ARENA no optará por más deuda, el FMLN, sí

Norman Quijano y Antonio Saca se decantan por mejorar recaudación fiscal y atraer inversión

Para mantener y extender los programas sociales, de ganar las próximas elecciones, únicamente el candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, asegura que recurrirá a nuevos préstamos, mientras que Norman Quijano, de ARENA, y Elías Antonio Saca dicen que antes de endeudar más al país apostarán por el crecimiento de la economía.

La posición de Sánchez Cerén es muy criticada por analistas económicos y políticos.

Es inconcebible recurrir a mayor deuda para mantener los programas sociales, dice el analista Manuel Enrique Hinds, mientras que Claudio De Rosa sostiene que la situación del país "ha pasado de crisis a caos fiscal", por lo que debe recortarse el despilfarro y luego ver cuáles son sostenibles con recursos propios, es decir con la recaudación de impuestos (ver nota aparte).

Todos los aspirantes han coincidido en que mantendrán los programas sociales y extenderán el alcance de algunos como la pensión a adultos mayores, el paquete escolar, el Vaso de Leche y Ciudad Mujer, entre otros.

Al preguntarle a Sánchez Cerén de dónde tomaría los recursos que invertiría en mantener y extender los programas para paliar la pobreza, contestó que para ello "necesitamos crecer económicamente y también la posibilidad de usar ciertos créditos".

El candidato izquierdista aclaró que esos préstamos internacionales serán invertidos únicamente en la parte social, pero que la principal apuesta de su plan de gobierno será generar crecimiento económico, a través de garantizar un país productivo. En esto último coincidió con sus contrincantes, Elías Antonio Saca y Norman Quijano.

"Creemos que la posibilidad de desarrollar un país productivo es apostando por el mercado interno, a desarrollar el agro, a desarrollar la industria, a atraer inversión pública, nacional y extranjera, y también a desarrollar el turismo", añadió el aspirante a la presidencia por parte del FMLN.

Eso puede generar una dinámica de crecimiento y darle sostenibilidad a todos los programas sociales que son fundamentales para ayudar a todos aquellos sectores que han sido excluidos tradicionalmente por los gobiernos anteriores, aseguró.

El contraste

Quijano coincide con Saca en que se debe hacer el esfuerzo por mejorar el crecimiento económico del país, si se quiere darle sostenibilidad y extender algunos de los apoyos que el Gobierno entrega a la población, sin endeudar más al país. "La recuperación de la economía tiene que ser fundamental, para generar los recursos para poderle dar sostenibilidad a todo el aparato del Estado", sintetizó al referirse a la mejoría que imprimirá a algunos programas sociales como el Vaso de Leche.

Quijano se quejó de que el actual Gobierno es el que más recursos ha tenido, y que ahora "no tenemos ni para pagar subsidios, ni de gas ni de transporte, todo es endeudamiento, pues no tuvieron ni siquiera la visión de dejar previsto el financiamiento para el evento electoral", apuntó.

Asegura que el Gobierno que más se había endeudado era el del señor Saca, pero que en el mes de diciembre el Gobierno del FMLN pasó ese límite, y añadió que "de aquí al terminar esta gestión no me extrañaría que por lo menos estén demandando unos mil millones (de dólares) más".

Saca por su parte, se inclina por devolver la confianza a los inversionistas extranjeros y locales, para crear nuevas fuentes de trabajo.

"Creemos que en base a la confianza y la credibilidad el país va a crecer, y al crecer el país hay más ingresos y eso permite que sostengamos no solo los programas sociales", dijo el expresidente.

"Por lo tanto, para que haya oportunidad de crecer en la parte social tiene que crecer la economía y para que crezca la economía tiene que haber un gobierno sólido, confiable, que genere expectativas positivas en los inversionistas nacionales, que para mí son los primeros en que debemos preocuparnos... y por supuesto las nuevas inversiones que puedan venir", añadió.

Saca también afirma que la continuidad de las ayudas sociales, únicamente se financiarán con recursos propios, provenientes de una mayor recaudación de tributos, sin aumentarlos.

En este punto concuerda con el analista Manuel Enrique Hinds, quien insiste en que para que la economía crezca es condición indispensable traer inversión extranjera, pero no aumentar los impuestos que ya se cobran.

"Por supuesto que hay que traer más inversión (extranjera), pero si (el Gobierno) le clava cada vez más impuestos, no va a venir tampoco, pero ello depende de la generación de confianza entre los inversionistas extranjeros y locales para que inviertan", aclaró Hinds.

En un país en crisis lo que debe hacerse es refocalizar algunos subsidios, para que lleguen realmente a las familias que en verdad lo necesitan, así como recortar gastos superfluos, es la recomendación que hacen algunos economistas (nota aparte).