Movimiento civil lo apoyará antes de la elección, dice Funes

Anunció que Movimiento Ciudadano por el Cambio también exigirá a próximo gobierno no deshagan sus logros. Llamó a votar contra ARENA

Funes y ciudadanos pactaron en San Miguel impulsar Territorios de Progreso en el que esperan invertirán 148.8 millones en varias regiones del oriente del país. foto edh / lucinda quintanilla

Mauricio Funes ya tiene trazado qué va hacer de aquí hasta que se celebren las elecciones presidenciales y luego de ellas: hará que su Movimiento Ciudadano por el Cambio apoye su gestión y dé batalla al próximo gobierno para que no eche abajo los "cambios" que dice haber impulsado.

En un evento en el que se anunció la creación de Territorios de Progreso para cuatro zonas del oriente del país, Funes dijo que no se quedará "de brazos cruzados en lo que falta para las elecciones presidenciales" y que si bien no apoyará a ningún candidato, tiene dispuesto ese movimiento para que lo apoye a él y presione a su sucesor para que no deshaga sus obras.

"Pero sí, este presidente ha organizado un movimiento social, un movimiento ciudadano en todo el país, que hemos decidido llamarle Movimiento de Ciudadanos por el Cambio, para seguir apoyando los cambios que hemos llevado a cabo", afirmó.

Y también para "plantarnos ante el próximo presidente y exigirle que siga cumpliéndole al pueblo y que siga profundizando los cambios que hemos impulsado".

El movimiento Ciudadano por el Cambio salió a la luz en mayo de 2010 en Apaneca, presidido por Funes y acompañado de cercanos como el ministro de Hacienda, Carlos Cáceres, el ya fallecido Héctor Silva y Miguel Menéndez.

La iniciativa constituía, según la describió Funes, "una presión para marcarle el rumbo al gobierno, y para vencer los obstáculos que van a aparecer en este proceso de cambio que estamos viviendo".

Sin embargo, a este movimiento no se le ha escuchado ni visto acción en más de dos años de haber nacido sino hasta ayer que publicó un comunicado en el que celebra los cuatro años de haber ganado las presidenciales y elogian a Funes por la "relación estrecha" que ha forjado con el pueblo y resaltan los cambios y su política económica y social, por defender los derechos y trabajar por los pobres.

En junio de 2010, surgió Amigos por el Cambio, cuyos integrantes dijeron que eran una escisión de Ciudadanos por el Cambio, y que se dedicaría a exigirle al presidente que cumpliera la "transformación democrática" que ofreció en campaña.

José Ángel Reyes, representante de ese agrupación dijo en aquel momento que ellos se diferenciaban de Ciudadanos por el Cambio en que éstos apoyan a "fuerzas políticas". Reclamaron a Funes tomarlos en cuenta porque con ellos se completaría "los que formaron Amigos de Mauricio" que lo llevó al poder.

Proselitismo

Pero ayer Funes solo se acordó de su movimiento en medio de un discurso en el que no solo volvió a defender su gestión y a criticar la herencia de los gobiernos areneros; también pidió el apoyo electoral a quien siga su camino.

"Pongan ojo y oído a lo que dicen y hacen los candidatos... vean quienes apoyan estos programas sociales y quienes quieren quitarnos el financiamiento de estos programas no votando por el presupuesto que pedimos para estos programas", dijo en alusión a ARENA que niega sus votos.

Funes insistió en apoyar a quien siga entregando pensión a los ancianos, ayuda económica a madres solteras, el proyecto Ciudad Mujer etc.