resumen noticias

De represalia calificó Aeas quitar líneas de Ruta 46

Los 29 microbuses sancionados son de Aeas, cuyo dirigente es Genaro Ramírez

Regina Miranda nacional@eldiariodehoy.com Miércoles, 13 de Marzo de 2013

Para la Asociación de Empresarios de Autobuses Salvadoreño (Aeas) la cancelación definitiva de 29 líneas de microbuses de la Ruta 46 por parte del gobierno es "represalia", pero para el Viceministerio de Transporte (VMT) es porque no brindaron servicio el 13 de diciembre de 2012.

El titular del VMT, Nelson García, informó ayer de la cancelación definitiva de esos permisos de líneas los cuales son de la cooperativa Acasios de R.L en donde es accionista Genaro Ramírez, presidente de Aeas.

La inspectora general del VMT, Carmen Galdámez, explicó que la resolución fue emitida por el viceministro como instancia superior de esa dependencia de gobierno, basado en que fue una falta grave que esos microbuses no brindaron servicio el 13 de diciembre, sin citar el artículo de la ley de Tránsito en el que se respaldaba.

Sin embargo, el VMT a través de su equipo de Comunicaciones explicó que la cancelación de los permisos la realizan amparados en el artículo 64 del Reglamento de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP) que se refiere a la extinción de contratos.

El paso siguiente del VMT será cargar esta resolución en el sistema informático con el objetivo de girar instrucciones a la división de Tránsito de la Policía Nacional Civil (PNC) para que proceda a retirar placas , permisos de líneas y tarjeta de circulación de esas unidades.

El dirigente de Aeas, Genaro Ramírez expresó, en horas de la mañana, que aún no le había notificado la resolución y que de ser afirmativa, interpelará a un recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

"No le compete a él (Nelson García). No es razón suficiente (paro del 13 de diciembre) por lo que estén queriendo suspender los permisos de línea", declaró Ramírez.

La cooperativa Acasios de R.L. tiene una flota de 56 microbuses, entre ellos los 29 a los que les quitarían el permiso de línea y hace su recorrido de la zona de San Ramón en Mejicanos al centro de San Salvador.

Ramírez reiteró de represalias las acciones del VMT , en respuesta a que las demandas legales que ha puesto por la falta de pago del subsidio al pasaje del año pasado.

También ha puesto otra demanda contra la empresa Sipago (formada por otros buseros) por supuesta estafa.

Ramírez insiste en que no hay fundamentos claros para la suspensión definitiva de los permisos.

"Aquí no se esta respetando la ley y la interpretan como ellos quieren", dijo.

Añadió que no es un buen argumentó el que usa el VMT ya que el paro del 13 de diciembre fue decisión de los mismos motoristas de no trabajar ese día y, añadió, que ellos tiene pruebas de que sí circularon las unidades. "La Constitución de la República mándata que es un derecho de los empleados manifestarse", alegó el dirigente.

Otras gremiales que apoyaron el paro de buses del 13 de diciembre fueron Fecoatrans de Catalino Miranda y ATP de Roberto Soriano .

El día de la protesta por el atraso del pago del subsidio, el VMT informó que fueron 64 rutas (el 5.08% del total) que paralizaron el servicio.

La inspectora Galdámez no precisó si al resto de rutas que se sumaron a la medida se les notificará sobre la suspensión de permisos al igual que en este caso.

Ayer, el viceministro de transporte, Nelson García declaró en televisión, que no otorgarán más permisos para esta rutas y que la tendencia sería a "readecuar" algunos recorridos, ya que existe saturación del transporte colectivo en el área Metropolitana de San Salvador.

"Hay que ser traslado de tal manera que el actual parque vehicular pueda distribuirse y que esto nos genere menos congestionamiento", dijo García.

Bajo estas medidas tomadas por el viceministerio, Ramírez trajo el recordatorio que todavía se les adeuda la cancelación de cinco meses de subsidio de 2012, el cual equivaldría a 30 millones de dólares y no se les ha notificado cuándo les cancelarán.