Bomberos necesitan $18 millones para atender emergencias

Solicitarán a la Asamblea Legislativa reformar la Ley de bomberos de El Salvador para conseguir el 4 por ciento de la póliza de incendios en inmuebles

Bomberos necesita $18 millones para emergencias

El Cuerpo de Bomberos de El Salvador solicitará a la Asamblea Legislativa reformar la Ley de Bomberos para conseguir el 4 por ciento de la póliza de incendios en inmuebles.

Ver en Media Center >

Cada 10 mil habitantes de El Salvador tiene a la disposición un bombero, cuando la regla fundamental de la institución es que sea un bombero por cada dos mil habitantes.

Pero la emergencia por la que atraviesan las finanzas de esta institución no ha encontrado suficiente apoyo para solventarla.

El presupuesto fijo del cuerpo de socorro ronda, en promedio anual, los tres millones de dólares; dinero que va directo al pago de salarios del personal.

Debido a ello el mantenimiento del equipo, infraestructura, herramientas o incluso extender su cobertura queda estancado.

El director General del Cuerpo de Bomberos, mayor Ábner Hurtado, encuentra como una de las posibles soluciones y la más próxima una reforma a la Ley del Cuerpo de Bomberos de El Salvador, la cual está vigente a partir de 1995.

El director propone una reforma al artículo 11 inciso dos, para incrementar del 2 % al 4 % las pólizas de inmuebles por incendio.

Con la tasa actual del 2 %, Bomberos recibe anualmente, en promedio, 560 mil dólares. Ese dinero llega al fondo de actividades especiales, el cual es usado por la institución para la compra de equipo y saldar otras necesidades inmediatas.

Hurtado opina que si el incremento ocurre, "ayudará para la contratación de más gente, formar la academia de bomberos, comprar unidades y de ser posible desarrollar un plan de bomberos en otros lugares".

Pero esta propuesta aún no llega al seno de la Asamblea Legislativa; y llevarla a la plenaria le correspondería a la comisión de Legislación y puntos constitucionales.

Hurtado comentó que ya realizó diversas entrevistas con las diferentes fracciones legislativas, las cuales hasta el momento, le han mostraron su apoyo.

Bomberos también recibe fondos a través de los servicios que presta, tales como capacitaciones, inspecciones y asesoramiento, tanto en empresas privadas como en instituciones públicas.

Con la venta de estos servicios en 2012 obtuvieron un ingreso de 900 mil dólares.

Y este año los ingresos llegarán a un millón 27 mil dólares; la recaudación más alta que han tenido.

El alza se debe a que incrementaron las supervisiones de bares y discotecas autorizadas por las alcaldías del gran San Salvador.

"Se necesita fiscalizar más, tenemos que intensificar las inspecciones en aquellos inmuebles que no cumplen con certificación de seguridad", expresó Hurtado.

A pesar de recibir los ingresos antes descritos, al compararlos con los gastos y necesidades que hay en la institución, estos se quedan cortos.

Por ejemplo, cubrir el incendio del jueves pasado, en la calle Concepción, en San Salvador, implicó solicitar a la Administración de Acueductos y Alcantarillados (Anda) la asistencia de dos cisternas de agua, ya que el equipo utilizado por ellos no tiene la capacidad adecuada.

La institución cuenta con 375 bomberos y atiende, en promedio, entre tres y cuatro emergencia diarias.

Bomberos trabaja las 24 horas, y aunque el personal este listo para atender la emergencia, a veces las limitantes son los recursos que posee.

De los 11 camiones cisterna que tiene la institución cuatro están arruinados.

Recientemente se quemó uno de sus vehículos en La Paz, cuando atendían una emergencia. Ese camión cisterna no podrá ser reemplazarlo, debido a su alto costo, comentó el director.

"La compañía de seguros nos va responder por pérdida total del vehículo y ese dinero va ser reorientado para la operatividad de la institución. No se puede comprar una motobomba porque es cara y usada la ley no nos permite comprarla", dijo Hurtado.

De la flota total de camiones cisterna, ocho tienen capacidad para transportar ocho mil 350 galones de agua. De esos, cinco funcionan y tres están en el taller.

En la sede central del Barrio Santa Anita, en la capital, hay otros tres camiones cisternas de menor capacidad, pero solo uno funciona.

La flota que usa Bomberos fue adquirida en 2000. Hurtado añade a ello que cuando se realizó esa compra no fue bajo las normas que exige la institución. Además, la vida útil de este tipo de vehículos es de 10 años.

"Esas unidades a los cinco años que tenían empezaron a recalentar y tener problemas, tuvimos que cambiar los motores. Ya pasaron cinco años de eso. Ahora ya no son los motores sino las cajas de velocidades", explicó el director general de Bomberos.

Actualmente en el taller de reparación hay tres camiones de extinción de incendios, cuatro motobombas, un camión de rescate y dos cabezales de cisternas.

"Cada año se tiene que estar reorientando cierta cantidad dinero hacia la institución para saldar las necesidades", explicó Hurtado.

Este año no es la excepción. La semana pasada el Ministerio de Gobernación, del cual depende Bomberos, le asignó 265 mil dólares para la reparación de vehículos y la compra de artículos como llantas, baterías para las unidades y el pago de los seguros de los mismos.

A nivel nacional hay 18 estaciones de Bomberos, distribuidas en las cabecera departamentales; más una subestación en Metapán y un puesto en la Palma, Chalatenango.

En la estación procuran que haya un camión de extinción de incendios o una motobomba. Lo ideal seria que en cada lugar hubiese vehículos livianos para trasladarse y equipo de protección personal.

Para que bomberos pueda tener "un servicio idóneo" actualmente necesita por lo menos 17 motobombas, dos camiones de rescate, un camión para el traslado adecuado de materiales peligrosos, un camión escalera y cuatro camiones cisternas con capacidad de mil galones cada uno, como establecen las normas.

"Y si es posible 10 vehículos doble cabinas para el desplazamiento de personal a eventos de menor envergadura", dijo Hurtado.

Pero adquirir todo este equipo significa una inversión de alrededor de 12 millones de dólares, según estima el funcionario.

Los bomberos también necesitan un equipo especial de protección personal que resista las condiciones en las cuales trabajan.

Equipar al los bomberos para darle seguridad laboral tiene un costo de más de dos millones de dólares.

"Las necesidades que estamos enfrentando ahorita como institución estamos hablando de unos 18 millones de dólares. Por que no hemos sumado el déficit de recurso humano y otras necesidades", manifestó el director general.

Pero mientras las mejoras no llegan, los bomberos seguirán apagando las llamas gracias a las donaciones y los pocos ingresos que llegan a la institución.