Yoani Sánchez pide a medios "no desviar mirada de Cuba"

La bloguera cubana participó en la reunión semestral de la SIP en México sobre libre expresión

La cubana Yoani Sánchez conversa con Claudio Paolillo durante su participación en la reunión de la SIP. Sánchez afirmó que el proceso de cambios favorables a la democracia en Cuba es "irreversible". Foto EDH /Cortesía SIP

La disidente cubana Yoani Sánchez afirmó ayer en México que en su país "nada está cambiando por voluntad del gobierno cubano" aunque "algo está cambiando" en el interior de los cubanos.

En una conferencia sobre la libertad de expresión en Cuba ofrecida en la reunión semestral de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), que se celebra en Puebla, México, la bloguera sostuvo que Cuba vive procesos "irreversibles de cambio" y el "agotamiento de un sistema de represión" impuesto desde hace más de medio siglo.

Sánchez, creadora del blog "Generación Y" y ganadora de premios de periodismo y de derechos humanos en varios países, fue la primera periodista cubana en 50 años en hablar sobre libertad de expresión en una presentación titulada "Cómo abrir desde adentro del cerrojo cubano".

La bloguera disidente, representante de la SIP en la isla, explicó que el ingenio de los cubanos para usar las tecnologías a su alcance y divulgar contenidos distintos a los que impone el Gobierno castrista ha sido la clave en el surgimiento de un ánimo de liberación en su país.

Aunado a eso, Sánchez consideró que la reciente muerte del presidente venezolano, Hugo Chávez, podría catalizar una serie de procesos de apertura en Cuba motivados además por reformas que el gobernante de Cuba, Raúl Castro, echará a andar después de que se defina qué pasará con el subsidio de petróleo que ha venido recibiendo La Habana desde el país suramericano.

"Castro puede estar con estas pequeñas flexibilizaciones, que no son ni lo esperado ni lo deseable, pero que estarán dinamitando el sistema de manera irreversible. La generación en el poder está llegando a la media noche", consideró la bloguera.

Violación a la expresión

Sánchez aprovechó el foro para presentar algunos casos de violaciones a la libertad de expresión en su país, como la que afecta al periodista Calixto Ramón Martínez, quien lleva seis meses detenido en una cárcel y está en huelga de hambre desde el 6 de marzo.

El comunicador se encuentra preso por haber denunciado en 2012 el desvío y mal estado de un lote de medicamentos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) remitió a Cuba, y además por divulgar un problema de cólera en la isla.

Al respecto, la cubana pidió a los periodistas y medios de comunicación no "desviar la mirada de Cuba" pues, pese al clima de esperanza que hoy se aprecia en la isla, "son los ojos del mundo quienes nos protegen".

"Eso es lo que a mí me sucedió", apuntó Sánchez, quien recordó que las tecnologías juegan hoy un papel crucial para el ejercicio y la promoción de la libertad de expresión en Cuba, en especial internet y las redes sociales, incluso, a pesar de que solo el 3% de la población tiene acceso a la red, según sus propias estimaciones.

También refirió que hoy son los teléfonos móviles y los archivos digitales "pasados de mano en mano", los que han comenzado a "estimular un apetito de la población por leer materiales distintos".

Yoani Sánchez, que salió de Cuba legalmente el pasado 17 de febrero luego de la reciente reforma migratoria aprobada en la isla en octubre 2012, dijo sentirse segura de volver a su país a pesar del discurso anticastrista que ha exhibido en las últimas semanas. "No tengo ninguna duda de que regresaré a Cuba; de lo contrario, sería una balsera navegando en sentido contrario", agregó.

El Salvador

Entre tanto, en el capítulo referente a El Salvador, la SIP manifestó "su honda preocupación" por una decisión de la Asamblea Legislativa salvadoreña que, de acuerdo al comunicado de esa instancia, "implica un retroceso para los ciudadanos en su capacidad de acceder a la información producida por el Estado".

La SIP dice en el documento que "es muy preocupante que los parlamentarios salvadoreños hayan resuelto modificar, para mal, una ley que era buena para la libertad de expresión en general", citando a Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP. Aunque al final esas reformas fueron vetadas por el presidente Mauricio Funes.