Advierten los Aliados

La reforma electoral es insuficiente

La organización cívica dice que es necesario establecer el voto cruzado para elegir diputados de varios partidos políticos

Los comicios de 2014 y 2015 tendrán nuevos elementos, entre ellos lo concejos plurales, el voto en el exterior y la ley de partidos políticos. foto edh / ARCHIVO

Las reformas electorales aprobadas en los últimos meses por la Asamblea Legislativa dibujan un panorama distinto para las elecciones de 2014 y 2015; no obstante, algunas organizaciones de la sociedad civil aún consideran que los cambios son insuficientes para una reforma política integral que fortalezca la democracia en el país.

La Asamblea Legislativa ha aprobado, desde 2011, enmiendas electorales que incluyen el voto por rostro, los concejos plurales, la ley de partidos políticos y el voto en el exterior.

Los salvadoreños acudieron a las urnas en 2012 bajo el nuevo sistema de votación por rostro, emanado de una sentencia de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dictada en 2011, que obligaba a los diputados a incluir este sistema en la legislación electoral.

En la primera sesión plenaria de 2013, el 10 de enero, los diputados dejaron permanente dicha reforma que había sido aprobada de forma transitoria, pues consideraron que el nuevo sistema tuvo buenos resultados.

No obstante, para las organizaciones aglutinadas en Aliados por la Democracia, este esfuerzo, aunque importante, no es suficiente porque se debe garantizar a los votantes poder escoger a los mejores candidatos aunque sean de distintos partidos, es decir el voto cruzado, y no solo el voto por uno o varios candidatos de un mismo partido.

De hecho, según el expresidente de la CSJ, José Domingo Méndez, Aliados por la Democracia está preparando un recurso de inconstitucionalidad para que el voto cruzado sea una realidad en las elecciones de 2015.

A su juicio, este sistema permitirá que los diputados puedan responder a la población y no a las cúpulas partidarias. "Tenemos que hacer una campaña cívica para que los partidos, al ver que es voto cruzado, escojan lo mejorcito y así vamos purificando la Asamblea Legislativa", dijo el abogado.

Otro aspecto que Aliados por la Democracia considera tímido es la ley de partidos políticos, aprobada el 14 de febrero por la mayoría de las bancadas legislativas. La normativa regula la organización, régimen interno, el financiamiento y las sanciones para los institutos políticos, pero consideran que no se establece con fuerza los controles para fiscalizar los fondos de los partidos.

Para Luis Mario Rodríguez, director del Departamento de Estudios Políticos de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), la ley de partidos políticos, "si bien representa una mejora significativa en materia de regulación de las organizaciones partidarias, contiene serios vacíos en materia del control del financiamiento político, transparencia de la información y democracia interna".

Uno de los señalamientos que ha hecho Aliados por la Democracia es que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) no tiene la suficiente independencia como para fiscalizar los fondos y las actuaciones de los partidos políticos.

El presidente del Movimiento Independiente Pro Reforma Electoral (Mire), Rómulo Rivas Blanco, señaló por su parte que la sociedad civil debe presionar para que haya más reformas que fortalezcan el sistema electoral.

"Es un inicio (las reformas recientes) y además es tibio. En otra palabras, está bien que haya pequeños avances, pero no son los suficientes, y por eso la sociedad civil tiene que luchar para que se hagan las cosas de manera integral", acotó.

Según Rivas Blanco, la importancia de elegir a diputados que no respondan a intereses partidarios radica en que es la misma Asamblea la que debe aprobar las enmiendas electorales que harían más democrático el sistema electoral.

"Todas las reformas que se necesitan no pueden establecerse si no es con la aprobación de los diputados, y mientras los diputados sigan siendo empleados de las cúpulas de los partidos, mientras eso subsista, todas esas reformas no van a ser llevadas adelante", acotó.

A juicio de Rodríguez, la evolución en temas electorales "es innegable", no obstante señaló que las mismas tomaron un impulso desde que la Sala de lo Constitucional de la CSJ dictó la sentencia relacionada con el voto por rostro.

"Con excepción de la ley de partidos políticos, el voto preferente, conocido como voto por persona, los concejos municipales plurales y el voto desde el exterior, fueron objeto de control constitucional", manifestó.

Otras enmiendas

En las elecciones de 2015, los salvadoreños elegirán diputados y alcaldes, pero esta vez la elección municipal tendrá novedades, pues por primera vez habrá concejos plurales.

Aprobada en la sesión plenaria del 7 de marzo, la reforma implica que los concejos podrán ser pluripartidistas, es decir que habrá miembros de todos los partidos políticos asignados de acuerdo con la cantidad de votos que obtengan.

El partido ganador tendrá garantizada la mitad más uno de los miembros del concejo, mientras que el resto de concejales se distribuirán de manera proporcional entre el resto de partidos.

Este punto, de acuerdo con los miembros de Aliados por la Democracia, es positivo porque permitirá que haya mayor fiscalización de las actuaciones del alcalde y los demás miembros del partido que hayan obtenido mayor cantidad de votos.

"El hecho de que en los concejos se incorporarán concejales del partido perdedor que asume el papel de oposición política impactará en la transparencia de la gestión debido a la contraloría que ejercerá el representante del instituto político que no logró la victoria en las elecciones, pero que por la reforma logró un cargo dentro del gobierno local", consideró el representante de Fusades.

Asimismo la Asamblea aprobó el 24 de enero, con el voto de todas las bancadas políticas, el voto desde el exterior, que permitirá que los más de dos millones de salvadoreños que viven fuera del país puedan votar en las presidenciales de 2014.

La legislación aprobada permitirá el voto en la modalidad por correo, aunque para la elección del 2 de febrero de 2014 el Gobierno solamente garantiza el voto en el exterior a los que viven en algunas ciudades de EE.UU. y Canadá.

Eso sí, las organizaciones de salvadoreños en el exterior no se han mostrado del todo conformes con la medida, ya que la misma no abarca las elecciones legislativas y municipales. De acuerdo con los legisladores, esto no es posible porque este tipo de elecciones es por circunscripciones electorales, lo que dificultaría una votación desde el exterior.

A juicio de Rodríguez, la medida es importante, pero requiere una promoción por parte del TSE para que los connacionales en el exterior sepan cómo acceder a dicho beneficio.

"La posibilidad que los compatriotas en el exterior puedan votar en las presidenciales generará un impacto importante, pero debe promoverse el mecanismo a través de campañas de educación cívica por parte del TSE", aseveró Rodríguez.