FMLN cambia discurso en reforma LAIP, Gana critica

El partido oficial pasó de avalarlas a rechazarlas

Rodríguez ha defendido la LAIP como un logro en transparencia pero no ha dicho nada sobre los cambios que la debilitan.

De la férrea defensa de las reformas que neutralizan la Ley de Acceso a la Información Pública, aprobadas en la madrugada del viernes pasado, el FMLN pasó a pedir el veto a las mismas, luego de que distintos sectores rechazaran estos cambios promovidos por el partido gobernante junto a Gana y PCN.

Con 46 votos de esas tres bancadas se aprobaron las reformas que le quitan poder al Instituto de Acceso a la Información Pública, el organismo encargado de obligar a revelar documentos públicas e imponer sanciones a quienes no lo hagan.

En el debate, el FMLN a través de sus diputados justificó la decisión tomada en un madrugón. Norma Guevara, jefa de la bancada, dijo que tomaban la medida porque había ciudadanos que se les ocurre "pedir cualquier cosa" o que "no tienen sentido" relacionada con la gestión pública.

El vicepresidente y candidato del FMLN, Salvador Sánchez Cerén, dijo en un primer momento que dejaba en manos del presidente Mauricio Funes el destino de las reformas aprobadas por iniciativa de su partido.

Tres días después y ante la avalancha de críticas desde distintas organizaciones y la Iglesia Católica, Sánchez Cerén pedía deshacer la reforma y se atrevió a pedir el veto.

"Frente a las reacciones sobre las reformas a la LAIP, veo bien que el Presidente vete dichas reformas", escribió en Twitter a las 9:10 de la pasada noche del 11 de febrero.

"Estoy por el derecho del pueblo a estar informado plenamente", escribió además.

La directiva y dirigente efemelenista Lorena Peña, expresó su pleno apoyo a la propuesta de Sánchez Cerén, pese a que votó por la medida como el resto de sus colegas.

Orestes Ortez, también diputado y dirigente rojo, si bien mantuvo su defensa a las reformas y afirmó que las revisarían junto con el presidente Mauricio Funes, tildó a los salvadoreños como inmaduros para aceptar este tipo de reformas en este momento.

Mientras tanto el presidente Mauricio Funes se desmarcó de las reformas aprobadas, al decir que las explicaciones las debían dar los legisladores que las aprobaron.

El mandatario responsabilizó al FMLN de promover las reformas, a Gana y PCN de respaldarlas, y negó estar detrás de ellas. "La iniciativa (de modificar la LAIP) fue promovida por el FMLN y acompañada por el resto de fracciones. El Ejecutivo no ha tenido nada que ver, el Ejecutivo cumple le ley tal como lo aprueban los diputados", dijo.

Esto pese a que la diputada farabundista Jackeline Rivera dijo que la iniciativa fue ideada con el Ejecutivo.

Hasta ayer, los diputados no le habían enviado el decreto aprobado al Presidente, pues no tenía las firmas requeridas.

Funes ha dicho que él las analizará jurídicamente antes de tomar una decisión y que para ello no se dejará presionar por nadie, luego de que tal medida fuera rechazada.

Gana por su parte criticó la nueva postura del FMLN. Su diputado y dirigente, Guillermo Gallegos les pidió seriedad y responsabilidad al ver el cambio de discurso. "Quizá al FMLN le ha pesado mucho la opinión de algunos sectores o no hay uniformidad en el planteamiento de los diputados entre ellos", tuiteó.

Hasta antes de ayer, el partido oficial defendía las reformas como las "más atinadas".

Ciro Alexis Zepeda, diputado suplente del PCN, quien justificó su voto a las reformas en que se cometían abusos, dijo ayer que fueron "sorprendidos" en su fe y ahora reconocen que fue un "gravísimo error" y que no se volverán a prestar a "situaciones de doble moral del FMLN".

Utilizamos cookies propias y de terceros para optimizar el rendimiento, mejorar la experiencia de navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que acepta el uso de cookies. Más información.