Al menos 411 pasaportes sin entregar en EE.UU.

Las solicitudes hechas en 2012 no han sido atendidas por incumplir requisitos

Los documentos son elaborados en El Salvador, en una maquila de la Dirección de Migración y Extranjería. foto EDH / CORTESÍA

Sonreír le puede costar una espera de seis meses cuando se trata de la fotografía para tramitar el pasaporte salvadoreño en EE.UU. Ese ha sido el costo que han pagado 411 compatriotas que pagaron 60 dólares y presentaron la documentación necesaria en los 11 consulados móviles que llevó a cabo Cancillería entre junio y septiembre de 2012.

Una de esas compatriotas es Zoila Marlene Cubías. Aprovechando un consulado móvil en Long Island, inició el trámite el 1º de septiembre. Hasta hace dos semanas, nadie se había comunicado con ella para explicarle el retraso. Hace dos semanas, llamó por teléfono al consulado de Nueva York y le dijeron que el documento no le ha sido entregado porque aparece sonriente en la fotografía que acompaña la solicitud.

Al consultar por qué cientos de pasaportes solicitados el año pasado no han sido entregados aún, personal de Cancillería en El Salvador explicó que hay varias "incidencias" que han impedido emitirlos.

La razón más frecuente es que la solicitud es acompañada por una partida de nacimiento deteriorada. El segundo obstáculo más frecuente es el mismo que enfrenta Cubías: la fotografía ha sido rechazada porque está manchada o el solicitante aparece con lentes, de lado o sonríe.

María Mercedes López, directora de Asuntos Consulares de Cancillería, explica que por la cantidad de compatriotas que viven en EE.UU. ha existido siempre "un esfuerzo máximo por acercar los servicios a donde ellos residen o a donde trabajan". Muchas veces esos sitios quedan en ciudades muy lejanas de las representaciones consulares.

En la lógica de acercar los servicios se llevan a cabo los llamados consulados móviles. "Nuestro personal completo, en fines se semana, se traslada en carro, en bus o en tren. Muchas veces, por la condición irregular en que se encuentra, a nuestros compatriotas les es difícil llegar a la representación consular", reconoce. Eso implica una gran inversión porque no solo se moviliza personal, sino los equipos para la toma de entrevistas, la toma de huellas.

López reconoce que muchas instituciones, asociación e iglesias que trabajan por los salvadoreños en el exterior y cooperan con los consulados móviles como voluntarios.

Solo el año pasado, Relaciones Exteriores montó 11 de estas jornadas, no solo donde hay concentración de salvadoreños, sino también donde hay una mayor demanda por los servicios consulares. Por eso puede ser que un solo consulado haga dos o tres de estos eventos. "Con esos 11 consulados móviles llevamos el servicio a 1,872 compatriotas de junio a septiembre de 2012", añade López.

El personal de Relaciones Exteriores viaja, captura la información y la lleva consigo de regreso al consulado. Los pasaportes son procesados en las instalaciones de Migración en El Salvador. Una vez listos, Cancillería los envía a los consulados para que los entreguen a los usuarios.

"A través de los consulados móviles sí toma un margen de tiempo de quince días o tres semanas... Si la persona tiene toda la documentación en regla, si llena todos los requisitos. En un consulado fijo el tiempo de entrega anda en un promedio de 40 minutos a una hora máximo".

De los 1,872 salvadoreños atendidos en los consulados móviles de 2012, hay 411 que no habían recibido su pasaporte hasta el 25 de febrero.

"Si nos pusiéramos en el sentido estricto de la palabra, mucha gente no llenaría los requisitos", advierte López.

No obstante, siempre hay detalles que vuelven lento el proceso. De las solicitudes recibidas en los consulados móviles en 2012, alrededor de 300 presentaban fotocopias de partida de nacimiento, por lo que Cancillería tramitó las originales en El Salvador.

Los casos pendientes surgen y tardan en resolverse, porque las deficiencias o incidencias, como las llama Cancillería, se detectan hasta que las solicitudes llegan a la maquila en El Salvador.

De las 411 solicitudes pendientes, a muchos les falta partida de nacimiento. Otros tienen más de dos pasaportes perdidos, por lo que se investigan. "Eso ya toma un poco más de tiempo", explica López, "pues es necesario saber si se extraviaron normalmente".

Otra razón es la falta de marginaciones en la partida de nacimiento. López explica: "Hay gente que se casa en Estados Unidos y nunca inscribe su matrimonio en el país. Se casaron allá y aquí son solteros". Además, puede ocurrir que el solicitante tenga restricción migratoria.

Los casos más difíciles de agilizar se dan cuando los registros de una alcaldía fueron destruidos durante la guerra y se acude al trámite de partidas subsidiarias. Este debe ser gestionado por el interesado y es largo porque pasa por la Corte Suprema de Justicia. Por las mismas razones, desde 2009, hay un acumulado de 870 pasaportes pendientes de entregar.

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.