resumen noticias

Se aviva polémica entre droguerías y la Dirección de Medicamentos

Vicente Coto Ugarte dice que tres droguerías no han empezado a etiquetar con los nuevos precios

nacional@eldiariodehoy.com Lunes, 18 de Marzo de 2013

La Asociación de Distribuidores de Productos Farmacéuticos (Diprofa) se encuentra en conflicto. Ayer el director de Medicamentos acusó a tres droguerías de no haber empezado a colocar etiquetas con los precios máximos, vigentes desde el 4 de abril.

En un nuevo pulso tras la entrada en vigencia de la Ley de Medicamentos y su Reglamento para Determinación de Precio de Venta Máximo al Público, Vicente Coto Ugarte aseguró que si para esa fecha no se han colocado etiquetas con los nuevos precios, más de 2,000 farmacias no podrán venderlos. Según la DNM, esto provocaría un desabastecimiento. Por ello el funcionario dijo estar estudiando "medidas administrativas y judiciales por acaparamiento para iniciar sanciones a partir del 4 de abril".

Al preguntarle a Coto Ugarte cuáles son las droguerías que no han iniciado el etiquetado respondió: "Droguería Santa Lucía, Americana e Imberton". El funcionario aseguró que la semana pasada les habían enviado "una nota" preguntándoles si van a proceder o no a etiquetar los productos.

Un proceso "lento"

Las tres empresas en la mira de la DNM forman parte de Diprofa. El presidente de dicha gremial, Mauricio Santamaría, explicó que desde hace semanas le vienen solicitando una reunión a Coto Ugarte para analizar con sus equipos técnicos lo que implica el proceso de cambio de precios.

Señaló que desde el 3 de enero para acá se han publicado cuatro listados de precios, cada uno con diferencias respecto al anterior.

El penúltimo listado se publicó el 13 de marzo y el último apenas ayer, por lo que el tiempo resulta insuficiente para cambiar etiquetas a todo el producto en existencia. Además, indicó, las droguerías son "el eslabón" entre los laboratorios y las farmacias y "no ponen precios".

En los estantes de las farmacias, explicaron, puede haber un mismo medicamento proveniente de distintas droguerías. Antes de cambiar las etiquetas de estos productos, la farmacia tiene que identificar qué droguería se lo entregó. "No solo es de llevar las etiquetas", indicó otro directivo de Diprofa.

Además para este proceso, las droguerías dependen de que los laboratorios les envíen su nueva lista de precios.

"Nosotros dijimos que el proceso iba a ser tedioso, se necesitan al menos tres meses. Pedimos prórroga y no nos la dieron", añadió Santamaría. Él aseguró que las droguerías aglutinadas en Diprofa sí están colocando las etiquetas con los precios nuevos, pero solo a los productos de aquellos laboratorios que ya les entregaron las nuevas listas de precios.

La gremial sostiene que toda esa logística debería analizarse y discutirse desde un punto de vista técnico. "Exhorto e invito al doctor a que nos pueda escuchar para sentarnos y tener una charla técnica", insistió Santamaría.

Sus argumentos son los mismos de Raúl Rodríguez, director comercial de Droguería Americana. "Estamos enterados de que el doctor Coto, de la DNM, nos ha acusado de no cambiar los precios de los medicamentos como una 'medida de presión'. Esto no puede estar más lejos de la verdad y se lo hemos hecho saber a la DNM en distintas comunicaciones", indicó vía correo electrónico.

Rodríguez aseguró que la mayoría de sus proveedores no ha proporcionado una nueva lista de precios para las droguerías ni el nuevo precio de venta al consumidor. Recordó que en estas listas se debe tomar en cuenta que el precio debe ser igual o menor al Precio de Venta Máximo al Público.

En contraste a lo afirmado por Coto Ugarte, Rodríguez aseguró que Droguería Americana ya ha iniciado la logística de cambio de precios, "pero únicamente (en los productos) de los pocos laboratorios que han dado su lista".

Amenaza de sanciones

"Hay algunas droguerías de Diprofa que están amenazando con un posible desabastecimiento de medicamentos a partir del 3 de abril", acusó la Dirección de Medicamentos.

Ante este argumento, Mauricio Santamaría reiteró que dicha gremial respeta la Ley de Medicamentos y que en ningún momento han amenazado con un posible desabastecimiento.

No obstante, la DNM considera las sanciones que podría imponer a las droguerías que tiene en la mira. Incluso, Coto Ugarte anunció que hoy sostendrán una reunión con el Fiscal General de la República para estudiar de qué delito se podría acusar a las empresas que, según él, están a la espera de que se revierta "un proceso irreversible".

Yanci Urbina, presidenta de la Defensoría del Consumidor e integrante de la directiva de la DNM, anunció que desde el 3 de abril se inspeccionarán farmacias, dispensarios y cualquier otro tipo de distribuidor de medicamentos al público. Los inspectores verificarán tanto la disponibilidad de fármacos como los precios de estos. "Cualquier procedimiento sancionatorio que se derive del plan de inspecciones corresponde a la Dirección Nacional de Medicamentos", aclaró Urbina.

Sí retirarán producto

La DNM ha reiterado que el hecho de fijar precios máximos no tiene por qué motivar la salida de laboratorios o de productos del mercado salvadoreño. No obstante, Coto Ugarte dijo estar a la espera de que tres laboratorios le envíen la lista de medicamentos que van a retirar.

"De esos laboratorios estamos hablando únicamente del 20 % de los productos. Al final es posible que tengamos unos 10 o 15 productos de los 1,400 que no van a estar disponibles por esos laboratorios", indicó el funcionario.

Añadió que si algún producto llega a faltar en el mercado local se coordinarán con la OMS para traerlo "a más tardar en una semana".