados de la Sala, Edward Sidney Blanco Reyes, Florentín Meléndez, José Belarmino Jaime y Rodolfo Ernesto González Bonilla, sean separados del trámite del proceso que se sigue sobre la creación de la Corte Centroamericana de Justicia o Corte de Managua y su controversial facultad de dirimir sobre conflictos que puedan surgir entre los poderes y órganos fundamentales de los Estados.

Discusiones

Durante la plenaria, el diputado pecenista Francisco Merino destacó que en los últimos meses la Asamblea ha recibido varias notificaciones de fallos de la Sala de lo Constitucional de la CSJ, las cuales, según él, van más allá de lo que es el control de la constitucionalidad sobre decretos, leyes y reglamentos.

También se refirió al reciente fallo que invalida la elección de tres magistrados de la Corte de Cuentas y dijo que lo actuado por la Sala no está claramente definido en la Constitución.

Retomando la reforma del artículo 126 de la Constitución explicó que introduce un nuevo elemento y es que la Sala de lo Constitucional les está diciendo: acabamos de recibir la demanda de inconstitucionalidad sobre un decreto de aprobación de una reforma constitucional, o sea van cada vez, como escalando su ámbito de jurisdicción, llegando hasta cierto punto, desde nuestra apreciación, a invadir ya, puramente la esfera de competencia del Órgano Legislativo".

Ante la intromisión de la Sala en reformas constitucionales que, según él, solo compete a la Asamblea, Merino dijo a sus colegas que "tendríamos que irnos a la casa y leer las noticias o verlas en televisión, para que los señores de la Sala de lo Constitucional vayan dando a conocer qué leyes se van a aplicar, qué nombramientos de funcionarios de segundo grado se van a poder hacer o, más aún, qué reformas a la Constitución se hagan", criticó.

El legislador del PCN finalizó su intervención afirmando que "aquí está la gran oportunidad o de ser cómplices de todo este desbaratamiento constitucional o de actuar conforme al espíritu de la Constitución".

Luego tomó la palabra el diputado Roberto d'Aubuisson, y se refirió a que el espíritu de los constituyentes del 83, fue que una reforma constitucional fuera exclusiva responsabilidad de la Asamblea Legislativa.

d'Aubuisson se sumó a Reyes y Merino y aclaró que sumaban los votos de ARENA para que la junta directiva de la Asamblea Legislativa responsa a la Sala que no le corresponde a la Corte Suprema de Justicia ni a la Sala de lo Constitucional estar juzgando si una reforma a la Constitución, es constitucional o no.

"Eso sí es extralimitarse en sus funciones y esa es la posición también que, como Alianza Republicana Nacionalista y, además, en mi calidad de hijo de quien fuera presidente de la Asamblea Constituyente, vamos como junta directiva a responder y como bancada a respaldar", afirmó el legislador tricolor.

Al inicio de la plenaria también hubo mucha curiosidad por el ingreso de la diputada disidente de ARENA, Claudia Ramírez, y sobre por cuáles iniciativas votaría, pero ella afirmó que por ahora no lo haría. También se modificó la agenda, y se introdujeron tres dictámenes para autorizar al Ejecutivo a que negocie $95 millones e créditos (ver notas aparte).

En las vísperas, la coalición cívica Aliados por la Democracia advirtió que la Sala de lo Constitucional corre peligro de que los diputados quieran desarticularla con el voto de Ramírez, que ahora le da al bloque FMLN y los partidos afines la mayoría calificada y decisiva de 56 votos.

El FMLN y sus aliados, no obstante, han rechazado que intenten desarticular a la Sala de lo Constitucional con la cual se han enfrentado.